Título: La constelación de los dragones

Autora: Maribel Abad

Editorial: Onyx editorial

Fecha de publicación: Septiembre del 2019

Número de páginas: 455

Sinopsis:

      ¿Se puede progresar en la vida cuando uno no sabe quién es? En el mundo mágico de Arcálie no, pues magia e identidad van cogidas de la mano, y el que no encuentra su poder está condenado a la exclusión.

      Esto lo descubren Finthan Fideri y sus amigos cuando salen de su bosque por primera vez para entrenar como Ojeadores. Más allá de las murallas de su Títhame natal, se encuentran con la realidad de que la vida en Arcálie es mucho más peligrosa de lo que ellos habían imaginado siempre.

      Que el poder de Finthan sea el de caminar hacia lo perdido hace que este se proponga hallar a Gwendelan, la desaparecida Alta Hechicera. Esta búsqueda les llevará a descubrir que las leyendas pueden convertirse en realidad.

 

CONSTRUCCIÓN DEL MUNDO:

     La constelación de los dragones es una novela de fantasía muy interesante. Uno de sus puntos más fuertes es el mundo que la autora, Maribel Abad, ha creado para esta novela. Por suerte, confesado  por ella misma, no va a ser la única vez que visitaremos Arcálie, ya que sería una pena abandonar esa tierra sin adentrarse más en las múltiples posibilidades que ofrece.

      Nos adentramos en un mundo en el que la magia está a la orden del día. Todos nacen con ella, y la Alta Hechicera, en el momento en el que les bautiza les habla sobre el poder único que tendrán, dado que además de ese poder, tienen el génerico dependiendo de su raza. Y en este mundo mágico tenemos tres razas principales: Los Fáe, los Eskei y los Arcalenos puros.

      Los Fáe son una raza de piel tostada, similar a la corteza de los árboles. Con estos comparten muchas cualidades, e incluso pueden mimetizarse con ellos. Su principal poder genérico es su capacidad para sanar sus propias heridas, lo que les permite sufrir daños en batalla. La mayoría de los principales personajes de esta novela son Fáe.

      Los Eskei son de piel blanquecina. Sus principales atributos son la capacidad de leer la mente y la empatía. Estas características hacen que sean tratados con cierto cuidado, y a veces con desconfianza. Hay un cierto racismo hacia estos, y eso lo viviremos en primera persona con ciertos comentarios y pensamientos de Finthan, aunque de eso hablaré al analizar a los principales personajes.

      Por último nos quedan los Arcalenos puros. Son la raza que menos llegamos a conocer a lo largo de este libro, y espero que los conozcamos más en los siguientes. Tienen la capacidad de transformarse en animales, lo cual hace que cada vez que aparece un animal llegues a dudar si se tratará de un animal real o un Arcaleno transformado.

      Todo esto nos lleva a pensar qué ocurriría si dos razas se mezclaran. Esto, como es lógico, se trata en la novela con una mezcla de curiosidad, rechazo e incluso mitos más o menos falsos. Esto abre la puerta a muchas posibilidades que estoy seguro se irán analizando en futuras entregas.

      Pero el mundo de Arcálie es mucho más que estas tres razas. Uno de los datos más curiosos es lo que respecta a la labor de Ojeadores. Son cuadrillas de cinco que se unen para cazar monstruos, seguir pistas,… Porque en Arcalie hay muchos monstruos. Y la manera de crearse esos monstruos es muy original. Se supone que si un habitante de Arcálie comete algún mal acto, se va transformando en monstruo hasta casi no dejar ni rastro de lo que era en origen. Esta característica nos permite pensar que no existe el mal entre los arcalenos, pero pronto nos daremos cuenta de que eso no es así.

      Los Ojeadores, como he dicho, van de cinco en cinco, ya que se supone que es el numero perfecto para potenciar sus poderes. Pero no se escogen así como así, durante el proceso de entrenamiento los propios poderes y la afinidad los irán reuniendo, sean estos amigos o no.

