Saludos y bienvenid@ a El Constructor de Mundos. Llevo un tiempo escribiendo una serie de artículos sobre cómo construir una religión para nuestros relatos literarios. Ahora es el momento de centrarme en los distintos ritos religiosos que pueden darse. Primero hablé sobre los distintos tipos de religiones que pueden darse basándome en las religiones reales, para en el siguiente centrarme en los dogmas, credos y mandamientos.

      Antes de entrar a analizar los distintos tipos de ritos que quiero presentar, conviene hablar sobre lo que la RAE dice sobre la palabra rito:

rito1

Del lat. ritus.

1. m. Costumbre o ceremonia.

2. m. Conjunto de reglas establecidas para el culto y ceremonias religiosas.

      Aquí vemos que aparecen una serie de palabras clave que iré repitiendo a lo largo del artículo: Ceremonia, costumbre y reglas. Un buen rito puede ser una clave para enriquecer una historia, ya que puede ambientarnos en la religión que se procesa, dar claves sobre cómo se organiza la sociedad, o nos puede encaminar hacia un cambio profundo.

      Pero cuando pensamos en ritos religiosos, puede que influenciados por las religiones que nos rodean, tendemos a repetir una serie de clichés que bloquean nuestra libertad creativa. Y los ritos pueden ser tan originales como se nos ocurran. Voy a tratar de desgranar una pequeña lista de ritos religiosos para ver la variedad de ceremonias que puedes imaginar (y solo es una muestra de todo lo que una religión inventada puede aportarnos a nuestra historia).

Ritos religiosos de iniciación:

      Aunque este tipo de ritos suelen unirse a las sectas, la verdad es que las religiones están plagadas de ritos de iniciación. Mediante este rito se pretende dar la bienvenida al nuevo creyente en la fé. En el cristianismo podríamos hablar de la ceremonia del bautismo como su rito de iniciación.

      Hay que tener en cuenta que la situación en la que esté la religión en nuestro mundo condicionará mucho este (y todos) los ritos que se darán. No es lo mismo un acto de bienvenida a una religión mayoritaria del lugar, que uno que se da en la clandestinidad debido a que la religión está perseguida por otra.

      A la hora de afrontar esto en nuestra novela, se me ocurren dos vertientes de muchas. Por un lado podemos presentar un gran ritual, con todo el pueblo reunido, para presentar al futuro regente al dios que vela por ellos. Puede ser una buena manera de introducir a un personaje, en un momento clave de su vida.

      Pero por otro lado podemos narrar un acto clandestino, donde un personaje se inicia en una religión que podrá poner patas arriba nuestra sociedad. Podría ser una religión que tratará de derrocar a otra que se ha vuelto tiránica, o un oscuro ritual que presentará el lado oscuro de nuestra historia.

Ritos religiosos de tradición:

      Uno de los aspectos más importantes de las religiones suele ser su sentimiento de tradición. Suelen tender a extenderse en el tiempo, y participar en uno de sus ritos se convierte en algo intrínseco a la historia y a la cultura del lugar. No es posible entender la historia y la cultura de un lugar si no tenemos en cuenta su religión.

      Con el paso del tiempo incluso puede llegarse a dar el caso en el que el rito está tan introducido en la cultura del lugar, que pierde casi hasta su importancia como acto religioso. Suele ser muy interesante leer un texto donde unos ojos ajenos al lugar trata de entender lo que está ocurriendo a su alrededor. Los actos que a nosotros nos pueden conmover, pueden extrañar a alguien que no los ha vivido desde su nacimiento.

      Un buen rito de tradición podría servir para situar a nuestro mundo en la historia. Podemos echar mano de él para explicar el pasado y los orígenes de la sociedad. Y podemos jugar con ese concepto que antes he explicado. Un rito que se repite por tradición, puede fascinar (y horrorizar) a un recién llegado al lugar, si hablamos por ejemplo de una novela donde nuestro personaje viaje por distintas culturas.

Ritos religiosos de protección:

      Una de las razones por las que alguien puede buscar una religión es la de buscar protección. Tener a una fuerza superior que vela por nosotros tranquiliza nuestra alma, y hace que nos sintamos más seguros.

      Las novelas suelen estar plagadas de guerras y de enfrentamientos con tierras limítrofes. Esto suele traer consigo el confrontamiento entre religiones, ya que cada una podría tener la suya, y muchas veces esta es una de las razones por las que entran en guerra. Y, lógicamente, se tiende a pedir ayuda al mismo dios por el que se lucha.

      Podemos describir cómo nuestro guerrero reza en la intimidad al dios en busca de su protección, o una ceremonia donde todo el ejército recibe la bendición de un dios protector ya sea con su presencia directa o a través de un brujo o un chamán.

Ritos religiosos de celebración:

      La mayoría de religiones tienen sus rituales unidos a alguna celebración. Pongamos por ejemplo una sociedad en un lugar donde la alimentación es muy difícil de lograr por circunstancias como la climática. Unos dioses se encargan de controlar el clima, con lo que es muy importante tenerlos contentos. Una vez realizada esta labor, se recoge la cosecha, y ese momento puede ser una cita que une celebración con religiosidad, dando las gracias a las deidades por ser los benefactores de la vida y de los alimentos.

