Reseña: Me llamo Zoila

/, Reseñas/Reseña: Me llamo Zoila

Reseña: Me llamo Zoila

Título: Me llamo Zoila

Autora: Chiki Fabregat

Editorial: edebé

Fecha de publicación: 23 de junio del 2016

Número de páginas: 176

Sinopsis:

       Ella no ha pedido ser lo que es ni tener esas orejas. No ha pedido el poder de causar la muerte o curar heridas solo con el pensamiento, casi sin darse cuenta, ni leer la mente de otras personas, aunque hacerlo pueda facilitarle la vida. Su madre murió sin que los elfos hicieran nada para evitarlo y su padre humano los abandonó, a ella, y a su hermano mellizo. Solo su abuela, que los acogió como a sus hijos, se ha preocupado por formar una familia en la que hasta ahora han sido felices los tres. Zoila tiene dieciséis años y le gustaría seguir yendo al instituto, preocuparse por los exámenes o mentir a su abuela para salir con un chico y volver un poco más tarde… Pero desearlo no es suficiente.

 

CONSTRUCCIÓN DE LOS PERSONAJES:

        En esta fantástica novela juvenil de Chiki Fabregat seguimos la vida de Zoila, una joven medio elfa con problemas para adaptarse a su entorno. Tiene un hermano con quien comparte una peculiaridad muy especial, pese a nacer solo 10 minutos después de él, el médico decidió que nacieron en años diferentes, ya que era nochevieja. Y esa es otra de las cosas que le han marcado para siempre. Pero aunque esté escrito en primera persona y sigamos a Zoila, los demás personajes que le rodean hacen que la novela fluya de maravilla. Voy a analizar los principales:

  • Zoila: Es una medio elfa maravillosa. