Buenos días y bienvenid@ una vez más a El Constructor de Mundos. Hoy traigo una reseña muy especial, ya que se trata de una antología de una editorial que acaba de arrancar y presenta este libro como carta de presentación: Por el Folrkvangr y el Valhalla: Una antología vikinga. Y vaya carta de presentación, ya que como irás viendo a lo largo de la reseña me ha parecido muy interesante.

      Hace unos meses ediciones Freya propuso un gran reto, una antología de relatos relacionados con los vikingos. Yo, apasionado del tema, supe enseguida que tenía que leer este libro. Seguro que estaría lleno de la mitología que tanto me apasiona, así como de relatos con épica adentrándose en la curiosa cultura nórdica. Y no me ha decepcionado. Muy al contrario, me ha encantado tanto por la calidad de sus relatos como por su variedad.

      Pero comencemos con la reseña de Por el Folrkvangr y el Valhalla: Una antología vikinga. No sabía muy bien como afrontarla, así que he decidido hacer un pequeño análisis de cada relato (sin destriparlos) y una opinión general del libro. No es fácil hablar de algunos relatos sin contar nada, así que daré los datos mínimos necesarios para poder aportar mi opinión sobre ellos. Así que, comencemos, ya que hay mucho de lo que hablar:

Breve análisis de cada relato:

      Helreid Alvitar: En este primer relato podemos encontrar un ahistoria de amor muy diferente a la que solemos encontrar normalmente, y más aún en las historias de amor vikingas más tradicionales. Es un gran ejercicio para entender la diversidad en lo que respecta al amor, ya sea por el sexo de las protagonistas como por sus tan diferentes personalidades. Quiero recalcar el muy inteligente uso de la mitología en este caso, ya que está completamente al servicio de la historia. Y no solo eso, sino que utiliza sus herramientas para engrandecerlo aún más. También me ha gustado mucho como nuestra protagonista le cuenta al dios de las historias su vida, con esa herramienta que tanto me gusta de una historia dentro de la otra. considero que es el relato perfecto para comenzar la antología y enganchar al lector.

      La fuerza del hogar: Pegamos un salto, y nos adentramos en un relato sobre el día a día de un pueblo vikingo mientras los hombres se marchar para navegar y cponquistar nuevas tierras. Conocemos esta aparente normalidad a través de sus mujeres, con unas personalidades muy diferentes y muy bien dibujadas pese a lo breve que tiene que ser un relato. Pero algo ocurrirá que romperá esa monotonía y nos mostrará estas mujeres de una manera muy diferente. En este caso quiero resaltar una escena de lucha en el interior, muy bien llevada y detallada, con toda su crudeza. Y para terminar, me enamora un concepto de la historia: El sentimiento de sentir pesar por la vida arrebatada porque ellas son conscientes de lo que cuesta el hacerla brotar. Poco más hay que agregar.

      Dioses de Nueva Asgarth: Con este relato pegamos un nuevo salto. Aquí viajamos al año 2107, donde hace medio siglo que siete dioses nórdicos descendieron a nuestra tierra. Desde ese momento, comenzaron a conquistar y a arrasar cada ciudad del mundo. No había armas que los detuvieran, llevando a la humanidad a la casi extinción. Y en ese momento nos situamos con un grupo de valientes, que algo han tramado para acabar con los dioses. Recibirán un objeto que podría dañarles, pero ¿serán capaces de hacerlo? El autor nos muestra la lucha en toda su crudeza. Una visión muy interesante de los dioses y su relación con la humanidad, en la que puede que no todos los grandes dioses busquen lo mismo.

      Humo: Este es uno de los más desgarradores relatos de la antología Por el Folrkvangr y el Valhalla. Nos situamos junto a una mujer, una escaldo, una especie de poetisa vikinga. Vuelve a casa después de un largo viaje, y sueño con el momento en el que se encontrará con su familia. Tiene marido y dos hijos. Nos encontramos en una situación que suele ser más común leer sobre la vuelta de los hombres vikingos tras un largo viaje de batallas. Pero pronto es consciente de que nada es igual a lo que esperaba, y algo terrible ha ocurrido en la aldea. Desde ese mismo momento la angustia te atrapa y no te suelta hasta la frase final. Este relato te remueve por dentro, ya sea por la manera de narrarlo, o por la escena en sí, pero logra traspasar ese desazón y esa desesperación al lector.

