Buenos días y bienvenid@ una vez más a El Constructor de Mundos. Hoy traigo una nueva reseña de una antología, y en este caso tiene una clara influencia de la mitología. Se trata de la reseña de Monstruosas, de Tinta Púrpura ediciones. Como suele ocurrir en los libros re relatos, es difícil hacer la reseña, pero trataré de analizar un poco cada relato por separado, y luego escribiré una opinión general.

      El punto de partida ya me ganó. Querían homenajear a todas aquellas mujeres de la mitología que no se regían por los cánones tradicionales de belleza y feminidad. Hay todo un abanico de mujeres mitológicas que se salen de esos arquetipos, y por norma general suelen ser malvadas, la encarnación de lo oscuro. Y en esta antología pretenden darles el hueco que merecen.

      Para explicarlo mejor, traigo parte del prólogo: ¿Qué ocurre si buceamos en esos arquetipos femeninos, los despojamos de sus obvias metáforas patriarcales y vamos a la esencia de los símbolos? Vida y muerte, sexualidad y destrucción, civilización y barbarie, placer y violencia. Constantes humanas que, paradójicamente, encarnan de manera cruda y directa los seres de ficción más deshumanizados. Como puedes ver, con este punto de partida, la antología promete, y mucho.

Breve análisis de cada relato:

      Lamia, de Cristina Jurado: Si eres visitante asiduo a este blog sabrás de mi profunda admiración por esta autora. Ya he tenido el honor de entrevistarla, y de reseñar sus obras Clorofilia y Bionautas. En este primer relato conocemos a una Lamia. No es la lamía vasca, sino la grecorromana, un ser aterrador que ataca a los más pequeños de la casa. Pero logra dar un giro muy interesante al personaje, y hace que entendamos sus actos. Como siempre ocurre con Cristina, es tan importante lo que se cuenta como el cómo se cuenta. Ella se apoya en lo formal para que le acompañemos en la transformación de joven a lamía. Esos cambios de persona y narrador en las distintas fases del relato, esas descripciones tan poéticamente terribles. Es Cristina en estado puro. Ya solo por este relato merece toda la antología. PEro solo es el primero.

      Espuma de color lavanda, de Covadonga González-Pola: Pegamos un salto completo, y vamos a la Copenaghe actual. Allí, una policía tratará de descubrir qué hay detrás del descubrimiento de un cuerpo desmembrado bajo la estatua de La Sirenita. No voy a contar mucho más del caso ni del ser mitológico que aparece en la historia, pero me ha resultado un relato apasionante. Solo decir que logra mantener la tensión y esa sensación de no entender muy bien lo que está ocurriendo durante toda la historia. Adoro cuando las autoras le dan una vuelta de tuerca, y no solo saltan de momento histórico, sino que también de género. Este relato policíaco es el ejemplo perfecto de que se puede encontrar inspiración en la mitología para cualquier género que escribas.

      Alas del viento, de Caryanna Reuven: Arrancamos este relato con dos mujeres, una reina y su joven asistenta. Muestran un gran valor al desembarcar en aquella isla, ya que ni los propios soldados se atreven. Allí lograrán hablar con las cuatro Arpías y contratarlas para que saquen de un problema a uno de los hijos de la reina. Muestra a las seis mujeres poderosas, incluso a la más pequeña por su valor para acompañar a su reina. Me encanta el uso del mito original que hace la autora para explicarnos las técnicas de ataque de las arpías (un tanto “sucias”). También me ha gustado mucho el trato entre ellas y cómo se acicalan antes de salir a la batalla. Caryanna logra darles mucha personalidad y veracidad en muy pocas palabras.

      La vida sabe, de Asun Blanco Cobelo: Tengo que reconocer que este relato de la antología es una de mis debilidades. Adoro la mitología de la cornisa cantábrica, y creo que aquí ha sabido plasmarla muy bien mientras seguimos las vivencias de La Vieja, una ojáncana muy fea para su especie, ya que no cumple con sus cánones. Está acompañada por Ma, una mujer humana también muy diferente a los suyos. Asun logra que entendamos muy bien el contexto, la visión de la ojáncana sobre los humanos (esos bichos molestos, esa plaga que va colonizando sus montes) y las consecuencias de sus actos. No esconde la crueldad de los actos de cada participante, cada uno a su manera. La ojáncana se alimenta de niños, y eso lo muestra al detalles (duros detalles), pero también nos enseña lo peor de la raza humana cuando conocemos la verdadera historia de Ma. Una historia con una gran moraleja, que nos ayuda a entender al otro, y a ver que la belleza depende mucho de con quién te compares.

      Gorgoneion, de Gloria T. Dauden: Un joven entra en el camerino de una adivina. Unos sueños le atormentan, y va en busca de respuestas. Su familia tiene origen griego. Poco a poco iremos entendiendo que esos sueños tienen una relación directa con la adivina Dimitra, y con sus hermanas. Es una muy interesante reflexión sobre qué responsabilidad tenemos nosotros sobre lo que han hecho nuestros padres o antepasados. Y toca uno de los mitos más apasionantes e hipnótico que conozco, las górgonas. Es un relato con un gran ritmo, y con un desenlace sorprendente pero muy bien cimentado.

      La fealdad del río, de Mariela Pappas: Con este relato viajamos a una cultura no tan conocida por nuestro entorno, pero con una mitología apasionante. Nos situamos en Japón. Una joven se dedica a pintar paisajes y animales para combatir el tedio de su vida junto con un hombre al que no ama. Pero nada logra sacarle de esa vida aburrida hasta que un día descubre a la Nure-Onna en el río, un yokai o espíritu japonés con cuerpo de serpiente y una gran cabeza de mujer. Le fascina tanto que no puede dejar de dibujarla día tras días. Esos trazos, esas reflexiones sobre la fealdad y la belleza hacen que nuestra protagonista vaya cambiando tanto en caracter como en el exterior. Me parece una muy acertada reflexión sobre la estética, sobre qué supone ser un mosntruo o alguien feo, y sobre cómo podemos encontrar un revulsivo a nuestra vida en el lugar más insospechado.

Portada de monstruosas, con el dibujo de una impresionante Medusa

Portada de Monstruosas

      Piel y sangre, de Patricia Macías García: En este relato volvemos a traer un mito muy antiguo a nuestra realidad cotidiana (el demonio sumerio Lamashtu traído a nuestra actualidad). Una joven se queda embarazada, y su novio se desentiende de ella. Así, este demonio antiguo entra en acción. Pero las cosas no son como la mitología nos ha enseñado, y muchas veces (como es el caso) porque los propios seres han querido que se piense esa realidad de ellos. Me parece un relato muy original con una Monstruosa desconocida para la mayoría, pero con una gran presencia y muy bien introducida en la historia. Ya tengo otro ser mitológico para investigar para mi blog.

      La piedra del dolor, de Lola Robles: Me ha encantado este relato de la gran Lola Robles. Muestra sus mejores señas de identidad en un relato corto: una historia muy interesante, con mucho ritmo, y con un mensaje feminista muy acertado y potente. Una mujer es tratada con una dolorosa condescendencia por un gurú del tres al cuarto. Esto nos sirve para todo un relato de empoderamiento, con toques de acción un tanto gore, mientras acompañamos a nuestra protagonista con sus acompañantes eb su camino hacia la seguridad personal. Lola utiliza a las Erinias, o las Furias, como desencadenantes de esa revolución interna y esa metamorfosis de mujer sumisa a mujer poderosa. Un relato con un gran mensaje, pero que a su vez está muy bien escrito y es muy divertido.

      La plañidera, de Cristina del Toro: Este relato tiene el aroma de los antiguas historias mitológicas irlandesas. Seguimos la historia a través de distintas generaciones, mientras asistimos al cambio en Irlanda, de su religión tradicional unida a la tierra al cristianismo. Es uno de los apartados que más me apasiona de la mitología, el cómo los dioses y las creencias antiguas se van apartando (con distintos sistemas) para dar paso a nuevas creencias que van colonizando el mundo. Se entiende a la perfección este cambio en el relato, de una manera que ha ocurrido en muchísimos sitios. Yo conozco sobretodo la mitología vasca, y podría relatarse historias parecidas aquí. Me gusta mucho el respeto que se desprende a esas culturas antiguas, milenarias, que conectaban a las personas con su entorno natural. Y me quedo con la reflexión final: ¿Se podrá dejar atrás la historia de la familia y lo ocurrido en tu tierra natal?

