Título: Desollada

Autora: Nahikari Diosdado

Editorial: Editorial Cerbero

Fecha de publicación: Enero del 2019

Número de páginas: 233

Sinopsis:

      A Teresa se le empieza a caer la piel a tiras.

     Al igual que con la mayoría de cosas que la angustian y asustan, intenta resolver el problema ignorándolo por completo. Como con todos los que ya tiene (la tensa relación con su madre, la incapacidad para mantener conversaciones con seres humanos, todas esas presiones sociales que amenazan con hacerla explotar y la vida en general), la estrategia no le funciona en absoluto.

      Y va a peor.

CONSTRUCCIÓN DEL MUNDO:

     En Desollada nos encontramos ante una novela muy especial. Especial en el fondo y en las formas. Luego me adentraré en la crítica y en los muchos puntos positivos que tiene esta novela, pero ahora quiero centrarme en el mundo de la novela.

      Una de las cosas que más suelo debatir con la gente es si en todas las novelas hay un worldbuilding. La gente une esta idea con novelas de Ciencia Ficción o Fantasía en especial, pero para mí, en todas las novelas construimos un mundo por donde pasean nuestros personajes. Y Desollada no iba a ser menos. Es un mundo realista, pero puesto al servicio de la idea principal de la novela.

      Nos situamos en un lugar común en el que todo lector puede sentirse identificado. Una ciudad, una casa un instituto,… y todos ellos, dentro de su normalidad empujan a nuestra protagonista Teresa a profundizar en su estado mental. Visitamos lugares tan comunes como un cine, el autobus, las calles, un centro comercial, pero todos aquellos lugares los vemos a través de los ojos de Teresa, y entendemos que cada uno tenemos una visión muy diferente de esos espacios.

      Quiero centrarme por un momento en hablar de la casa de Teresa. Allí vive con su madre. Ella es el principal foco (pero no el único) de inestabilidad de Teresa. Nahikari no se centra  tanto en dar los detalles físicos de la casa, sino que los trata a través del prisma psicológico de la protagonista. Esos sonidos de pasos de la madre, esos silencios, esos agobios dentro del baño,… todo ello incrementa la tensión del lector en cada página. Podría destacar un pasaje de búsqueda de la tarjeta sanitaria de Teresa que nos habla muy a las claras de la situación que se vive allí.

      Pero no solo nos encontramos con problemas en la casa. El ambiente de instituto también es irrespirable para Teresa. Aunque allí encuentra a Eva, su gran aliada y su único salvavidas en este infierno que está pasando. Salvo alguna escena en concreto, no hay muchos momentos de tensión allí propiamente dichos, pero sí una atmórfera hacia lo diferente que es Teresa (y Eva) que hace que no pueda encontrar allí la paz que podría buscar al salir de casa.

      Y es que esa  sensación de un agobio casi claustrofóbico se transmite a cada escenario de la novela. Un autobús, el portal, la calle, hasta el cine puede ser un lugar en donde Teresa no deja de juzgarse (y culparse) por ser así. Y en ese así es donde radica lo mejor de la novela: así podría ser normal, ya que no hay nada en Teresa que no podríamos encontrar en nosotros mismos. Y eso es justo lo que hace que Desollada llegue más, que es un espejo distorsionado en el que muchos (afortunad@ tú si no lo has hecho) nos hemos mirado más de una vez.

     

Portada de Desollada, de Nahikari Diosdado

.

CONSTRUCCIÓN DE LOS PERSONAJES:

        Hace unos días tuve la ocasión de entrevistar en profundidad a Nahikari, y una de las cosas que más quise recalcar fue su gran pericia a la hora de construir los personajes. Ella logra introducirse en la mente de cada una de ellas y darles una personalidad y una complejidad que sorprende teniendo en cuenta que Nahikari está empezando en esto de la escritura. Puede que sus estudios de psicología le hayan ayudado para lograr esto, pero ha conseguido que los tres personajes que llevan todo el peso de la novela tengan una fuerza y una verdad brutal. Las tres son indispensables para hacer de esta novela algo tan bien construído, y se complementan a la perfección, aunque en la narración la voz la lleve Teresa:

  • Teresa: Es la gran protagonista de la novela. Es una joven normal y corriente con una madre muy manipuladora y posesiva. Ella es una víctima de su entorno y trata de pasar lo más desapercibida posible. Pero algo ocurre que hace que le sea imposible aquello. Fruto de la ansiedad, comienza a tirar de la piel de su mano hasta que poco a poco se va desollando. Que no te asuste esto, yo noy muy sensible a la sangre y en ningún momento lo pasas mal por ello . Es más una expresión física de lo que está pasando nuestra protagonista por dentro. Tiene escenas memorables como sus torpes intentos en esconder lo que le pasa, sus diálogos tratando de sobrevivir con su madre o una escena terrible que sufre volviendo a casa y que le derrumba por completo. La angustia de Teresa va subiendo a cada palabra y tú la sufres con ella, con la facilidad que tiene Nahikari para plasmar estos sentimientos en papel.
  • Eva: Es el contrapunto de Teresa. Es uno de los grandes aciertos de la novela. Con su presencia, Teresa tiene presente lo que podría llegar a ser y no lo es. Es físicamente muy similar a Teresa, pero tiene una seguridad en si misma (o eso al menos aparenta) apabullantes. Tiene unos diálogos con Teresa que son oro puro. Muestra una empatía y una comprensión con Teresa, que todos querríamos tener a una Eva a nuestro lado. Pero Eva es mucho más que el otro lado de Teresa. Tiene una personalidad compleja, y a medida que va avanzando la novela vas descubriendo capas y capas de ella que la hacen aún más real. Los diálogos que tienen por whatsapp o en el baño son una verdadera delicia, y dotan de un realismo brutal la historia.
  • La madre de Teresa: Es el personaje más complejo y más atractivo (entiéndase desde el punto de vista literario) de la historia. Sus apariciones a lo largo de la novela son contadas, pero su presencia es constante. Es una mujer que se la nota herida por su pasado, pero en vez de tratar de curar sus heridas o de al menos tratarlas, las lanza contra su propia hija. En la entrevista a Nahikari hablamos de ella. Es fascinante cómo, sin tener un referente concreto a su lado, Nahikari logra bordar lo que es una personalidad manipuladora y maltratadora. Cada gesto que hace, cada palabra que suelta, es un puñal que va directo a Teresa. Pero no es, como ocurre en muchas novelas, una maltratadora por que sí. Tiene una historia detrás y un contexto que hace que entiendas (aunque por supuesto la odies con toda tu alma) el por qué actúa así. Si has tenido en tu entorno a alguien con ese patrón de comportamiento, te aseguro que podrás verlo reflejado en ella. Nahikari, al contarnos la historia a través de Teresa, hace que sintamos todo este dolor psicológico como si nos lo hiciera a nosotros.

       Además de estaos tres personajes, hay alguno que hace pequeñas apariciones, pero el peso lo llevan entre las tres. y el peso lo llevan de maravilla. Teresa se encuentra en medio de una balanza, entre el control y la destrucción de su madre y la amistad y la preocupación de Eva. Ella lidia como puede en medio de ese entorno tan viciado, y logra algo impresionante: hayas sufrido o no este tipo de maltratos, logra que lo entiendas y lo vives en primera persona, poniéndote los pelos de punta.

OPINIÓN:

      Una vez analizados el Worldbuilding y la construcción de sus personajes, es el momento de empezar con la opinión personal de esta impresionante novela corta de Nahikari Diosdado. Conocí la existencia de Nahikari gracias a las redes sociales. Descubrí que era nacida en Donostia como yo, así que en cuanto me enteré que publicaba Desollada, decidí que tenía que leerla. Y me ha sorprendido muy gratamente, ya que me ha impactado y apasioado a partes iguales.

      No sé si existe el género o no, pero podríamos hablar de una novela de terror psicológico realistas. La primera decisión acertada que quiero destacar es el ver la historia diréctamente por ojos de Teresa. Logra que sintamos aún más ese agobio, esa ansiedad y ese terror ante su situación. Pero no lo hace en primera persona, como pueda parecer lo lógico. Mantiene la tercera persona, pese a que en todo momento sintamos lo que ocurre a través del filtro de su psique.

