Reseña: Nivel 10

/, Reseñas/Reseña: Nivel 10

Reseña: Nivel 10

Título: Nivel 10

Autora: Fani Álvarez

Editorial: LES editorial

Fecha de publicación: Abril del 2018

Número de páginas: 455

Sinopsis:

       La carcel está en su cabeza.

      En Beltarith, capital de Saphen, las cárceles hace tiempo que han sido sustituidas por un dispositivo neuronal llamado C-BeCon, un cultivo sintético que aplica descargas de dolor para prevenir las consductas criminales. A los portadores del temido C-BeCon se les marca con un lunar en el párpado inferior izquierdo, el cual, además de usarse como célula de registro criminal, sirve para estigmatizar y discriminar a los cebeconeados. A Úrsula Erikson, una creciente estrella del teatro nacional, este correctivo criminal le parecería bien, de no ser porque se consideran conductas criminales casi todas las que se salgan de la norma establecida, como la homosexualidad o los trastornos psicológicos. En esa sociedad, donde a Úrsula no le queda más remedio que ser discreta y no poner en compromiso su mayor secreto, comprenderá que la única persona en quien podrá confiar es también la menos esperada.

CONSTRUCCIÓN DE LOS PERSONAJES:

        Durante esta gran distopía titulada Nivel 10, seguimos la vida de Úrsula Erikson. Es un gran personaje que lleva el peso de la novela pero no está sola en ella. No es fácil analizar estos personajes sin destripar nada de la novela, pero voy a tratar de hacerlo.

  • Úrsula Erikson: Es un maravilloso personaje que sufre una gran evolución durante la novela. Nos encontramos al arrancar la novela con una mujer arrancando una carrera muy prometedora en el mundo del teatro. Es una mujer introvertida, se cierra a que los que le rodean le conozcan. Pero hay una razón muy importante para hacerlo. De descubrirse su verdadera cara, tendría serios problemas. Fani Álvarez acierta de pleno al presentar a la protagonista de esta manera. Vivimos con ella un arranque esperanzador, con un brillante futuro por delante, pero algo ocurrirá que torcerá su vida para siempre. A partir de este momento conocemos sus pensamientos, sus miedos y sufrimientos. Al poder ver ambas caras de la misma persona nos permite conocerla mucho mejor. Es un gran personaje, muy bien construído. Te la crees desde la primera frase.
  • Dafne: Es difícil hablar de este personaje sin caer en el spoiler, pero tengo que decir que me encanta esta mujer. Me parece todo un descubrimiento de personaje, y me gusta mucho su evolución personal. La que parece un personaje secundario se va volviendo más y más importante en la historia. Sin caer en detalles tengo que decir que es una mujer que se encuentra con que sus creencias y vida se tambalean cuando conoce a Úrsula.
  • Alioth: Otro de los personajes del que no puedo hablar mucho pero quiero resaltar. Es un secundario de los que marcan la construcción de ún personaje, y más en casos de óperas primas. Sin entrar en detalles, diré que Fani podría haber echado mano de una serie ce clichés muy comunes en este tipo de personaje, pero sale de esos formalismos y crea un personaje con varias capas. Entendemos a la persona, entendemos sus motivaciones y sentimos empatía hacia él. Aunque sea un personaje que aparece intermitentemente, muestra que el mundo de Nivel 10 está muy bien construído.
Portada de Nivel 10

CONSTRUCCIÓN DEL MUNDO:

      Nivel 10 transcurre en una ciudad creada por la autora, Beltarith. Durante toda la novela podemos conocer distintos lugares de la ciudad: desde los modernos teatros, apartamentos lujosos, hasta los bajos fondos de los barrios más deprimidos y marginados. En esta entrevista que realicé a la autora podrás saber más sobre su worldbuilding. Pero el mundo creado por Fani es mucho más complejo que una ciudad.

     Lo primero que llama la atención de la novela es el concepto del C-BeCon, pieza central de la trama. No soy ningún experto en la materia, con lo que no puedo hablar sobre si científicamente es viable, pero Fani hace que el C-BeCon sea terriblemente creíble. En un mundo como el nuestro en el que los avances tecnológicos los vemos siempre de manera positiva, este sistema de control nos enfrenta a nuestra filosofía.

