Entrevista Adella Brac: Worldbuilding

//Entrevista Adella Brac: Worldbuilding

Entrevista Adella Brac: Worldbuilding

     Buenos días y bienvenid@ a El Constructor de Mundos. La semana pasada publiqué la primera parte de mi entrevista a Adella Brac, mi autora de septiembre dentro de la iniciativa #UnAñoDeAutoras.  Tras hablar de la visibilidad y las distintas facetas que tiene Adella en el mundo de la literatura, en esta segunda parte hablaremos de su proceso creativo como autora y principalmente sobre el Worldbuilding de El don de Haziel. Si aún no has leído el libro espero que esta entrevista te anime a hacerlo, y si ya lo has hecho te dará unas cuantas claves para poder disfrutar aún más de su recuerdo y de cómo Adella logró construír el mundo de Lola. Así que Adella, gracias por estar aquí de nuevo y comencemos con la entrevista.

  • ¿Cuál fue el primer mundo que construiste en tu vida?

      Sanseviera, el mundo donde se desarrollan mis dos primeras novelas. Tengo en mi cabeza su historia política, sus religiones, su geografía y recursos… No todo aparece en los libros, claro, pero existe.

  • ¿Cuándo supiste que querías crear mundos literarios para tus lectores?

      Con 11 años, tras leer Robinson Crusoe, de Daniel Dafoe. Mi primer intento de novela se parecía sospechosamente a ese libro, por cierto.

  • ¿Cómo escogiste el género en el que querías escribir? ¿Qué te influyó?

      No lo escogí, escribo las historias que quiero contar. La elección del género viene a posteriori y se usa solo como guía para el lector.

  • Comencemos a analizar el worldbuilding de El don de Haziel, que te adelanto que es un libro que me gustó muchísimo y me pareció muy original (aunque tendrás que esperar una semana para leer mi reseña) ¿Cuál fue la idea embrión de El don de Haziel?

      Pues fue una escena en concreto del capítulo 5, cuando los protagonistas se conocen. Se dibujó sin más en mi cabeza una tarde y sentí que quería saber más de ellos.

  • ¿Cómo es tu proceso de creación? ¿Qué es lo primero que haces?

      A veces pienso primero en el núcleo, el mensaje que subyace a la historia. Otras, mi foco está en el protagonista y en lo que tiene que aprender en la vida. Después, teniendo en cuenta estas dos ideas principales, toca armar la historia. Por último, planteo el entorno donde sucede todo.

  • ¿Planificas toda la novela antes de ponerte a escribir o dejas cierta libertad a tus personajes para que hagan lo que quieran?

      Cada vez planifico más, pero creo que nunca llegaré a cerrar la historia totalmente antes de ponerme a escribir. Y si lo hiciera, no funcionaría, ¡mis personajes tienden a rebelarse!

  • En tu novela tienes una protagonista femenina principal, pero un misterioso masculino (del que no hablaré mucho para no destripar la novela) muy interesante. ¿por cual de los dos personajes empezaste?

      Por ella. Lola es la que sufre la transformación más profunda y protagonista indiscutible de la historia.

  • Suelen decir que dejamos parte de nuestra alma en nuestros personajes ¿Qué tiene Lola de Adella Brac? ¿Qué te gustaría adoptar de la manera de ser de Lola?

      Creo que Lola se parece a la Adella que fui hace años, cuando era una adolescente enfadada con el mundo. Pero con una personalidad mucho más exagerada.

      De la manera de ser de Lola no me gustaría adoptar nada. ¡No es que sea una persona digna de admiración!

  • Lola es una mujer inadaptada en un mundo social ¿Fue dificil crear un personaje así?

      No demasiado. Confieso que a mí misma me cuesta a veces comprender el sentido de algunas normas sociales.

  • Al principio de la novela parece que sea un canto a lo diferente, pero cuando vas avanzando en ella vas descubriendo que todo el mundo tiene su sitio en el mundo ¿Cuál de las dos visiones del mundo de Lola te parece más inspiradora como escritora?

      Para mí, la autonomía y la independencia son importantísimas, pero quería enseñarle a Lola que las personas no somos islas. Lo que haces puede afectar a los demás, así que debemos ser responsables con nuestra forma de actuar.

      Esa evolución del personaje, de estar encerrada en sí misma a integrarse en el mundo, era mi reto.

  • ¿Cómo definirías a Lola?

      Deslenguada, valiente y libre.

  • ¿Qué diría Lola de Adella Brac?

    ¡Que soy una pesada! Me lo ha dicho muchas veces en Twitter xD

.

Dialogo entre escritora y su personaje

Diálogo entre autora y personaje en Twitter

  • Seguimos con el worldbuilding de El don de Haziel. No quiero olvidar a tu misterioso hombre que vigila a Lola: Gabriel. El lector va descubriendo poco a poco quién es y qué papel juega en la vida de Lola ¿Cómo planeaste el mantener esa intriga?

      Cogí las escenas de Lola y Gabriel y las puse todas juntas, una detrás de otra. Reescribí y reorganicé hasta que el desarrollo de su relación me pareció natural y fluido.

  • ¿Cuál es tu escena preferida de El don de Haziel? Sin destripar las sorpresas que tiene, claro.

      Todo el capítulo 9 me encanta porque supone un punto de inflexión en la relación de los dos protagonistas. En concreto, la última escena, con Lola y Gabriel en el balcón mirando las estrellas.

  • En El don de Haziel las auras tienen un gran peso ¿cómo se te ocurrió usarlas para la novela? ¿cómo te documentaste para ello?

      El concepto de aura siempre me ha resultado fascinante. Me documenté con libros especializados y en internet, pero al final no lo usé demasiado. ¡Confieso que me inventé casi todo!

  • Pues no se nota para nada. Parece como si el lector viera esas auras. La novela también tiene una importante lucha entre el bien y el mal (de una manera original), pero a su vez Lola se mueve por los grises ¿es más difícil escribir sobre personajes blancos y negros, o cuesta más dar forma a alguien gris?

      Creo que es más difícil escribir sobre alguien gris, pero al mismo tiempo, mucho más real. Puede resultar útil usar un absoluto para un personaje concreto, sobre todo en fantasía, pero los protagonistas resultarán mucho más creíbles y interesantes si son imperfectos.

  • Tu novela trata muchos sentimientos: El amor, el odio, el miedo, el rencor, los celos, … ¿los metiste de manera consciente o fueron surgiendo a medida que escribías la novela?

       Totalmente consciente. La gestión de emociones es algo con lo que estamos lidiando todo el tiempo, aprendiendo continuamente. Y yo quiero a mis personajes también en esa lucha.

      He utilizado algunas emociones para hacer reflexionar a los personajes sobre ciertas cosas. Por ejemplo, si alguien hace algo bueno por ti que tú no has pedido, ¿es positivo o negativo?

  • Difícil prefunta. no sabría que responderte. Lector/a, si tienes la respuesta déjala en los comentarios. Para acabar con el worldbuilding de El don de Haziel, Lola hacia el final de la novela visita un lugar apasionante del que solo das unas pinceladas, pero ya engancha al dar forma en nuestra mente a un espacio tan especial como ese ¿Cómo fue crear un espacio así? Dan muchas ganas de saber más de ese lugar ¿Volveremos a visitarlo en el futuro?

      ¿Te gustó? Son solo pinceladas porque quería que fuese la mente del lector el que le diese la forma definitiva. La imaginación es más poderosa que cualquier descripción.

  • ¿Cómo definirías tu libro? Descríbelo en tres palabras.

      ¡Qué pregunta tan difícil!

      Voy a decir; desenfadado, ágil y original.

  • El final de la novela es cerrado, pero a su vez apetece seguir sabiendo la evolución de Lola y de nuestro personaje masculino ¿te has planteado seguir la historia de alguna manera?

      Varios lectores me han pedido un epílogo respondiendo a algunas cuestiones, así que es probable que lo escriba en el futuro.

  • Vamos a hablar de dos aspectos de las novelas de las que no se suele hablar y me parecen muy difíciles de crear y de dar forma. Empecemos por el primero, la portada. Me parece brutal, superatractiva y muy acertada para la novela ¿Cómo la hiciste? Y si no fuiste tú ¿Quién te la hizo? ¿Cómo fue el proceso de darle forma?

