Reseña: Un cadáver muy frío

/, Reseñas/Reseña: Un cadáver muy frío

Reseña: Un cadáver muy frío

Título: Un cadáver muy frío

Autora: Ana Bolox

Editorial: CrateSpace Independent Publishing Platform

Fecha de publicación: 3 de enero del 2018

Número de páginas: 255

Sinopsis:

       La nieve cubre las calles de Nueva York, los villancicos y el muérdago se han instalado en Barneys, la Navidad de 1978 se acerca y Anne Starling, profesora de física en la universidad de Columbia y detective aficionada, se aburre sin concesiones. Plantear retos intelectuales a sus alumnos o inventarle ancestros heroicos a su marido, un diplomático británico, a fin de contrarrestar la soberbia del cónsul germano apenas si la sacan de una monotonía tediosa a la que es incapaz de sobreponerse. Cuando una peculiar anciana le cuenta que sospecha que su vecino, el señor Snow, ha sido secuestrado por una boa, Anne ve la oportunidad que estaba esperando para abrir una nueva investigación. Sus pesquisas volverán a ponerla en el camino del inspector Crawford, un policía con el que mantiene una chispeante historia de allanamientos, resolución de asesinatos e intercambio de encantadoras impertinencias. No importa lo mucho que Crawford se empeñe en apartar a la señora Starling del caso Snow cuando se revele más peligroso de lo que parecía al principio, Anne no está dispuesta a dejar sin resolver el enigma.

CONSTRUCCIÓN DE LOS PERSONAJES:

        Un cadáver muy frío es una novela que se apoya sobre dos personajes principales (Anne Starling y el inspector Crawford), muy bien diseñados y con una química muy especial. Pero junto a ellos, hay varios secundarios también muy bien construídos, y les dan el contrapunto ideal a los principales. Pero comenzaré por analizar los dos principales:

  • Anne Starling es una profesora de universidad y esposa de un diplomático británico en el Nueva York de 1978. Pero su verdadera pasión es hacer de detective aficionada en sus ratos libres. Es una mujer fascinante. Es una mujer muy inteligente, atrevida, segura de sí misma y con un humor y una ironía muy finas. Es una de las mejores protagonistas de novela policíaca que me he encontrado en mucho tiempo. Es un vértice brillante en el triángulo que forma con su marido y con el inspector Crawford. Es muy decidida, incluso podría decirse que ligeramente incosnciente en algunas de sus decisiones. Sabe utilizar sus armas y tiene muy claro lo que quiere. Al comenzar a conocerla en la novela podría parecer que será una mujer que se aburre y se mete a investigar por ello, pero es mucho más que eso. Es una mujer con muchas capas: aquella que ama a su marido, la que reta a sus alumnos, la que maquina para no quedarse callada en una cena con diplomáticos alemanes, la que se muestra coqueta con el inspector, la que hace todo lo que haga falta para lograr lo que quiere,… Me alegra mucho el saber que es una serie de libros, ya que me he quedado con muchas ganas de conocer más sobre ella.
  • Inspector Crawford: Es el “compañero” de aventuras de la Sra Starling. La disfruta y sufre a partes iguales. Es un personaje por el que podemos sentir empatía nada más conocerlo. Se deja arrastrar por la Sra Starling y sufre una constante lucha entre seguirle el juego y su papel de policía. Ella le trae muchísimos dolores de cabeza, pero a su vez siente por ella una atracción innegable. Y hay algo que hace que queramos seguir leyendo la serie de libros de la Sra Starling, acabas con la sensación de que Crawford tiene mucho que ofrecer. Es casi un desconocido pese a haber acabado el libro. Seguro que tiene muchas sorpresas por mostrarnos.

        Estos son los dos personajes principales de la novela. Pero toda buena novela, y puedo asegurar que esta lo es, tiene unos secundarios a un gran nivel que les den el contrapunto necesario a los principales. Es este caso quiero destacar a dos personajes:

  • James Starling: Marido de Anne y diplomático del Reino Unido. Es un personaje en el que me he fijado especialmente. Vive ignorante de las aventuras de su mujer, o eso nos hace querer ver. Tienen una química y un juego de seducciones muy interesante. Él es muy consciente de la personalidad de su mujer. No quiero destripar nada, pero el diálogo que tiene la pareja sobre una figura de Shiva y un diplomático alemán es para enmarcarlo. Muestra a las claras la personalidad de ambos. Estoy seguro que en futuros libros podremos ir indagando más en un personaje del que solo se muestran unas pinceladas muy interesantes.
  • La anciana Lacey: Es un personaje secundario pero desencadenante de toda la historia. La presentación que se hace de ella cuando habla por primera vez con la Sra Starling es maravillosa (analizaré más adelante el planteamiento que ocurre ahí sobre el señor Snow y una boa). Parece una adorable anciana que ha perdido la cabeza con el paso del tiempo. Pero ¿seguro que es así?.
Portada Un cadáver muy frío

Portada de Un cadáver muy frío.

La construcción del mundo:

        La novela transcurre en la ciudad de Nueva York a finales de la decada de los 80. Como he podido saber gracias a entrevistar a la autora (si quieres saber más sobre la entrevista puedes leer la parte en la que hablamos de su proceso creativo de este libro aquí) el escenario es escogido desde el principio. Considero que es todo un acierto, ya que es un detalle más en todo un conjunto que hacen de Un cadáver muy frío un libro clásico, en el mejor significado de la palabra. Se respira el ambiente de gran novela policíaca detrás que cada palabra.

       Al escoger Nueva York en aquella época como escenario hace que vengan muchas imágenes a nuestra memoria, fruto de la cantidad de películas que hemos visto en aquel lugar. Eso permite a la autora no tener que dar demasiados detalles de los lugares para que podamos imaginarlos. Como ella mismo respondía en la entrevista anteriormente citada, “Sólo hasta el punto estrictamente necesario y ni un paso más allá. Edifica el mundo en el que va a desarrollarse tu novela con lo que de verdad necesita ese mundo, la historia y los personajes que se mueven en él, y con lo que  necesita el lector para adentrarse en ese universo. Todo lo que no sirva de apoyo a alguno de estos elementos, sobra.”.

        Quisiera comentar un concepto con el que me he quedado en esta novela. Es cierto que aparecen distintos escenarios a lo largo de la novela, la casa de los Starling, el piso del señor Snow, un barco, la comisaría, la universidad,… pero siento que el verdadero escenario lo marcan los personajes. Estén donde estén el foco se centra en los personajes y en sus interrelaciones, no tanto en el lugar y sus detalles. Pero aún así logra que podamos imaginar cada escenario a nuestra manera. Puede que cada lector se imagine esos lugares de manera distinta al no haber tantos detalles sobre ellos, pero al final lo importante todos lo vemos e interpretamos de la misma manera.

        Hay un juego que se da en la novela y que me encanta. Durante un buen tramo de la historia vamos saltando de escenario entre los dos focos principales: la señora Starling y su entorno, y un barco (no voy a entrár en más detalles para no destripar nada). Me gusta mucho ese planteamiento tan ágil de saltar de uno al otro, ya que permite que podamos vivir ambas historias de manera paralela sin perdernos en largos párrafos vacíos.

        Si eres asiduo a mi blog sabrás que soy un enamorado del Worldbuilding, y que me encantan las novelas donde se muestra un mundo bien construído. Muchas veces se toma por buen mundo construído a aquel lleno de detalles, pero no siempre es así. Un buen mundo (ya sea real o imaginado) es quel que sirve a la perfeccción a la historia que se cuenta en la novela. Y este es precisamente el caso de Un cadáver muy frío. La ciudad, los escenarios y las localizaciones están al servicio de lo más importante, los personajes y la trama. Y en este caso, están al servicio, principalmente de la gran Anne Starling.

Opinión:

        Cuando escribo una reseña lo primero que suelo hacer es dar los conceptos más centrados en la construcción de los personajes y del mundo, para luego dar paso a mi sincera opinión personal. En el caso de Un cadaver muy frío tengo que decir que es un libro muy recomendable. Crecí entre libros, y entre muchos otros fueron cayendo distintas obras de la gran Agatha Christie. A primera vista, desde los ojos de un adolescente que arrancaba en el mundo de la lectura, podían parecer historias sencillas, atractivas y fáciles de leer. Pero con el paso del tiempo fui dándome cuenta que estas historias escondían una gran complejidad estructural y formal que me maravillaba. Todo encajaba con un gran puzzle. Y esa sensación la he vuelto a sentir al leer esta novela de Ana Bolox. Seguía a la autora por su blog y las redes sociales, pero nunca había tenido entre mis manos uno de sus libros. Con esta lectura he vuelto a sentirme sentado en mi antigua habitación leyendo sobre la cama. Y pese a que lo he leído en e-book, casi me parecía que pasaba las amarillentas hojas de la vieja colección de Agatha Christie. En sus páginas se respira el mismo aroma y la misma inteligencia.

        La novela arranca en todo lo alto, con un primer capítulo muy breve pero intenso. Dice así: Abrió los ojos como si los párpados soportasen el peso del planeta. Estaba oscuro y el aire viciado le llenó los pulmones con un olor acre. La náusea subió rápida hasta la garganta, sin avisar. Con estas tres frases Ana ya logra meternos en ambiente y sentir una gran angustia. No entendemos muy bien lo que ocurre, pero sabemos que alguien está en apuros. Y esa tensión, ese no saber lo que está ocurriendo será nuestro mayor compañero en este viaje.