      Es una novela que habla del maltrato psicológico de una madre a una hija. Y es un maltrato mucho más difícil de tratar, narrar y hacer entender. Una bofetada te golpea en cuanto la lees, pero este tipo de maltrato deja un poso en la persona. Al conocer a Teresa en este momento, estamos viendo a la joven que ha sido machacada durante años, y ahora vemos sus síntomas. Frases como: la ropa de invierno os queda muy bien a las chicas anchitas es una sola muestra de un verdadero tsunami de desprecio y control. Destroza a su hija, pero lo hace por su bien, porque ella aún no sabe cómo funciona el mundo. En la construcción de la madre y de su modo de actuar está una de las claves positivas de la novela.

      Otro punto a favor que ya he comentado es la presencia de Eva. Es su gran apoyo, pero a la vez no puede dejar de pensar que ella podría ser así también. Son físicamente similares, van a estudiar al mismo sitio y con el mismo ambiente, pero son dos personas diametralmente opuestas. Y eso hace que Teresa se culpe aún más. Se culpa de no ser así, de no actuar de otra manera, y eso hace que se sienta a veces aún más insignificante.

      Pero esta novela no solo habla de maltrato. Habla de muchos temas muy importantes, y que harían de esta novela una lectura muy necesaria para jóvenes (y no tan jóvenes). Nos hablan de lo que significa sentirse acosada (la escena de la calle que termina en el portal es brutal, de poner los pelos de punta). Nos habla también del despertar sexual. De la solidaridad entre amigas, de cómo unas simples frases a una persona le pueden doler tanto, de empatía…

      Y no quiero olvidar otro gran punto de la historia: la salud mental. No suele ser muy común leer libros que hablan tan a las claras sobre la importancia de la salud mental y de las consecuencias que tiene el sufrir alguna de sus patologías: que pueden ser desde depresión, ansiedad, las autolesiones… La herramienta literaria que utiliza Nahikari con el problema de Teresa y su piel me parece uno de los mayores logros de la historia. Sentir ese miedo al arrancarse la piel, la angustia de esconderlo, el miedo de ver que no cura,… y todo ello hasta el desenlace final. Creo que a mucha gente le vendría muy bien leer este libro para entender la importancia de la salud mental.

      Pero sobretodo, Nahikari nos habla de gente normal. De ti y de mí, de gente herida. Herida en lo físico y en lo emocional. Si has pasado por una fase de tu vida en el que te has sentido así, te recomiendo que leas este libro, para que entiendas que no solo te ha pasado a ti. Si en tu entorno hay alguien que está pasando por un proceso como este te lo recomiendo ya que entenderás de maravilla sus mecanismos y su sufrimiento. Y si has tenido la suerte de no pasar por un momento de crisis así, te lo recomiendo porque es el mejor ejemplo de ansiedad y dolor emocional que he leído últimamente.

      En definitiva, seas como seas y hayas vivido lo que hayas vivido, tienes que leer este libro.

     TE GUSTARÁ DESOLLADA SI…

  • Quieres leer una novela con un realismo que duele.
  • Te gustan las historias donde los personajes están diseñados de forma magistral siendo una novela breve.
  • Eres un lector de los que te gusta ponerte en la piel de los personajes y sentir lo que sienten ellos (aunque sea terrible).
  • Buscas disfrutar con una primera novela de una autora que puedo asegurarte que no te defraudará. Tiene una maestría para desnudar la psique humana muy destacable.
  • No te importan sentirte incómod@, si sabes sufrir o si quieres empatizar con un problema muy extendido.
  • Deseas conocer a tres mujeres tan diferentes y tan bien diseñadas, que parece que las ves actuar ante tus ojos.
  • Disfrutas leyendo una autora que demuestra que estudiar psicología es una herramienta tan inesperada como útil para escribir un libro fantástico.
  • En definitiva: si eres un ser humano empático, si has sufrido algún trastorno mental, maltrato, o símplemente si quieres leer un gran libro, corre a comprar Desollada.