Título: Dagas de venganza

Autora: Eva Tejedor

Editorial: Autopublicado

Fecha de publicación: 2018

Número de páginas: 137

Sinopsis:

      Mientras Nueva Orleans sucumbe a la gran fiesta, Astrid Samaras aparece en la ciudad siguiendo la pista del asesino de su familia, y no quiere que nada la detenga. Sin embargo, su plan se verá interrumpido por La Orden por lo que se verá obligada a posponer su sed de venganza.

      Pronto conocerá a Alec Patterson, un joven e inexperto policía que está investigando una extrañas desapariciones, y será en un callejón donde Astrid y Alec tendrán que unirse a marchas forzadas para desentrañar el último plan de la milenaria organización contra la Comunidad Mágica.

      Dagas de venganza es la quinta entrega que continua la saga La comunidad Mágica Vs. La orden.

CONSTRUCCIÓN DEL MUNDO:

     Como puedes ver en la sinopsis del libro, este es el quinto libro de la saga de La comunidad Mágica Vs. La orden. Oí hablar de la saga, y me comentaron que pese a que todos tienen relación entre ellos, se pueden leer por separado, así que decidí empezar por Dagas de venganza porque la sinopsis me gustó mucho, y porque me dijeron que por la temática y los personajes me gustaría. Y sin duda, me ha gustado mucho.

      Arranca la novela en Nueva Orleans, en plena celebración del Mardi Gras. Es el lugar perfecto para que conozcamos a los dos protagonistas de la historia: Astrid y Alec. Ella está haciendo algo en un callejón (que no desvelaré para no destripar nada del libro) y el joven policía Alec aparece sorprendiéndola. Es una escena llena de acción que ya pone de manifiesto que no sobrará ni una palabra en Dagas de Venganza.

      A partir de ese momento, entraremos de lleno en una Nueva Orleans llena de magia. Creo que es todo un acierto situar la novela allí (aunque no sea la única ciudad de Estados unidos que aparecerá), ya que es imposible pensar en esta ciudad de Luisiana sin pensar en mágia, en su relación con las distintas culturas que la forman y la relación que tienen ellas con mundos más allá del nuestro. Y de eso va precisamente, entre otras muchas cosas, el mundo de Dagas de Venganza, de la magia.

      Tras este arranque, Alec irá descubriendo (y nosostros con él) que la magia existe y que el mundo está lleno de seres mágicos y mitológicos. Como bien me explicó Eva en la entrevista que tuve la suerte de hacerle, la clave para que una novela de fantasía urbana funcione es que tú mismo te creas que lo que estás contando es verdad. Y puedo dar fé de que Eva lo cumple en Dagas de Venganza, ya que ese entrelazamiento en entre el mundo que conocemos y el mundo mágico es constante y no crirría en ningún momento.

      Me encanta como mezcla seres de distintas mitologías o de distintas culturas, sin que quede ni forzado ni falso. Los seres son una parte de un todo que reune leyendas, historias del pasado y venganzas. Eva logra que seres de la mitología griega se entremezclen con otros de la mitología celta e incluso con leyendas que todos conocemos, y sintamos que encajan a la perfección, como si nunca hubieran sido de culturas diferentes, sino partes de un mismo todo. Pone la mitología y la magia al servicio de la historia, y lo hace a la perfección.

      Como en toda buena historia, si conocemos un lado oculto del mundo (la magia), encontraremos a otro lado que conoce el secreto y trata de erradicarlo. Ese es el papel de La Orden. Funciona como un gran poder en la sombra, ocultos pero con un solo fin: acabar con cualquier ser mágico de la tierra. Como contrapunto de la comunidad mágica funciona muy bien, ya que no se me ocurre mejor manera de luchas contra aquellos que ocultan su verdadera esencia, que luchando entre las mismas sombras. La Orden es una especia de gran organización mundial, como los grandes conspiradores de la historia. Es una masa informe de “soldados” de entre los cuales destaca Dolph Bauman. No aparece mucho en la historia, pero a través de los recuerdos de Astrid lo conoceremos un poco más, y sabremos los sentimientos de esta misteriosa mujer hacia él.

      Como he dicho, aparecen muchos seres mágicos, y en los pequeños detalles es donde se nota un buen trabajo. Sus estructuras internas, sus distintos poderes y propiedades, su relación con el mundo “normal”, sus habilidades para esconderse entre la multitud,… todos esos detalles muestran que Eva ha sabido estructurar y cimentar muy bien una historia que de no hacerlo se le verían las costuras por todos lados, dada la complejidad de encajar todas estas piezas de un modo correcto.

      Pero Dagas de Venganza es más de una historia. En una estructura muy interesante que nos presenta Eva, y que analizaré más en profundidad en el apartado, no se limita a mostrarnos el camino de Astrid y Alec, sino que incluye dos relatos más que nos muestran la amplitud del universo de esta fantasía urbana. Todas las historias son independientes, todas tienen su interés, y te dejan con la sensación que en algún momento todas ellas irán confluyendo e interactuando.

      Resumiendo, el mundo que muestra Eva en Dagas de Venganza es una pequeña parte de un mundo inmenso que va desgranando a lo largo de sus diferentes libros. Es un mundo apasionante, que te engancha y que tiene abierto un abanico infinito de posibles historias, tantas como ella nos quiera brindar, para que disfrutemos.

Portada de Dagas de venganza, de Eva Tejedor

.

CONSTRUCCIÓN DE LOS PERSONAJES:

        En Dagas de Venganza hay dos protagonistas absolutos, Astrid y Alec. Pero como he dicho antes, hay otros personajes tanto en la historia principal como en los relatos que acompañan al libro. Todos ellos forman un todo muy bien compensado, donde los seres mágicos encajan muy bien en nuestro mundo real. Podría analizar todos, pero he decidido centrarme en ellos dos mas al gran enemigo de ellos:

  • Astrid: Arrancamos la novela con su presencia en un callejón. Nada más leer las primeras frases somos conscientes de lo poderosa y peligrosa que puede llegar a ser. Sin destripar nada de la trama, quiero decir que ella es uno de los seres mitológicos que más me ha fascinado desde pequeño. En esa situación entra en contacto con Alec, un joven y novato policía al que trata de advertir de donde se está metiendo. Me encanta la relación que tienen estos dos personajes, y la evolución que sufren a lo largo de la historia. Al principio lo mira casi con desprecio, pero poco a poco empieza a ver cosas en él que le interesan. Hay que entender que la relación entre ambos no es de igual a igual. Ella es un ser que lleva viva muchísimos años. Cuando vamos pasando las páginas, ella nos hace de guía para conocer el mundo mágico que se esconde en el nuestro sin que seamos conscientes. Y a su vez nos hace partícipe de su terrible pasado, lo que hace que sintamos gran empatía hacia ella y entendamos sus momentos de rabia e incluso frustración. Detalles como su obsesión por los refrescos hacen que la veamos creíble. No es una especie de ser perfecto e inmaculado, como suelen presentarse los seres mitológicos y los dioses en algunas novelas.
  • Alec: Alec es el contrapunto perfecto para Astrid. Como he dicho antes es un policía novato que está descubriendo cómo funciona el sistema. Y en ese funcionamiento del todo tiene que hacer frente a muchos frentes a la vez. Por un lado descubrirá que al conocer a Astrid el mundo no es como se pensaba. Y a su vez, tiene que enfrentarse a la realidad tan mundana de que la policía tampoco es ese servicio a los ciudadanos al que se apuntó. Es un personaje con unos principios muy férreos y claros. Me hace mucha gracia las comparaciones que le hace Astrid con ciertos grandes mitos de la antigüedad (o puede que no sean tan mitos como pensabamos). Se gana el respeto de su compañera de aventura, aunque le cuesta. Suele tenderse a criticar la presencia de este tipo de personajes para presentarnos un mundo nuevo (alguien inocente, que descubre todo a la vez que el lector), pero si está justificado, yo lo defiendo. Es una herramienta muy válida para este tipo de historias, y Eva lo maneja muy bien.
  • Dolph Bauman: La autora nos lo presenta casi como el mal personificado. Sabemos muy poco de él, solo su relación tan traumática con el pasado de Astrid. Al conocer la historia por boca de nuestra protagonista, es muy fácil sentir rabia y odio por un ser como ese. Y Eva deja todo lo que le rodea en unas sombras, en una indefinición muy interesante, ya que en ningún momento llegamos a saber cuales son sus planes, o incluso quién está de verdad al mando de todo. Es una pienza más en un puzle muy complejo y variado, donde entendemos muy bien qué quiere hacer (aunque no lo compartamos), pero no tan bien el por qué. Me encantaría conocer una historia desde su punto de vista (aquí dejo la idea para la autora, si se pasa por aquí).

      Como he dicho antes, estos tres personajes son los principales de la historia principal. Podría analizar también los relatos adjuntos y hablar sobre sus personajes, pero creo que para ello es mejor esperar a leer y analizar los libros que están (o van a estar) centrados en ellos. Pero si me gustaría destacar la compleja y muy rica relación que tienen los tres hermanos lobos. Creo que Eva logra una complejidad de relaciones y de reacciones en un relato corto que muestra que ha diseñado muy bien a los tres. Esos amores, odios, traiciones, preocupaciones,… creo que son admirables y estoy deseando hincar el diente a esa futura historia para poder analizar todos los detalles que encierran.

OPINIÓN:

      Una vez analizados el Worldbuilding y la construcción de sus personajes, es el momento de empezar con la crítica de esta fantástica novela de fantasía urbana de Eva Tejedor. Me gustaría destacar que es de los libros que antes he devorado, y antes he corrido a leer otros libros del mismo mundo. Es fascinante.