      Tras esto quiero destacar el amplio repertorio de lugares de Beltarith que conocemos, pero sin llegar a empalagarnos con los detalles. Partiendo de un teatro (del que hablaré más adelante) conocemos los departamentos del estado, barrios de cierto nivel, playas, parques, bares,… hasta zonas más degradadas. Y todo ello con las pinceladas necesarias para que conozcamos el lugar, pero sin llegar a romper el gran ritmo narrativo que tiene toda la novela.

      Otro de los aspectos que quiero destacar de la novela es la presencia del arte. Se nota del gusto de la autora, pero esto va más allá. Logra que podamos visibilizar el arte como Fani lo imagina en el futuro. Partimos del teatro. Allí, al ser el medio de Úrsula, logramos conocer un poco más sobre su funcionamiento. Es un teatro donde se mide las reacciones del público en directo, para saber del éxito de la obra. Pero me llama la atención el sistema que usan para poder vestir, de manera virtual, a los actores. Una posibilidad nada descabellada que nos hace soñar en las posibilidades que se abrirían para los escenógrafos,…

      Pero no solo se centra en el teatro. Mediante una visita a un museo podemos viajar en el tiempo e imaginar el arte del futuro. Si hace tiempo que los museos se han abierto a formatos más allá de la pintura y la escultura, leyendo Nivel 10 los que somos amantes del arte podemos dejar volar la imaginación y visualizar los futuros museos llenos de artes inexistentes en la actualidad. Esta es una muestra más del cariño que demuestra Fani Álvarez al worldbuilding.

      Para finalizar me gustaría recalcar el cuidado que muestra a la hora de describir los distintos sentimientos que le producen las viviendas que aparecen en la novela. En su momento publiqué un artículos sobre el espíritu que desprenden las viviendas, y en Nivel 10 se cumple a rajatabla. Conocemos dos casas de Úrsula y una de Dafne, y las tres son muy diferentes. Y Fani logra transmitirnos esas diferencias, principalmente porque conocemos las casas a través de los ojos de Úrsula y a través de los sentimientos que aquellos lugares le producen.

      En resumidas cuentas, Nivel 10 tiene un worldbuilding muy trabajado, con muchísimos detalles, pero sin cansar ni romper el ritmo. Fani logra que nos sumerjamos en este mundo y lo recorramos. Un deleite de novela para los enamorados de la construcción de mundos.

OPINIÓN:

      Lo primero que hay que decir es que Nivel 10 es una gran distopía, una novela muy recomendable. Llegué a ella a través de las redes sociales, y cuando supe que iba a ser una distopía tenía claro que caería en mis manos. Y afportunadamente fue así.

      De lo mejor que puede decirse de una ópera prima es que no lo parezca, y es lo que ocurre con Nivel 10. Fani Álvarez ha sido muy valiente a la hora de afrontar una distopía como esta para comenzar su carrera literaria. Ha creado un mundo complejo, donde el C-BeCon es una amenaza que pende sobre cualquiera de los habitantes. Pero como suele ocurrir en estos casos, se logra que los habitantes vean esta amenaza como algo externo a ellos.

      En una distopía, hay que buscar un equilibrio continuo entre la esperanza y el desánimo. Tiene que haber una tensión constante entre lo que el protagonista quiere y lo que el sistema causa. Y esto se cumple a rajatabla en Nivel 10. Al arrancar la novela viviendo el éxito de Úrsula en el teatro, podemos admirar lo maravilloso que puede ser Beltarih. Pero las cosas se irán torciendo, y como suele pasar, tras la fachada brillante se encuentra un mundo mucho más oscuro.

      Se trata de una novela de más de cuatrocientas páginas pero que se devora muy rápido. Consta de los personajes justos para que el ritmo no decaiga en ningún  momento. Y hay algo que me encanta, pese a estar escrito en tercera persona, es una novela en la que se vive lo que sienten los personajes principales. En una distopía, uno de los sentimientos que más se repite es la angustia, y aquí se respira cada página. El C-BeCon es un instrumento atroz, y en la lectura puedes imaginar lo que viven sus víctimas. Puedes sentir su dolor. Lees ese sufrimiento con un realismo que pone los pelos de punta.