      La magia tiene una importancia vital en la novela. El que cada personaje tenga su poder propio más uno genérico, el que vayan aprendiendo poco a poco la utilidad de ellos, aporta a la novela un arco de evolución muy interesante. Además, hay que recalcar la interesante mezcla de magia interior y el uso de las piedras para distintos fines: canalizar sus poderes, ayudar a paralizar monstruos, teletransportarse,… Esto hace que la combinación sea infinita, y que podamos visitar lugares como una tienda de gemas, un lugar que quiero conocer sí o sí.

      Antes he hablado de los monstruos, pero quiero detenerme un poco más en ellos. Aunque hablemos de dragones, por ejemplo, hay un catálogo de monstruos muy interesantes y diferentes a los clásicos orcos, trasgos,… Maribel consigue unas mezclas que nos pueden transportar desde la imaginería mitológica más cercana hasta a los yokai y otra serie de monstruos de culturas orientales. Me encantaría seguir descubriendo estos seres, e incluso que pudiera recopilarlos en un bestiario.

      Para finalizar quiero hablar de la ambientación general y de las imágenes que proyecta en nuestra mente sobre este mundo. La presencia de la naturaleza está por todos lados. El ejemplo más claro es el uso de los árboles, tan altos que casi no se ve su final, y en donde se situan las viviendas, negocios e incluso las instituciones más importantes. El uso que hace Maribel de las ramas para crear espacios únicos, escaleras casi ocultas y filtros de luz me parece de lo más poético. Son espacios muy evocadores y dotan a la novela de un universo visual propio muy especial.

     Y aunque estos sean unos pequeños detalles que analizo aquí, el mundo es mucho más amplio y rico (pero como no puedo hablar mucho sin destripar la novela, me quedaré aquí). Hay seres de cristal, conspiraciones, hechizos muy variados y todo ello con un ritmo que no decae en ningún momento. Arcálie es un lugar de visita obligatoria si como yo amas los mundos de fantasía originales y muy completos.

     

.

CONSTRUCCIÓN DE LOS PERSONAJES:

        Aunque La constelación de los dragones es una novela muy coral, el foco se centra principalmente en Finthan y en su evolución y crecimiento. Pero no se puede entender dicha evolución sin hablar de sus amigos y de su hermana, con lo que analizaré los seis personajes principales. Todos ellos son adolescentes que nos recuerdan de una u otra manera a alguien conocido de nuestro entorno. Creo que el trabajo de Maribel como profesora le ha venido muy bien para dar forma a estos personajes tan distintos entre ellos y a su vez tan reales:

  •      Finthan: Como he dicho desde el principio es el gran protagonista de la historia. No nos apartamos de él en ningún momento (y de eso de apartarnos hablaré más adelante, ya que el uso del narrador es muy interesante). Se trata de un adolescente un tanto cascarrabias que se encuentra bastante perdido, ya que tiene un poder que ni entiende ni ve que tenga una gran utilidad. Es por ello que podemos decir que a la vez que va entendiendo ese poder, se va analizando a sí mismo, y va evolucionando como personaje. Está enamorado desde niño de Naiatri, una Eskei con la que comparte el día a día. Esto hace que salgan a relucir las contradicciones de alguien que está formando su escala de valores y se tiene que enfrentar por un lado al querer a alguien de otra raza y a los toque casi racistas que siente a veces como naturales. Es muy interesante ver la evolución que sufre el personaje y cómo va madurando poco a poco.
  •      Naiatri: Ella es la única Eskei del grupo de amigos. Desde el principio siente una atracción innegable por Finthan, aunque ella lo lleva mucho mejor que él. Seguramente es la más madura del grupo y la más equilibrada, aunque eso no quiera decir que no siga siendo una adolescente más. Entre su capacidad de leer las mentes, su empatía y su ansia de conocimiento hace que sea la persona que más analiza la situación en cada momento. Hay un detalle que me enamora de Naia. Al leer las mentes, siente un dolor físico al leer una mentira en la mente de otros. Me parece un gesto poético y una reflexión muy interesante por parte de la autora.
  •      Azasha: Es puro fuego y explosión. ¿Para qué poder solucionar algo dialogando si se pueden poner los puños en marcha? Tiene unas cualidades físicas innatas que se acrecentan con su poder mágico. Para mí es todo un acierto que este personaje sea femenino, ya que por norma general encontramos estas cualidades en personajes masculinos. Y esto hace que nos choque y lo analicemos con detenimiento. Pero pese a ser así de explosiva, es a su vez la más graciosa y sarcástica del grupo. Tiene un detalle curioso muy divertido, y es que aprendió los insultos y tacos de su abuelo, con lo que ese uso del idioma antiguo hace que sea aún más divertido para sus amigos picarle.
  •       Alleas: Es de los personajes más misteriosos y curiosos del grupo. Su poder es el de calmar el dolor de los demás, muy unido al de sanación por ser Fáe. Tiene una personalidad muy diferente al resto. Es más silencioso y con las hormonas mucho menos revueltas que los demás. Incluso tiene unas pinceladas sobre las relaciones personales muy interesante, que espero que se sigan ahondando en el futuro. En algún momento vemos que tiene una química muy especial con Finthan, aunque va mucho más allá de lo sexual y las relaciones, es algo más profundo. Creo que es todo un descubrimiento este personaje, y la autora lo ha moldeado de una manera muy especial.
  •      Glimgar: Es la hermana pequeña de Finthan. Pese a la diferencia de edad, debido a su relación con el grupo de amigos y a sus poderes especiales, deciden que tiene que entrar con el resto para aprender a ser Ojeadora, como sus padres. Ella es muy silenciosa, casi como una sombra detrás del grupo, pero poco a poco va mostrando su personalidad. Debido al poder que tiene (que no desvelaré) incluso podemos llegar a pensar que es capáz de caer en el lado más oscuro. Pero a su vez, tiene una fidelidad hacia sus amigos incuestionable. Es un personaje joven y muy rico, y puede seguir dando mucho juego.
  •      Inami: Es el gran misterio del libro. Ella no recuerda nada de su pasado, hasta pasados los seis años aproximadamente. Se supone que la abandonaron y ha crecido entre Ojeadores. Esto hace que la marginen algunos, pero a su vez despierta la curiosidad de el grupo de amigos. Es la busqueda de la personalidad propia de los adolescentes llevada al extremo, ya que ni ella misma sabe quién es. Esta personalidad, ese casi lienzo en blanco que vamos descubriendo poco a poco, hace que Inami sea un personaje atractivo y con fuerza.
  •      El narrador: Es un personaje más de la novela. Desde el principio nos deja claro que él es parte de la historia, aunque no sepamos quién es, y que no podemos fiarnos siempre de lo que cuenta. Esto dota a la novela de una originalidad muy atractiva. Es muy arriesgado, ya que tener de narrador a un personaje más hace que todo quede condicionado a su visión, pero es justo esto lo que aporta mayor interés al juego que nos porpone Maribel.

      Como es lógico, en una novela de fantasía tan compleja y rica, hay muchos personajes que no he analizado aquí. Algunos son muy interesantes y muy bien construídos (como la reina Zinia, un personaje maquiavélico muy rico y que estaría encantado de analizar si no fuera porque de hacerlo destriparía gran parte de la novela), lo que hace que tengamos una paleta muy interesante de personalidades en continuo enfrentamiento. Esta riqueza hace que en ningún momento nos aburramos ni sintamos que estamos hablando con clones, sino que cada cual tiene una personalidad muy diferenciada y entre en conflicto con el resto de personajes.

OPINIÓN:

      Una vez analizados el Worldbuilding y la construcción de sus personajes, es el momento de empezar con la opinión personal de esta novela de Maribel Abad que me ha gustado mucho. Conocía a la autora hace dos años, en el festival Celsius, y en cuanto supe que iba a publicar su primera novela, sabía que tenía que hacerle un hueco en este blog. Ella además de escritora es correctora, con lo que la calidad del texto la daba por descontada, así que me lancé a leerla para analizar el fondo de la novela. Y no me ha defraudado para nada. Me parece una novela muy bien escrita y con un mundo complejo y de gran calidad.

      Como parte de la iniciativa #UnAñoDeAutoras he tenido la suerte de organizar y disfrutar de la lectura conjunta de este libro, y ha sido toda una experiencia. El poder charlar con la autora, el ir contando nuestras hipótesis,… hace que valore aún más todo el trabajo que se ve que hay detrás de esta novela. Y siendo la primera novela de la autora tengo que decir que me ha sorprendido muy gratamente, ya que no es común lanzarse de primeras a un mundo complejo, rico en matices e incluso jugando con el narrador, un juego en el que me he sentido cómodo desde el principio.

      Una de las cosas de las que más hablamos en la lectura conjunta era de la cantidad de personajes. Lo que para algunos es algo complicado e incluso difícil de llevar, para mí en cambio es todo un acierto. Esas personalidades tan diferenciadas del grupo de amigos me ha permitido reconocer personalidades marcadas en la adolescencia, y disfrutar de esa búsqueda de la personalidad propia de cada uno de ellos.

      Como antes he analizado, el mundo es muy rico. La presencia de la naturaleza en cada momento es muy poética. El mundo de Arcálie no solo se ve, se siente. La autora nos traslada allí con descripciones precisas para que podamos rodearnos de su esencia. Esos juegos que hace con la luz, la manera en la que moldea la naturaleza para dar forma a las casas,… dota del texto de una belleza que me ha encantado.

      También quiero recalcar la calidad y fluidez de los diálogos. Es el punto en el que más suelo fallar como escritor y en el que más me fijo hoy en día a la hora de aprender de las autoras. Las personalidades de cada interlocutor se plasma a la perfección en cada diálogo, dotándolos de personalidad propia. Casi sin que leamos quién está hablando podemos adivinarlo. En una novela con tantos personajes creo que es muy complicado y un punto a favor de Maribel como escritora.

      El ritmo de la novela también es muy alto desde el principio. Ocurren decenas de cosas a lo largo de la historia. Maribel muestra una gran capacidad de crear un continuo cliffhanger al final de cada capítulo. Esto ha hecho que haya sufrido al tener que dejar de leer cada día, para seguir el ritmo de la lectura conjunta. El libro te atrapa y te mantene el misterio desde el principio.

      Como es lógico, con tocas las cosas que ocurren, no todas se cierran por completo en este libro. Aún así, pese a saber que formará parte de una serie, cierra bastante bien las claves principales que se plantea. El equilibrio entre cerrar todo y dejar claves para enganchar al lector a la siguiente novela no es nada fácil, y cada cual tiene sus preferencias en este aspecto. Yo me doy por satisfecho si cierra las preguntas más importantes que me ha habierto durante el libro, pero me deja con ganas de seguir leyendo para ver cómo evoluciona. Y esa es justo la sensación que me ha quedado tras terminar La constelación de los dragones.

      En definitiva, es un libro muy bien escrito, con un mundo original y complejo y con unos personajes muy bien definidos y diferenciados. Si no te asustan las novelas con muchos personajes y quieres adentrarte en un mundo diferente y atractivo, te animo a que leas La constelación de los dragones. Es la primera novela de una autora que por calidad y capacidad de trabajo estoy seguro que nos deparará grandes momentos de lectura en el futuro.

     TE GUSTARÁ LA CONSTELACIÓN DE LOS DRAGONES SI…

  • Quieres leer una muy entretenida novela de fantasía en un mundo muy bien diseñado.
  • Te gustan las historias complejas, con muchos personajes y matices.
  • Eres un lector de los que te gusta que un libro te atrape y no te deje soltarlo hasta pasar la última página.
  • Buscas disfrutar con una primera novela de una autora muy prometedora, tanto por calidad como por imaginación.
  • Si te gusta desfrutar de un mundo original, diferente y rico.
  • Deseas vivir la emoción de las novelas de aventuras con personajes adolescentes pero pensadas para todo tipo de públicos.
  • Disfrutas leyendo a una autora que dota a su texto de unas descripciones y unas imagenes de gran belleza.