      Tengo que reconocer que sabiendo la temática, ya tenía una idea preconcebida muy favorable. Pero eso es un arma de doble filo, ya que por mi pasión por la mitología soy muy crítico con los libros que la tratan (y doy fé de que hay alguinos que maltratan la mitología de mala manera). Pero no es el caso de esta novela de Eva. Sabe manejar muy bien las herramientas que nos aporta la mitología, y derriba los muros que no necesita para hacer de ella algo transversal y global. Imaginar un mundo lleno de estos seres es maravilloso, pero lo es aún más teniendo en cuenta que Eva los introduce en nuestra actualidad, no en un mundo de fantasía o en un pasado lejano.

      Otro salto de fé que di fue el arrancar una saga por el quinto libro. Cuando te dicen que puedes leerlos desordenados siempre tienes el miedo de perderte cosas que entenderías mejor si los leyeras en orden (y puede que se pierdan unos pequeños detalles pero nada imprescindible). Pero a su vez creo que es un libro genial para engancharte a todo un universo que Eva ha creado con maestría, ya que presenta personajes exclusivos de esta historia, otros que vienen de pasadas y que quieres conocer mejor, e introduce algunos que conoceremos mejor en las siguientes. Así que es imposible leer este libro y quedarte solo con esta parte de su mundo. Quieres conocerlo todo.

      Es una novela escrita con un lenguaje muy directo, centrado mucho en la acción, aunque no desprecie en absoluto los detalles. Logra introducirte por completo en su worldbuilding, y no he encontrado ningún detalle que chirríe y te saque de una historia que si piensas fríamente podría parecer tan inverosimil (o no).

      Se apoya en dos personajes que encajan muy bien. Por un lado tenemos a una mujer muy poderosa, endurecida por el tiempo y las desgracias, pero que no desprecia a su compañero ( o no siempre) pese a que podamos entender que son dos mundos completamente distintos. Ella es la fuerte, la decidida, pero a su vez, con el paso del tiempo, vamos viendo que se va apoyando más en su compañero.

      Alec por su lado es la herramienta perfecta para que dejemos que la magia de Dagas de venganza nos inunde. Nos vemos muy representados en él, y tienes las reacciones que se esperarían de nosotros en su lugar. Pero a su vez muestra unos principios de la legalidad y el deber muy férreos. Pese a estar en un shock casi continuo, no  desfallece y muestra una fortaleza tanto física como mental que no parecería cuando lo vemos entrar en escena.

      Y por otro lado tenemos al malo, a la personificación de La orden en el libro. Pero la relación entre Dolph y Astrid va mucho más allá de un mundo contra el otro, es algo mucho más personal. Él quiere acabar con ella como sea, mientras que ella quiere venganza. Y en ese plano más cercano nos movemos, mientras vislumbramos que sobre él hay mucho más que no llegamos a adivinar. Es un gran malvado de libro, pero intuímos que no es más que alfíl en una gran partida de ajedrez. Manda a sus peones a acabar con Astrid, pero a su vez alguien por encima está maquinando un plan mucho mayor. Y este doble plano entre lo personal y lo global enriquece mucho la acción.

      Como ya he dicho la estructura de libro y dos relatos es arriesgada, pero en este caso creo que funciona muy bien. Es cierto que te quedas con las ganas de saber más de la historia (en qué saga no ocurre eso), pero a cambipo Eva nos ofrece dos grandes pinceladas de otros entornos en los que están ocurriendo más cosas, dándonos una visión mucho más global de su mundo y de su worldbuilding. Y es el aperitivo perfecto para seguir enganchados a la saga.

      En definitiva, Dagas de venganza es una lectura muy recomendable. Si eres más metódic@ que yo siempre puedes empezar por el primer libro de la saga, pero puedo asegurarte que si empiezas por este tampoco te defraudará en absoluto. Yo ya voy por el tercer libro, y me encanta el mundo de Eva. Estoy deseando que escriba todos los que tenga por delante, que espero que sean muchos, para hacerme un mapa completo de ese universo y disfrutar su complejidad en toda su extensión.

TE GUSTARÁ DAGAS DE VENGANZA SI…

  • Quieres leer una gran novela de fantasía urbana plagada de seres que inundan distintas culturas del mundo, y que Eva las encaja de maravilla.
  • Te gustan las sagas que se leen casi de golpe, y que hacen que corras a comprar el siguiente libro.
  • Eres un lector de los que te gusta imaginar que nuestro mundo oculta  muchos misterios, y que hay mucha magia que podríamos ver si miraramos en el lugar y en la manera correcta.
  • Buscas disfrutar con una autora que ha sabido crear un gran mundo y unos grandes personajes,  y va tejiendo una gran tela de araña que logra atraparte sin remedio.
  • Quieres leer un libro que, pese a ser el quinto de una gran saga, se entiende a la perfección por separado.
  • Deseas conocer cómo se diseña una buena fantasía urbana, donde no sobra nada y mediante pinceladas hace que quieras conocer más a los personajes (protagonistas de otros libros de la saga).
  • Disfrutas leyendo una novela de fantasía urbana rápida de leer y adictiva.
  • En definitiva: si te gustan la fantasía y la mitología (que si estás en El Constructor de Mundos seguramente te gustará), no puedes perderte esta saga de Eva Tejedor. Una lectura fresca y amena perfecta ahora que llega el verano.