        Y en este punto, cuando arranca el segúndo capítulo es cuando Ana Bolox saca otra de las grandes armas de la novela: El humor. Acompañamos a la Sra Starling en una cafetería mientras se acerca la señora Lacey. Esta, le dice que una boa ha podido secuestrar a su vecino, el señor Snow. Esta confesión (que no destripo nada, ya que es una de las premisas iniciales de la novela y aparece en su sinopsis) hace que nos sintamos perdidos frente a lo que está ocurriendo ante nuestros ojos. Y algo que parece una pequeña anécdota dentro de la historia se va tornando en algo mucho mayor. Pero volviendo al humor, la gran protagonista de ese humor es la propia Sra Starling. Muestra una inteligencia y una ironía tan atractivas que nos sentimos completamente identificados con los hombres que la rodean, es imposible no caer rendida a sus pies.

        Y en este punto comienzan a ocurrir cosas en distintos lugares, que pudieran parecer inconexos, pero como en toda buena novela clásica, van encajando por el final. Son capítulos cortos, donde prima la acción sobre los detalles, pero en los que podemos ver las distintas partes de una misma trama. En este sentido quiero reconocer la maestría que muestra Ana para ir dándonos muy poco a poco las claves de todo, unas veces de una manera muy clara y otras escondidas ante nuestros ojos. Ese es otro de sus puntos fuertes, logra que todo encaje, y aquello que en su momento te podía haber parecido una información anecdótica se vuelve crucial.

        Otro de los conceptos que me ha encantado de la novela es la sensación continua que estamos leyendo una primera novela de una serie, pero que nos hemos perdido algo antes. La Sra Starling y el inspector ya se conocen, y van dejando pinceladas a lo largo de la historia sobre lo que ha podido ocurrir en su anterior encuentro. Esa sensación continua de estar perdido ante algo que no sabemos me ha encantado, ya que en parte podemos utilizar nuestra imaginación para ir sabiendo que ha ocurrido en un caso anterior que no nos han contado.

        Para finalizar quiero volver a la Sra Starling. Es una mujer con un atractivo innegable. Cada vez que aparece en escena la recibía con una sonrisa en la boca, sabedor que esa fina ironía y esa inteligencia aparecerían tarde o temprano. Pero no solo ella brilla. Ella centra toda la atención, pero los dos hombres que forman con ella su triángulo vital (el inspector y el marido) son igualmente atractivos. Pero ambos se nos muestran casi como en boceto, sin necesidad de profundizar en sus personalidades. Pero estoy seguro de que estos dos hombres nos van a traer muchas sorpresas en un futuro. Tienen sólidos cimientos para ello, y una gran primera estrella a su lado, una mujer que podría ponérsele la cara de cualquier gran actriz clásica de cine y brillaría como la estrella que es.

        En definitiva, es una lectura obligatoria para cualquier amante de la novela policíaca clásica, pero no solo para ellos. Recomiendo su lectura a cualquier escritor que quiera aprender como trazar una buena trama y como ir escondiendo las claves a la vista del lector. Tengo que reconocer que si antes la seguía en las redes, ahora me declaro fan de sus obras y estoy seguro que adornarán mis estanterías. Y lo más importante, acuparán mis ratos de lectura para disfrutar y aprender de la que ya considero personalmente una gran dama de la novela policíaca española.

      

Te gustará si:

  • Quieres leer la primera de una serie de novelas policíacas que estoy seguro considerarás un tesoro.
  • Te gustan las novelas de la gran Agatha Christie, no puedes perderte a Ana Bolox.
  • Te gustan las novelas con una protagonista femenina inteligente, fascinante, irónica e hipnótica. Un gran descubrimiento del que me declaro fan incondicional.
  • Quieres disfrutar con una trama que funciona como un gran mecanismo, que mirándolo al principio parece caótico, pero poco a poco va encajando a la perfección.
  • Quieres vivir en un Nueva York nevado donde lo principal no es la gran ciudad, sino los personajes y la trama que se esconde.
  • Disfrutas leyendo una novela con claros tintes clásicos, pero fresca, imaginativa y atractiva.
  • Te gustan las novelas de otros géneros pero quieres aprender cómo construir una gran trama, unos grandes personajes y una ambientación en general que haga que desees que salgan muchos más libros de la colección.
By |2018-06-11T16:21:20+00:00mayo 31st, 2018|#UnAñoDeAutoras, Reseñas|1 Comment

About the Author:

One Comment

  1. Ana Bolox 4 junio, 2018 at 17:09 - Reply

    Muchísimas gracias por la reseña, Aritz, te la has currado muchísimo y me ha encantado. No sabes lo agradecidísima que te estoy, pero no sólo por la reseña, sino por el fantástico mes de mayo que me has regalado y también, ¡esto sí que es importante!, porque he conocido a un nuevo amigo :-)

    Un abrazo enoooooooorme.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.