Concurso: Las metáforas cobran vida

//Concurso: Las metáforas cobran vida

Concurso: Las metáforas cobran vida

      Buenos días y bienvenid@ a El constructor de mundos. Arranca un nuevo mes, y para disfrutar de la iniciativa de #UnAñoDeAutoras traigo a una interesantísima autora, Chiki Fagregat. Ha escrito una novela de fantasía juvenil titulada Me llamo Zoila (la primera de una trilogía ya publicada que está en las librerías) de la que estoy promoviendo una lectura conjunta en Facebook. Si te interesa no tienes más que dejar un comentario en este artículo y te informo de cómo hacerlo.

        Pero este no es el tema central de este artículo. Como he dicho antes, la autora de este mes es Chiki Fabregat, profesora de la Escuela de Escritores. Tomando un ejercicio de clase como base me ha propuesto un concurso (con lo que si eres alumno/a suyo/a tienes ventaja), y como no hay nadie mejor que ella para explicarlo, le cedo el teclado a Chiki:

        En los talleres siempre insistimos en que se debe huir de las metáforas manidas que tantos poetas han usado (dientes de perla, labios de rubí…) porque están demasiado usadas. Pero en este caso son tan válidas como las demás, incluso más, porque de la interpretación literal de una metáfora se puede sacar una muy buena historia. ¿A quién no le apetece contar la historia de la niña que nació con labios de rubí?

        Vamos a jugar con las metáforas. Puedes elegir una de las que te propongo a continuación:

  • Tigres del tamaño del odio.
  • Los árboles del bosque cantan como si fueran aves.
  • Gentío de trajes sin cabeza.
  • La tristeza sacude su melena de vidrio.

        O puedes buscar por tu cuenta otra metáfora. Incluso puedes usar una metáfora acomodada en el lenguaje, de esas que se han convertido en frases hechas: los pelos como escarpias, la piel de gallina, el corazón en un puño, mariposas en el estómago…

        No se trata de explicar la metáfora, ni siquiera es necesario usarla. Solo tienes que buscar la historia que hay detrás de ese personaje humano con piel de gallina, o de esa niña con una melena de vidrio.

      Ya ves, la mecánica es muy sencilla, y el premio es muy goloso: Una edición de uno de los libros de la trilogía de Zoila en papel firmada por su autora. De esta manera, si has leído el primer libro (Me llamo Zoila) si ganas el concurso podrás pedir la segunda parte… Para ello no tienes más que hacer lo siguiente:

  • Escribe un relato dando vida a una metáfora con un máximo de 500 palabras.
  • Envía tu relato a apberra@elconstructordemundos.com, con tus datos personales para que se te pueda enviar el libro en el caso de resultar ganador/a. Dichos datos serían los siguientes: Nombre, dirección, código postal, redes sociales (preferiblemente twitter, facebook e instagram, que son las que usaríamos para anunciar al ganador o ganadora).
  • Yo enviaré los relatos a Chiki sin los datos personales, para que ella pueda valorarlos de una manera completamente objetiva.
  • Tienes de plazo hasta el día 31 de julio del 2018.
  • El resultado lo daremos a conocer el 6 de agosto por email al autor/a y por las distintas redes sociales.

      Ya ves que es muy sencillo, un relato de 500 palabras, un email y puedes ganar un libro firmado por la autora.

        Espero que te animes a participar. El premio merece la pena. Tienes aproximadamente un mes para darle vueltas y tratar de pensar y escribir tu relato dando vida a una metáfora. Nos vemos pronto en El Constructor de Mundos.

By |2018-07-09T17:39:54+00:00julio 9th, 2018|#UnAñoDeAutoras|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.