      Otro tipo de celebración puede ser cuando el ejército vuelve victorioso de una guerra. Los ritos religiosos pueden ser muy importantes para explicar ese momento de euforia, de triunfo, pero unido al recuerdo a todos aquellos que cayeron en batalla.

      Para terminar, siempre se puede narrar una celebración por un hecho concreto, como el nacimiento de un profeta, el día en el que el dios pisó la tierra, o el día del año nuevo de nuestra cultura. El tipo de celebración que organicemos dirá mucho de nuestra sociedad, y en esos detalles podremos volcar parte de nuestro worldbuilding.

Ritos religiosos de expiación:

      Una parte importante de los ritos religiosos suele estar unida al concepto del pecado. Cada religión marca sus normas, y saltártelas supone una mancha tanto para el protagonista como para su entorno más cercano.

      En este punto quiero traer aquí un ejemplo: el origen de la expresión colgar el sambenito. Durante la inquisición, se multiplicaron los casos de juicios por distintos pecados (los más conocidos eran los relacionados con la brujería). Si eran culpables, era muy común castigarlos con ir vestidos con un saco bendito de lana (de ahí el origen de la palabra sambenito) durante todo el tiempo que durara la condena. Solo podían quitarselo dentro de casa.

    Pero una vez que pasaba la condena, solía colgarse en la iglesia, para recordar el pecado que habían cometido. Y de ahí vendría una expresión que ha llegado hasta nuestros días de Colgar el sambenito.

    El castigo del sambenito duraba a lo largo de su vida, pero era menos lesivo para el acusado que los latigazos o que la quema en la hoguera. Como puedes ver, las penas pueden ser tan originales como se te ocurran, desde el escarnio público hasta el dolor más atroz. Y ese dolor puede servir para amedrentar a aquellos que quieren revelarse contra una religión tiránica.

Ritos religiosos de sacrificio:

      Así como hay religiones pacíficas, hay otras que son muy belicosas. En ellas, el papel de los dioses de cara a los enfrentamientos puede ser determinante. Para lograr su favor, tanto antes como después de la batalla pueden darse ritos sangrientos para calmar la sed de unos dioses salvajes.

      Pero no solo tiene por qué darse el sacrificio unido a una guerra. Quiero acordarme aquí de un libro que reseñé hace un tiempo, El templo de los inocentes, de Gema Moratalla. En él, había un rito que consistía en hacer que un niño saltara al crater de un volcán para calmar su ira. Y se trata de un momento de hasta celebración de la ciudad. Y Gemma logra un contraste muy interesante al mostrarnos este ritual con los ojos de la protagonista, una joven recién llegada a la que todo aquello le parece terrible.

      A lo largo de la historia podemos encontrar infinidad de este tipo de rituales. Desde el sacrificio de los prisioneros de guerra en las culturas precolombinas, pasando por distintos rituales en los que los guerreros comían parte del cuerpo de los guerreros vencidos para alimentarse de su alma o de su valor.

      Este tipo de ritos religiosos puedes utilizarlos para mostrar la violencia y el fanatismo de la sociedad que quieras explicar, ya que el tipo de castigo que se utilice dirá mucho sobre esa sociedad.

Ritos religiosos de despedida:

      Uno de los momentos cumbres de la mayoría de las religiones es la muerte. Muchas creencias se han cimentado alrededor de las respuestas a una pregunta que nos persigue: ¿Qué hay más allá de la muerte? En ese punto exacto pueden darse los rituales más originales.

      Puede ser una escena llena de épica y de belleza, como cuando vemos en las películas que el gran guerrero vikingo ha muerto en combate y lo situan en una gran barcaza, le prenden fuego y todo el pueblo mira como la barca ardiendo se pierde en el horizonte.

      Estos tipos de rituales religiosos, aunque no lo parezca, pueden tener un abanico inmenso de posibilidades. Nuestra religión puede hablar de una vida más allá de la muerte muy placentera para aquellos que han muerto en determinadas situaciones (en batalla, reinando,…). Hace un tiempo escribí un artículo sobre la muerte en la mitología, en la que explicaba distintas visiones de la muerte.

      Una escena de despedida puede ser un emotivo broche para un personaje, donde todos los allí presentes recuerdan sus hazañas y sus mejores momentos. Aunque también puede ser un ritual vergonzante, si el fallecido ha muerto en una situación contraria a la religión (con lo que al dolor de los familiares habría que unir ese “sambenito” de pecador y de vergüenza que conllevará este hecho). Como puedes ver, las opciones son infinitas, y dependerán de tu imaginación. Si quieres saber algo sobre cómo afrontan la muerte las religiones de hoy en día, te recomiendo este artículo.

      Y hasta aquí mi artículo sobre rituales religiosos. Hay muchas más opciones. Si has escrito alguno del que te sientes especialmente orgulloso, déjalo en los comentarios para que todos podamos disfrutar y aprender con él. Y si tienes cualquier duda o pregunta sobre el tema, te invito a que entres en el grupo de facebook Worldbuilding para escritores, un lugar donde hablamos sobre todos estos temas.

      Muchas gracias por entrar en mi pequeño rincón, y espero que volvamos a encontrarnos pronto aquí, en El Constructor de Mundos.