      ¡La portada es maravillosa! Es una fotocomposición obra de David Orell, que fue también lector beta del libro. Creo que ese detalle fue clave, ya que al conocer a Lola, pudo encontrar la imagen perfecta para ella.

      Durante el proceso le di libertad total a David. Creo que si confías en un artista, debes hacerlo así. Él es el profesional, deja que haga su magia.

  • El segundo aspecto del que quiero hablar es la sinopsis. Solemos centrarnos mucho en el worldbuilding, los personajes, el estilo,… pero una vez acabada la novela nos enfrentamos a ese pequeño resumen para enganchar a los lectores y no sabemos cómo hacerlo ¿Cómo la hiciste tú? ¿te resultó complicado (sobretodo teniendo en cuenta que hay mucho de la novela que no se puede contar para no destriparla)?

      Como siempre, me resultó muy complicada. En relación tiempo-esfuerzo, la sinopsis me parece mucho más difícil que escribir la novela. Y sí, en este caso tenía el añadido de cómo lograr interesar al lector sin desvelar nada importante.

      El proceso que sigo es hacer un resumen general de la historia, y luego ir quitando información hasta quedarme con un par de párrafos. Después reescribo, reescribo y reescribo intentando conseguir un texto que dé ganas de leer el libro.

  • Vayamos a tu proceso creativo ¿Cuál es tu herramienta preferida en la fase de Worldbuilding? Bloc de notas, ordenador, …

      Toda la fase inicial de creación de la novela la hago en papel. Normalmente dedico un cuaderno a cada historia, pero termino usando un montón de hojas sueltas, así que el cuaderno se acaba convirtiendo en una carpeta.

  • ¿Cuál es la faceta de Worldbuilding en la que te sientes más cómoda?

      Imaginando el paisaje. La naturaleza me parece asombrosa y me gusta observarla y aprender sobre ella.

  • ¿Cúal es la parte de worldbuilding que te gustaría mejorar?

      Todo el tema de la política. No soy buena en eso.

  • ¿Qué libro o libros has utilizado como fuente de inspiración? Ya sea por la temática, por la técnica narrrativa, por los personajes,…

      ¡Muchísimos! Siempre estoy leyendo, ficción y no ficción. De todos los libros se puede aprender algo. Incluso de las malas novelas, porque también resulta útil saber qué no hacer.

  • ¿En qué proyectos literarios andas metida ahora? Todos los que se puedan confesar claro.

      Uy, apunta, apunta: estoy con la escaleta de mi próxima novela, preparando un libro de no ficción con mi mejor amiga, maquetando La leyenda de Bellasombra para publicarla en papel (de momento solo está disponible en ebook), y organizando una sorpresa para abril de 2019, cuando mi reto 5 líneas cumple 5 años. ¿Qué te parece?

  • Para finalizar ¿Cómo imaginas tu carrera literaria? ¿Qué pensará Adella Brac de El don de Haziel dentro de unos años?

      Pensará que lo podría haber hecho mejor, ¡seguro! Porque es lo que pienso de cada uno de mis libros cuando echo la vista atrás.

      Pero se sentirá tan orgullosa como lo estoy ahora, por seguir día a día luchando por mi sueño.

       Para finalizar te dejo el teclado para hacerte tú misma la pregunta que querría haber contestado sobre worldbuilding, y por supuesto contestarla.

     ¿Un autor que admiras por su manejo del worldbuilding?

     A Patrick Rothfuss. Me impresiona todos los detalles que ha tenido en cuenta a la hora de crear el mundo de Kvothe.

      Muchas gracias por tu amabilidad y por contestar tantas preguntas, Adella. Es un verdadero placer contar contigo como mi autora de septiembre de #UnAñoDeAutoras y saber un poco más sobre el worldbuilding de El don de Haziel.

      ¡Gracias a ti!

      Y a ti lector/a, gracias por pasarte una vez más por El Constructor de Mundos. La semana que viene publicaré la reseña de El Don de Haziel. Si tienes alguna pregunta que hacerle a Adella Brac, ponla en el apartado de comentarios y me encargaré de hacersela llegar.

      Un fuerte abrazo y hasta pronto.

By |2018-09-21T07:51:19+00:00septiembre 21st, 2018|#UnAñoDeAutoras|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.