      La valkiria de hielo: La antología cambia de nuevo. En este muy interesante (tanto en forma como en fondo) relato, conocemos a una mujer que tiene que ayudar a su hermana a prepararse para una boda. Entendemos de este modo el funcionamiento social de estos personajes y la importancia de la familia y los lazos que se crean con el matrimonio. Pero no es una historia más. Nos adentramos de pronto en un escenario lleno de traiciones y muerte. Y todo ello con toques de mitología. Un relato muy diferente al resto, con ese punto de intriga casi palaciega y búsqueda del traidor.

      Hilda en la nieve: Volvemos a un relato donde la mitología está muy presente en cada momento, pero con una visión muy humorística. Tendemos a ver los dioses o los seres mitológicos (en este caso, a las valkirias) como seres perfectos e infalibles. Pero encontramos algo muy diferente. Conocemos un poco de su proceso de aprendizaje y nos presenta a una valkiria muy especial. Es un relato muy divertido, con escenas muy cómicas. Sabe jugar muy bien con el funcionamiento de los mitos, para reirse de ellos pero con el aroma inconfundible de los vikingos.

     Fenrir: Un escenario, unas cadenas y un joven de 17 años frente al conde de Bergen. Aterrizamos junto a ese joven en dicho escenario, y viajamos con el protagonista a su pasado para entender cómo ha llegado allí. Creo que es un método muy apropiado para un relato, para enganchar al lector y que te acompañe hasta el final. Nos sumergimos en un poblado vikingo, con sus valores, su vida, y sus tabúes. Sus aficiones y sus deseos. Así conocemos a un vikingo muy lejos de lo que estamos acostumbrados, y el choque que ello produce en su entorno. Es un gran canto a la diversidad y a la lucha por nuestros sueños.

      Oen: Si el anterior relato de Por el Fólkvangr y el Valhalla era más optimista, en este nos adentramos en los límites del terror. Cuatro figuras se encuentran en una isla en aparencia inhabitada, en medio de una gran tormenta. Buscan como sobrevivir allí, o cómo volver con el resto de su grupo. Pero encuentran una cabaña en medio de esta tempestad, y está habitada por una muy extraña mujer. Es una perfecta vuelta de tuerca a las bases de esta antología, en un relato donde reina el terror y el ambiente claustrofóbico. Tiene un final muy original, dotando al relato de una estructura muy curiosa que no puedo desvelar aquí. Atrévete a descubrirla.

      Valkiria: En este relato volvemos al campo de batalla, un hábitat muy natural para los vikingos. Lo hacemos a través de una poderosa guerrera, ya que está narrado en primera persona. Podemos observar como, pese a ser brava y gran luchadora, siente que hay un nivel diferente entre ella y los guerreros masculinos. De esta historia me fascina la narración muy cruda de la lucha, con detalles duros y reales de una guerra tan salvaje. Pero a su vez es el canto al poder de las mujeres, y a la situación que viven a la sombra de los hombres que puede (si las diosas ayudan y lo permiten) cambiar para su bien.

Portada de la antología Vikinga Por el Fólkvangr y el Valhalla

Portada de Por el Fólkvangr y el Valhalla

      El ritual: En el relato de Mar Hernández (autora a la que entrevisté con anterioridad en mi blog) conocemos a una vikinga se encuentra en una disyuntiva vital: casarse como le pide su familia y el entorno, o convertirse en una guerrera. Ella tiene muy claro que no quiere vivir a la sombra de un hombre. Pero para convertirse en guerrera debe pasar un ritual de iniciación, al cual se presentan todo hombres menos ella. En dicho ritual deberá enfrentarse a sus peores miedos, y si eso no fuera suficiente, se encuentra en el mismo ritual con el hombre con el que deberá casarse si fracasa en la prueba. Es una narración llena de acción, con unos muy logrados giros de los personajes y su situación y un ritmo que no te deja descansar hasta el final.

      Drápa en vivo: ¿Cómo se pueden mezclar la cultura vikinga y un escenario distópico? ¿Imposible? Pues el autor lo logra con un planteamiento muy original. La supervivencia y los viajes en el tiempo están muy presentes en el relato, pero prima lo personal por encima de todo. Es una herramienta para conocer la cultura vikinga donde llega nuestro protagonista, y nos permite reflexionar sobre quién es el verdadero bárbaro de la historia. Es una historia que se sale por completo de la linea del resto, y considero que es todo un acierto introducirla, para enriquecer el conjunto. Además, tiene un final muy interesante, y te deja con las ganas de saber la respuesta a la pregunta que se hace el protagonista.

      Todos los vikingos van al Valhalla: La antología se cierra con un relato con el que me ha ocurrido algo muy curioso. Todo nace de una pregunta que yo me hice también hace tiempo, cuando leí sobre la mitología nórdica o vikinga. Me quedaba muy claro lo que es el Valhalla, y que en él los más grandes guerreros luchaban a diario para prepararse para el Ragnarök. Pero yo me preguntaba: ¿Todos los días el mismo plan? Pues esa idea germen parece que la ha tenido Nairam para su relato, ya que da la respuesta perfecta. Acompañamos en el Valhalla a un guerrero muy especial, ya que a escondidas lo que quiere es dedicarse a hacer cestos de mimbre. Este punto de partida que puede parecer un tanto loco y original, Nairam lo maneja de maravilla. En este relato visitaremos distintos lugares, conoceremos distintas religiones, que nos harán reflexionar sobre el más allá y sobre lo que nos espera tras la muerte. Es un gran trabajo que mezcla el humor en todo momento, y hacen de Todos los vikingos van al Valhalla un gran punto final de la antología Por el Fólkvangr y el Valhalla.

 Opinión general:

      Una vez analizados los relatos uno a uno, me gustaría dar una breve opinión del libro en su totalidad. Cuando me enfrento a una antología de relatos, siempre tengo el miedo a lo que me pueda encontrar. No por el género en sí, ya que soy un gran amante de los relatos, si no porque al juntar a tantos autores diferentes, no sé cómo funcionará el libro en su totalidad. Pero hay que decir que Por el Fólkvangr y el Valhalla funciona de maravilla como antología. Como siempre, hay relatos que te pueden gustar más que otros, pero el conjunto es muy destacable.  Cada relato tiene una personalidad propia dentro del libro. Funcionan muy bien por separado. Pero todos tienen este concepto en común. Es un nexo que enriquece al conjunto. Es un ejercicio muy interesante para ver qué relatos tan diferentes pueden salir proponiendo una temática común.

      La temática puede resultar muy curiosa a un lector que no esté versado en leer libros sobre culturas antiguas y su mitología. Hoy en día con series como Vikings o mediante las películas de Marvel que nos muestran (a su manera) la mitología nórdica, puede que esté más difundida que hace unos años, que era cuando yo me interesé por ella, pero aún así sigue siendo una gran desconocida. Tambien hay que destacar los libros de Neimhaim de Aranzazu Serrano, autora que tengo la suerte de poder entrevistar este mes para el blog, que son grandes éxitos de ventas. Pero considero que Por el Fólkvangr y el Valhalla es un gran libro para iniciarse en la cultura vikinga en sus distintas vertientes.

      En este libro podrás encontrar a grandes personajes, mujeres poderosas que desafían el orden establecido, dioses del engaño a los que los humanos querrán engañar, jovenes muchachos que no quieren ser como el resto de los vikingos, mitología muy bien adapatada a cada relato, y un sin fin de detalles que te harán disfrutar. Todos los relatos tienen mucho ritmo, resultan muy entretenidos en su lectura, y corres el riesgo de no parar de leer el libro hasta llegar al final. No sé cuantos relatos se presentarían a la antología, pero es muy destacable la calidad de cada uno de ellos.

      Las historias saltan de géneros y hasta de épocas, haciendo la lectura mucho más amena. Estoy seguro de que, te guste el género literario que te guste, encontrarás un relato perfecto para ti en esta antología. Salta de la romántica al terror o al humor, y luego a otros con toques costumbristas, épicos y hasta distópicos. Todo un catálogo variado bajo un mismo libro.

      Y quiero terminar hablando de la editorial Freya. Animarse a crear una editorial hoy en día tiene mucho mérito. Pero si encima vemos el cuidado con el que se ha publicado Por el Fólkvangr y el Valhalla, se vé que es un proyecto en el que se han puesto mucha ilusión y ganas. Partiendo de la ilustración de la portada, un gran trabajo de Esther Glez (Orikye), y pasando por la maquetación de Lucía Gutiérrez, cuidando cada detalle como las letras casi rúnicas de los títulos, muestran que ser una editorial recien nacida no tiene que ver con la calidad del producto final.

      En definitiva, si quieres disfrutar de grandes relatos, si quieres saber lo que es el Valhalla, y si quieres ver que una cultura antigua y tan lejana para nosotros como la vikinga puede inspirar infinidad de grandes historias, este es tu libro.

     Espero haberte convencido y decidas comprar esta gran antología de relatos vikingos Por el Fólkvangr y el Valhalla. Si es así, aquí te dejo el enlace directo a la tienda de la editorial, para que puedas comprarla. Muchas gracias por acercarte a este pequeño rincón donde la literatura, el worldbuilding y la mitología se dan la mano para analizar, disfrutar y crear nuevas historias. Espero que volvamos a vernos pronto, aquí, en El Constructor de Mundos.