Título del libro: El Vuelo de la Serpiente

Autor: Ricardo Alía

Editorial: Maeva

Año de publicación: 2016

Número de Páginas: 368

Sinopsis: Mayo de 2013, el Año de la Serpiente, el signo mas ambicioso de Zodiaco que representa la astucia, el rencor y la venganza. Ha pasado más de  un año desde que el caso del Asesino de Químicas sacudiese a la ciudad de San Sebastián y la primavera trae dificultades para la Ertzaintza, que se enfrenta a las desapariciones de dos  chicas. Para complicar aún mas las cosas, un estudiante de Químicas aparece asesinado sobre una escultura del Museo Chillida-Leku. El estado de ánimo de Max Medina, que conocía a la víctima, empeore cuando un dramático acontecimiento convierte a su compañera Erika López en sospechosa de un crimen.

Construcción de los personajes:

        Antes de comenzar a analizar la novela, conviene recordar que estamos hablando de la segunda parte de una trilogía, denominada La Trilogía del Zodiaco. Aquí puedes leer la reseña del primer libro: El Signo del Dragón.  Te recomiendo que leas la primera reseña antes de comenzar con esta, ya que estaré constantemente hablando de ella, y de la evolución que han sufrido los personajes en este segundo libro.

        Así como en el primer libro el personaje principal indiscutible se trataba de Max Medina, en esta segunda parte toda la trama principal se reparte entre Max y Erika.

  • Max Medina: Inspector de la Ertzaintza. Continuamos viendo al policía duro, pero en esta segunda parte descubrimos su lado mas humano. Conocer a Cristina en el primer libro hizo que esa fachada dura se comenzara a agrietar. Tres factores influirán en este libro para descubrír aún más ese lado humano de Max: Las novedades en cuanto a la relación con Cristina, la preocupación por la situación por la pasa Erika durante toda la trama, y la aparición (muy interesante) de la joven Virginia. Me parece especialmente acertada, dentro de la evolución que sufre Max, la defensa que hace de su propio espacio vital independiente (en forma de su apego al loft). Este detalle lo hace aún mas real, ya que no podría entenderse un cambio radical de una personalidad tan fuerte como la de Max. 
  • Erika López: Agente de la Ertzaintza recién graduada. Su marcada personalidad y su espíritu de luchadora se pondrán a prueba en este libro. Sin destripar ninguna trama, decir que al verse involucrada en el caso, deberá sacar fuerza en los peores momentos, y luchar sin límites para poder descubrir la verdad. La relación con Max se acentúa pese a los condicionantes. En este libro, la vida personal de Erika(tanto familiar como sentimental) tendrá un peso crucial. Descubriremos la verdadera fuerza del personaje que podíamos intuir en El Signo del Dragón.  El peso que gana Erika en esta segunda parte es muy positivo para la trilogía, ya que desarrolla una personalidad que enriquece muchísimo la trama (y que tendrá su continuación en la tercera parte).

        Si en El Signo del Dragón los personajes secundarios servían como apoyo para la historia, en esta segunda parte tienen mayor peso aún. Me gustaría destacar, entre el rico abanico de secundarios, los siguientes por ciertas características de construcción de los personajes que  los hacen interesantes de analizar:

  • Cristina: Ella, y en cierto modo Erika, son las principales causas de la evolución de Max. Pese a su apariencia frágil, demuestra una gran fuerza. Los acontecimientos vividos en el primer libro, unidos a sus antecedentes personales (las secuelas sufridas con su anterior pareja, la difícil relación con su madre) podrían haber derrumbado a Cristina, pero sigue en pie luchando. La relación sentimental con Max las beneficia mucho a los dos, y pese al poco tiempo que trascurre de relación desde el primer libro y los cambios que vemos, sabe entender y respeta la necesidad de independencia de Max.
  • Xabier: La frialdad personificada. El malo de la trilogía encarnado en un anciano que maneja los hilos a su antojo. Pese a poder parecer un malo arquetípico, vamos viendo que tras el monstruo se esconde una persona (la relación de casi adoración con su fallecida esposa lo humaniza mucho, que ya es decir mucho de alguien que juega con los demás a su antojo). Lleva el peso de mantener viva la subtrama que comenzó en el primer libro y da sentido a la trilogía.
  • Eneko: Padre de Erika. Si en el primer libro podía considerarse como un personaje más del libro, en esta segunda parte vemos su verdadera importancia. Su apellido y su negocio está por encima de todo (incluso de su propia hija). Un personaje complejo, rico en matices, que muestra las miserias que se esconden tras una persona supuestamente exitosa.
  • Igor: Brazo ejecutor de Xabier. La maldad en estado puro. Se trata de un personaje completamente traumatizado, con muchas secuelas (tanto físicas como principalmente psicológicas). Varias características hacen que me encante la construcción de este personaje: su pasado, su odio visceral y salvaje por las mujeres, su obsesión por contar los pasos,… Para entender la profundidad del personaje recalcar una escena en la que podemos ver (y entender) sus sentimientos al visitar una Herriko Taberna.
  • Virginia: Joven rebelde, enamorada de los ordenadores y de las obras de Poe. Lo que podría parecer en un principio una presencia testimonial en el libro, va cobrando importancia (y, pese a no querer adelantarme, aún cobrará más en la tercera parte de la trilogía). Se trata de una especie de Lisbeth Salander, pero con una personalidad retadora en el cara a cara. Se le ven claramente dos caras, una fachada dura que trata de ocultar su verdadera personalidad. Una pequeña joya de personaje que merecería su propio libro.
Construcción del mundo:

        Así como en la primera parte prácticamente no salíamos de San Sebastián, en esta segunda parte podríamos decir que abrimos el abanico de lugares donde transcurre la acción. 

        El caso arranca en Chillida-Leku, un espacio muy especial y mágico para los que lo conocemos (que, por cierto, espero que pueda volverse a abrir al público alguna vez). La aparición del cuerpo de Galder tiene una fuerza visual muy importante. Para reforzar esa imagen dejo aquí la escultura en la que aparece el cuerpo, para que puedas apreciar lo evocador de la escena y del lugar.

        Otro espacio que cobra gran importancia en la novela es el mundo del caserío vasco. Desde la aparición del personaje de Igor en la novela, hasta las vivencias de Erika tras verse involucrada en el caso, se entienden mejor si se conoce el contexto de un caserío. Una vivienda alejada de una zona urbana, aislada, con terreno que lo rodea. Varias escenas del libro no podrían darse igual en una zona completamente urbana. El autor juega muy bien con los distintos ambientes que evocan los lugares donde ocurre la acción, y sabe aprovechar esos ambientes para reforzar las escenas.

        Al analizar El Vuelo del Dragón, hablaba de la importancia del trasfondo político e histórico Al igual que en la primera parte, el trasfondo político cobra especial relevancia con el personaje de Igor. No podría entenderse de igual manera un personaje como el de Igor sin su trasfondo personal de violencia surgida del terrorismo y del odio. Ese trasfondo político e histórico también puede apreciarse en el viaje que hace Max a latinoamérica. Ocurre lo mismo en la parte final de la novela (que por supuesto no puedo detallar) cuando se vive el ambiente tras una manifestación de una forma muy real (durante mi infancia y parte de juventud he vivido ese ambiente y Ricardo lo narra con gran realismo).

        Pese a no poder contar mucho sin destripar la historia, la construcción de la mazmorra también está muy lograda, aumentando la sensación de claustrofobia.

Opinión:

        Tras devorar El Signo del Dragón, corrí a tener en mis manos esta segunda parte. Como comentaba en la anterior reseña, soy un amante de las trilogías dado que me gusta mucho observar la evolución en los personajes. Y ese considero que es el punto mas fuerte de El vuelo de la Serpiente, cómo en un breve salto temporal de alrededor de un año entre una historia y la otra, se ha sabido integrar una lógica evolución de las personalidades (principalmente en Max).

        En este punto, creo que es necesario hablar de las distintas tramas que ocurren en la novela:

  • La trama principal: Se trataría del caso del asesinato de Galder y de la muerte o desaparición de varias jóvenes. Considero que la trama está muy bien llevada, manteniendo la intriga hasta el final. Viniendo de la trama de asesinatos de la primera novela (cortando la cabeza, arrancando los ojos,…), en El Vuelo de la Serpiente hablamos de una novela negra mas clásica, pese a colear (y nunca mejor dicho en este caso) el símbolo de la serpiente durante toda la trama.
  • Trama secundaria de la trilogía: Pese a tratarse de un caso independiente, la historia que viene desde El Signo del Dragón sigue adelante en esta segunda parte. Van descubriéndose nuevos datos, y la sola presencia de esta subtrama ayuda a mantener la incertidumbre continua sobre la implicación de Xabier y sus esbirros en la trama principal.
  • Existen otras subtramas en esta novela. El viaje de Max a latinoamérica, la trama de pareja de Max y Cristina, la evolución personal de Asier, etc. que enriquecen la obra. De todas estas subtramas, la que mas coja se me quedaba era la de Sudamérica. No entendía muy bien la razón de incluir todo aquello en la novela. Si te pasa como a mí, te pido un poco de paciencia, te recuerdo que aún queda un tercer libro.

En resumen, se trata de un libro muy recomendable. No se si te ocurre lo mismo a ti, pero a mi los segundos libros de una trilogía me suelen dejar una sensación extraña. A menudo suelen tratarse de libros puente, simples enlaces entre el primero y el tercero. En este caso no me ha ocurrido lo mismo. Es cierto que deja muchos cabos sueltos a la espera del tercer libro, pero el caso sobre el que se cimenta la historia, y principalmente la evolución de Max y Erika, hacen que sea una obra muy interesante.

Antes de terminar una recomendación. Cuando acabes el tercer libro de la trilogía del Zodiaco (si has leído hasta ahora estoy seguro que el tercero lo leerás), haz una re-lectura de los dos primeros, y principalmente del Vuelo de la Serpiente. Es lo que he hecho yo, y te servirá para darte cuenta de los detalles, las pequeñas pistas y las tramas que muy inteligentemente ha ido dejando sueltas el autor a lo largo de este libro, y que tendrán respuesta en el trepidante final de la trilogía.

Te gustará si:
  • Eres amante de la novela negra.
  • Si has leído la primera parte de la trilogía y te ha gustado, es imprescindible que leas las tres.
  • Te gustan las historias con un trasfondo histórico, cultural y politico, implantadas en un lugar y en un momento concreto de su historia.
  • Si disfrutas con la evolución de los personajes. Se trata de una trilogía en la que los personajes que arrancan la historia cambian mucho para cuando acaba. No se mantienen planos e inamovibles en cuanto a personalidad.
  • Te gusta que te mantengan con la incertidumbre hasta el final. Incertidumbre que se mantiene en las subtramas, y que te obligará a leer la tercera parte.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar