Entrevista Alister Mairon: Worldbuilding

//Entrevista Alister Mairon: Worldbuilding

Entrevista Alister Mairon: Worldbuilding

      Buenos días y bienvenid@ a El Constructor de Mundos. La semana pasada publiqué la primera parte de mi entrevista a Alister Mairon, mi autora de agosto dentro de #UnAñoDeAutoras.  Tras hablar de la visibilidad y el empoderamiento de las autoras, en esta segunda parte hablaremos de su proceso creativo como autora y principalmente sobre el Worldbuilding de Sorgina. Si aún no la has leído espero que esta entrevista te anime a hacerlo, y si ya lo has hecho te dará unas cuantas claves para poder disfrutar aún más de su recuerdo. Así que Alister, gracias por estar aquí de nuevo y comencemos con la entrevista.

  • ¿Cuál fue el primer mundo que construiste en tu vida?

      Mundos llevo construyendo desde los siete años, así que difícilmente pueda decirte cuál fue el primero. Ha llovido mucho desde entonces. Así que en su lugar voy a hablarte del primero que construí con un worldbuilding extenso.

      Yo lo llamo Lathalia, si bien el nombre solo hace referencia a uno de los muchos países que lo forman. Se trata de un universo bastante inspirado en la Edad Moderna europea, si bien aparecen varias regiones inspiradas en Oriente o el continente americano.

      Lathalia es un mundo donde la magia existe, pero es escasa y desconocida para la mayoría de la población. Y menos mal, porque con la de guerras y asesinatos que tienen lugar por esos lares, solo les faltaba poder masacrarse a golpe de varita.

  • ¿Cuándo supiste que querías crear mundos literarios para tus lectores?

      Como decía, crear mundos es algo que he hecho desde siempre. Pero no fue hasta los catorce años que me atreví a soñar con hacerlo para que otros lo leyeran. Y aún tuve que esperar hasta los veinte para lanzarme y ponerme a ello de forma profesional.

  • ¿Cómo escogiste el género en el que querías escribir? ¿Qué te influyó?

      Creo que he sabido desde siempre que la fantasía (y más concretamente el grimdark) es el terreno donde más cómoda me siento a la hora de explorar y experimentar con la escritura.

      He leído fantasía desde muy niña, así que la explicación debe estar por ahí, perdida entre los cientos de libros que llevo devorando desde los nueve años.

      Ahora mismo no sabía decir qué titulo/s o autor/es son los que me influenciaron. Pase mucho tiempo sumergiéndome en mundos escritos por otros, desde las novelas de Cornelia Funke a los clásicos de Oscar Wilde o Goethe.

  • Comencemos a analizar el worldbuilding de Sorgina, que ya te adelanto que me ha encantado (aunque tendrás que esperar un poco para leer mi reseña) ¿Cuál fue la idea embrión de la novela?

      Como ya he contado en alguna ocasión, la idea de Sorgina nació de una mezcla entre mi amor por el Norte de la Península y de la petición que me hizo el escritor y editor Víctor Blanco.

      Dado mi interés por los mitos y leyendas, Víctor me propuso escribir una historia de fantasía oscura y aventuras que transcurriera en territorio hispano. La referencia que me dio fueron las historias del personaje de Howard, Solomon Kane.

      Poder escribir sobre un cazador de monstruos me permitía dejar correr libremente la fascinación que siento por la mitología norteña desde hace muchos años.

       A esto se le sumó posteriormente toda la información que recabé en mi último año de carrera sobre los procesos de brujería, una de mis líneas de estudio predilectas.

      El resultado es Sorgina: brujería, cazadores de monstruos y mitología astur.

  • ¿Cómo es tu proceso de creación? ¿Qué es lo primero que haces?

      Mi punto de partida habitual suele ser un listado con todos los datos de los que ya dispongo y de los que me faltan para poder embarcarme en la odisea de escribir.

      Considero muy importante realizar este ejercicio para saber desde el primer momento cuáles son los aspectos a los que debo dedicar una mayor inversión de tiempo de investigación. Te ahorra un montón de horas.

  • ¿Planificas toda la novela antes de ponerte a escribir o dejas cierta libertad a tus personajes para que hagan lo que quieran?

       Tengo por costumbre hacer escaletas bastante cerradas con las escenas de la historia. Me gusta saber desde antes de ponerme a escribir qué es lo que va a pasar, cuándo y cómo acabará la historia. Pero en las escaletas casi nunca entro en detalles, ya que las uso como guía más que como esqueleto.

      Además, por mucho que planifiques luego suele suceder que el desarrollo de carácter de los personajes, conforme escribes, te obliga a tomar un sendero distinto al que tenías previsto. Eso cuando no deciden hacer directamente lo que les da la gana.

  • En tu novela Sorgina tienes un trío protagonista muy potente y muy bien diseñado. ¿por cuál de los tres personajes empezaste?

      Surgieron los tres casi al mismo tiempo, la verdad. Tal vez el último en unirse a la ecuación fuera César, que es también el personaje que tiene un arco más solitario.

      Pero lo que viene a ser el diseño de personaje propiamente dicho lo llevé a cabo casi en paralelo.

  • Suelen decir que dejamos parte de nuestra alma en nuestros personajes ¿Qué tiene Paloma de Alister Mairon? ¿Qué te gustaría adoptar de la manera de ser de Paloma?

      Curiosamente Paloma y yo compartimos muy pocas cosas. Tal vez sea la tenacidad ante los problemas el único rasgo que ella y yo tenemos en común.

      Por lo demás, Paloma es un personaje al que tengo mucho cariño y admiración. De hecho, le envidio un poco su valentía. Ojalá yo supiera plantarle cara a los monstruos con la soltura con la que ella lo hace…

  • ¿Cómo definirías a Paloma?

       Como una mujer enérgica y decidida, a la par que humana (y por ello, frágil). Paloma es una persona de contrastes, capaz de lidiar espada en mano contra cuantos peligros se le pongan por delante sin renunciar por ello ni a sus sentimientos ni a sus ideales.

      Y son esos contrastes lo que más me agrada de ella. No es una heroína impasible. De hecho, ni siquiera creo que se la pueda etiquetar como tal. Paloma es simplemente alguien que lucha por lo que cree importante.

  • ¿Qué diría Paloma de Alister Mairon?

      Probablemente me odie. Y quien haya leído la novela le dará la razón. Motivos no le faltan…

  • Me maravilla (y aterra) el personaje de César. ¿Te resultó muy difícil meterte en la piel de un verdadero psicópata de su época? La escena con la que nos presentas su personalidad es sublime.

       César es un personaje difícil. Para poder comprenderle bien y escribir desde su punto de vista hizo falta un proceso de documentación previo bastante notable.

      Reconozco que mi formación como historiadora ayudó en parte a saltar la barrera cronológica. De modo que comprender su escala de valores no resultó demasiado duro.

      El problema con César es que su modo de actuar excede incluso la mentalidad de su época. Incluso para los parámetros morales del siglo XVII alguien como él habría sido visto como un sádico y un fanático.

      Trasladar eso al papel fue complicado. Pero cuando te enfrentas con alguien como César, lo único que puedes hacer es realizar un ejercicio de abstracción y dejar que las palabras fluyan sin cuestionarte.

      El resultado es la escena que mencionas. Que por cierto, celebro que te haya gustado tanto.

  • No quiero olvidar a tu misterioso hombre de negro. El lector se pasa toda la novela sin entender muy bien qué papel juega en toda esta historia, ni qué pacto han alcanzado él y Paloma ¿Cómo planeaste el mantener esa intriga hasta el final?

      El propio carácter del personaje ya se prestaba a ello. Desde el primer momento este hombre misteriosose presenta ante el lector como alguien muy celoso de su intimidad. Es evasivo con los intentos de indagar en su mente. Resultaba razonable que guardase silencio acerca de sus intenciones hasta el último momento.

  • ¿Cuál es tu escena preferida de Sorgina? Sin caer en spoiler, claro.

      La conversación que tiene lugar en la iglesia. Es una de las escenas más calmadas de la novela, cosa que permite a los personajes interactuar entre sí.

  • En Sorgina la mitología tiene un gran peso ¿cómo se te ocurrió usarla para la novela?

      Ya tenía ganas de escribir una historia en la que sacar jugo del folclore nacional. De modo que cuando Víctor Blanco me propuso escribir algo como Sorgina vi la oportunidad que estaba buscando. Y me tiré de cabeza.

  • La novela comienza en mitad de la acción, es decir, lo que se llama In media res. Poco a poco el lector va conociendo lo que ha ocurrido antes. ¿cómo pensaste escribir Sorgina con ese planteamiento?

      Inicialmente Sorgina fue concebida como una novela por entregas. Eso fue el condicionante que me llevó a decidir iniciar la historia en mitad de la acción.

      Además, quería presentar a Paloma con todo su potencial desde el primer momento. Y algo así solo era posible empezando a contar su historia por la mitad.

  • Sorgina es una novela en la que juegas muy bien con los distintos papeles de cazadores y presas. Todos en algún momento cambian sus papeles. Quien crees cazador acaba siendo presa, y al revés. ¿te costó mucho conseguir esa sensación?

      La dinámica que se estableció entre el trío protagonista desde el primer momento propiciaba este juego de roles. Todos ellos persiguen algo y son al mismo tiempo perseguidos por alguien. Era inevitable que no acabasen intercambiando los papeles en algún momento.

      Los protagonistas de Sorgina, como cualquier persona, no son blancos o negros. Tienen matices. Y son esos tonos de gris los que los llevan a desempeñar un rol u otro dependiendo de las circunstancias.

      Entendiendo eso, trasladar esta realidad al papel fue cuestión de dejar que los personajes fluyeran.

  • Tu novela trata muchos sentimientos: El amor, el odio, el miedo, la venganza,… ¿los metiste de manera consciente o fueron surgiendo a medida que escribías la novela?

      Muchos de esos temas se incluyeron de manera premeditada desde la concepción de la escaleta. Quería hablar del miedo y de cómo este sentimiento se convierte en odio y termina por devorarnos, por hacernos monstruos.

      Pero el odio también es el camino para la venganza, que nos espolea para cometer verdaderas atrocidades. Muchas veces, en nombre del amor o movidos por un deseo de justicia.

      Los sentimientos no pueden existir los unos sin los otros, así que en mi idea inicial fueron engranándose otros muchos temas que finalmente se vieron reflejados en la novela de un modo u otro.

imagen de el cuélebre
  • Es curioso que en España conocemos mucho de mitologías como la griega porque aparece en libros y en películas. Pero tenemos un gran tesoro en España en forma de las mitologías más variadas, y no les damos el valor que merecen. ¿Cómo convencerías a una persona para leer más sobre nuestros distintos folclores?

      Primero le cantaría las bondades de procurar mantener vivo el legado cultural de nuestros antepasados. Si eso no funcionara lo más probables es que la arrastrara conmigo hasta los Picos de Europa, le enseñara las vistas y le dijera: “Ahí abajo hay magia, como en casi todas partes. Lo único que tienes que hacer para alcanzarla es abrir un libro y dejarla fluir”.

      No sé si la convencería, pero al menos se habría llevado una bonita excursión con unas vistas envidiables.

  • ¿Cómo definirías tu libro? Descríbelo en tres palabras.

      Humano, oscuro y triste.

  • La semana pasada en la entrevista comentaste que Sorgina era tu obra más querida. ¿Qué le hace especial para ti?

      Fue mi primera obra publicada, cosa que siempre influye. Además, esta novela quedó finalista en los Premios Guillermo de Baskerville, así que como autora estoy muy satisfecha con el resultado.

Al margen de todo esto, Sorgina cuenta una historia que a mí me hubiera gustado leer. Pasea por algunos de los paisajes que echo de menos y reflexiona sobre temas que querría haber visto reflejados en las novelas que leí de más joven.

  • ¿Volveremos a viajar al mundo de Paloma en el futuro? ¿Tienes algún proyecto relacionado con el mundo de Sorgina? (dime que sí, por favor).

      Esta es una pregunta que me hacen casi todos los lectores de Sorgina. Al parecer la primera novela les supo a poco. Por eso me hace tanta ilusión poder decirte que sí, vamos a volver al mundo de Sorgina.

      El proyecto aún se encuentra en una fase muy temprana de gestación, de modo que no puedo contar demasiado al respecto. Pero ya he empezado a recabar información y a tomar las primeras notas (y a asignarle una banda sonora en condiciones, por supuesto). A ver si en unos meses puedo dar más datos.