      La envainadora de carne, de Amparo Montejano: La antología se cierra con un relato muy duro y original. Viajamos a áfrica, y asistimos a la verdadera masacre que está sufriendo el pueblo etíope por unos soldados italianos, con la idea de anexionar la tierra al imperio que quería imponer Mussolini. Nos muestra lo peor de la raza humana, su falta de compasión y alma hacia el prógimo. Hay escenas verdaderamente duras, que ponen los pelos de punta. Amparo ha sabido construir un relato con mucho ritmo y con unas altas dosis de suspense (e incluso terror). Algo pasará para que la tierra se revele y los invasores sufran las consecuencias. La autora logre que termines la antología con una sensación mezcla entre el disfrute por las historias y el regusto amargo de la dureza de su historia (prueba de que ha construido muy bien su relato). Desconocía el mito de Alraune, pero me ha resultado muy sugerente e interesante. Prometo investigar mucho más sobre estos seres (esa mezcla de violencia y placer me ha sorprendido y fascinado). Este relato es un gran colofón para el libro.

 Opinión general:

      Una vez analizados los relatos uno a uno, me gustaría dar una breve opinión del libro en su totalidad. Siempre suelo comentar, es muy difícil hacer una reseña sobre un libro de relatos. Siempre trato de no destripar nada al lector, y en relatos eso lo complica aún más todo. Esta antología nacía con mi atención ya ganada desde el principio. Por un lado por la temática tan original y potente, y por otro lado por las autoras que lo componen. Y, por supuesto, el resultado no defrauda para nada.

      La mitología es un tema que puede echar para atrás a mucha gente. Suena a historia, a pasado,… Yo no soy imparcial en esto, ya que me apasiona, pero tengo que decir que cada autora ha sabido darle un giro a la temática y hacerla suya. No hay ningún relato que suene forzado, todos están muy bien justificados. Y el uso que hacen de estas mujeres monstruosas da para un tratado sobre personajes femeninos poderosos.

      Las antologías suelen tener dos grandes problemas. Por un lado la sensación de estar leyendo el mismo relato una y otra vez, con pequeñas variaciones, y por otro lado la irregularidad de sus propuestas. En Monstruosas no te encontrarás ni uno ni otro. En este libro podrás encontrar a grandes personajes femeninos, reflexiones muy interesantes sobre la belleza, seres de mitologías no tan extendidas pero que nos abren un universo infinito de nuevos mitos y unas adaptaciones perfectas al tiempo de estas fascinantes monstruas. No he encontrado ni uno solo de esos relatos que baje el nivel o el ritmo de la antología.

      Podrás encontrar Monstruosas de Sumeria, Grecia, Roma, Irlanda, Japón,… Es el vehículo para conocer un poco de esas culturas, y si te gusta investigar un poco más sobre ellas. En cuanto a los géneros, también pasamos de la fantasía, tanto clásica como urbana, pasando por el policíaco,… El contexto no es más que la excusa perfecta para conocer a estas mujeres, muchas veces apartadas y temidas por su físico.

      Y no quiero olvidarme de lo cuidada que es la edición de Tinta Púrpura ediciones. Aquí no solo encontrarás un libro de relatos. Al principio de cada relato encontrarás un código QR que te servirá para disfrutar de dicho relato en formato audio. Y al final del  relato tienes una ilustración de cada una de las Monstruas que protagonizan los relatos. Así, mediante recortables, podrás vestirle de la manera que inspira el relato. Un plus que me ha llevado a mi infancia, cuando mi hermana solía coleccionar los cromos y pasatiempos de moda recortables. Una verdadera delicia que es la guinda para una antología que sí o sí tiene que estar en tu biblioteca.

     Espero haberte convencido y decidas comprar la antología Monstruosas. Si es así, aquí te dejo el enlace directo a la tienda de la editorial, para que puedas comprarla. Muchas gracias por acercarte a este pequeño rincón donde la literatura, el worldbuilding y la mitología se dan la mano para analizar, disfrutar y crear nuevas historias. Espero que volvamos a vernos pronto, aquí, en El Constructor de Mundos.