      Pero no tenemos que olvidar que una distopía es una manera de denunciar ciertos aspectos de nuestro mundo. En este caso hablaríamos de la discriminación, de los prejuicios y de la estigmatización. Nos muestra como funciona una sociedad controlada de esta manera: hacen ver que es una sociedad perfecta donde solo se utiliza el C-BeCon para la gente peligrosa. El problema es que los peligrosos no son solo delincuentes. Y ahí reside donde choca la mentalidad de allí con la nuestra. Vemos lo injusto del planteamiento. Pero la sociedad de Beltarith acepta esto, ya que suponen que son los problemas de los demás. Si no eres delincuente es una gran sociedad, pero el problema es que sentir algo por alguien de tu mismo sexo es un delito. Entonces ¿Como puedes evitar sentir algo? Esta es una de las maravillosas, y aterradoras, claves del libro.

      Nivel 10 es una gran distopía, pero también se habla de amor. Habla de aislamiento, de dolor, de desesperación, de esperanza y de miedo. Nos pone ante un espejo y nos muestra las vergüenzas de la sociedad. Lo fácil que damos la espalda a los marcados, para evitarnos problemas, aunque sean nuestros seres queridos. En definitiva, Fani escarba en las profundidades de nuestros miedos como sociedad y nos devuelve una imagen tan aterradoramente cercana a nuestro mundo que da mucho que pensar. Cuando cierras el libro, tras leer sus 455 páginas, no podrás dejar de pensar que Beltarith podría ser cualquiera de nuestras ciudades dentro de algunos años.

TE GUSTARÁ NIVEL 10 SI…

  • Quieres leer la primera novela de una autora que es todo un descubrimiento.
  • Te gustan las distopías, no puedes perderte a Fani Álvarez.
  • Te gustan las novelas con una protagonista femenina fuerte, luchadora y con un carisma especial pese a todo su sufrimiento.
  • Quieres disfrutar con una distopía muy bien construida, con un gran equilibrio entre esperanza y dolor. Te tendrá enganchad@ hasta el final para saber cómo acabará.
  • Quieres saber lo que es vivir en una sociedad donde los sentimientos pueden llegar a ser ilegales y penalizados de una manera muy dolorosa.
  • Disfrutas leyendo una novela que como toda buena distopía trata de denunciar temas como la marginación, el control de la sociedad, el miedo al diferente,…
  • Te gustan las novelas que te dejan un dolor en el alma y te hacen replantearte muchas cosas. Una novela que te hará preguntarte en cada momento qué harías tú.
By |2018-06-28T21:38:34+00:00junio 28th, 2018|#UnAñoDeAutoras, Reseñas|4 Comments

About the Author:

4 Comments

  1. Fani Álvarez 28 junio, 2018 at 22:07 - Reply

    WOW. Creo que es de las reseñas más bonitas que me han hecho :)
    Muchas gracias por todo el cariño que le has dado a Nivel 10, hoy me puedo ir a la cama con una gran sonrisa en la cara :D
    Un abrazo, Aritz.

    • A.P.Berra 2 julio, 2018 at 09:13 - Reply

      Muchas gracias Fani
      El cariño que le he dado a Nivel 10 es el que merecía. Me ha encantado y en la reseña solo he tratado de plasmar lo que he sentido al leerla. Pronto tendremos la última sesión del grupo de lectur y podremos analizar y desgranar la novela. Gracias por el cariño que me has dado para ayudarme en este mes dedicado a ti. Un fuerte abrazo.

  2. Nicholas Avedon 1 julio, 2018 at 14:05 - Reply

    Pues gracias a esta reseña me he animado a comprarlo y colarlo en mi lista de lectura para este verano.

    • A.P.Berra 2 julio, 2018 at 09:14 - Reply

      Me alegra que te animes a leerla. Es un mundo que me ha gustado mucho. Como pongo en la reseña, ese cariño por el arte me ha terminado por conquistar. Gracias por pasarte por aquí y ya me contarás qué te ha parecido esta distopía.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.