  • ¡Qué notición! Ya estoy deseando volver al mundo de Sorgina. Estaré atento para disfrutar de ese nuevo proyecto. Seguro que tendrá el hueco que merece en este blog. Ahora vayamos a tu proceso creativo ¿Cuál es tu herramienta preferida en la fase de Worldbuilding? Bloc de notas, ordenador, …

      ¿Para qué elegir cuando puedes tenerlo todo?

      Utilizo simultáneamente una libreta pequeña (y cochambrosa) y el ordenador para recabar información.

  • ¿Cuál es la faceta de Worldbuilding en la que te sientes más cómoda?

      Documentación histórica. Sea porque la novela transcurre en nuestro pasado o porque se inspira en él, cualquier excusa para meter las narices en una biblioteca o archivo me parece maravillosa.

  • ¿Cúal es la parte de worldbuilding que te gustaría mejorar?

      Me gustaría tener más voluntad para investigar aspectos como la fauna y la flora. Me cuesta mucho diseñar los míos, así que en mis mundos utilizo paisajes ya existentes, con sus animales y vegetales correspondientes.

      Pero es un aspecto sobre el que me cuesta documentarme, cosa que provoca que muchas veces tenga que interrumpir la sesión de escritura para indagar sobre qué tipo de árboles hallamos en los bosques de taiga, por ejemplo.

      Si me librase de esa lacra podría aumentar mi productividad y erradicar molestas interrupciones en el proceso de escritura.

  • ¿Qué libro o libros has utilizado como fuente de inspiración? Ya sea por la temática, por la técnica narrativa, por los personajes…

      Cualquier cosa que caiga en mis manos puede ser utilizada como fuente de inspiración. Y eso incluye libros, canciones, imágenes e incluso comentarios random que oigo por la calle.

  • ¿En qué proyectos literarios andas metida ahora? Todos los que se puedan confesar claro.

      Bueno, pues al margen de la revelación sobre un retorno al mundo de Sorgina que os he hecho antes, tengo entre manos una novela corta de espada y brujería.

      Y otra de piratas. Unos piratas infames y sedientos de oro (y de ron) que se enfrentan con unos oficiales de Marina no menos sedientos de oro (y de ron).

  • Para finalizar ¿Cómo imaginas tu carrera literaria? ¿Qué pensará Alister Mairon de Sorgina dentro de unos años?

      Imagino que en unos años seguiré como ahora, compaginando el tecleo con otras actividades laborales que me permitan evitar la muerte por inanición. Puede que tenga un par de libros más en los estantes de alguna librería, o que haya logrado ir al Festival Celsius de una vez. Pero no creo que vaya a variar mucho de la situación en la que me encuentro.

      Sobre cómo veré a Sorgina en unos años… Bueno, siempre será mi primer hijo de papel y tinta. Algo muy grave ha de pasar para que abjure de una historia que contiene todo lo que me gusta: mitología, combates y paisajes del Norte.

  • Para finalizar me gustaría que te hicieras una pregunta que querrías haber contestado sobre el worldbuilding de Sorgina o sobre tu proceso creativo en general:

      ¿El proceso creativo para ti es con música o sin música?

      No concibo planificar una historia sin asignarle una banda sonora determinada. Necesito canciones vinculadas a la historia en la que estoy trabajando para poder escucharlas en bucle.

      A veces son meras bandas sonoras. Otras, canciones que relaciono con un momento concreto de la historia. Y otras que me evocan a uno o varios personajes. La música para mí es parte del worldbuilding.

       Muchas gracias por tu amabilidad y por contestar tantas preguntas, Alister. Ya tengo los dientes largo de pensar que volveré a visitar a Paloma y al maravilloso worldbuilding de Sorgina. Y a ti lector, espero que te haya gustado la entrevista. Si aún no lo has hecho, te animo a leer a Alister Mairon, no te arrepentirás. Aún queda mucho mes de agosto por delante y mucho de que hablar sobre ella. Un fuerte abrazo y espero que nos veamos pronto de nuevo en El Constructor de Mundos.

By |2018-08-17T11:21:59+00:00agosto 17th, 2018|#UnAñoDeAutoras|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.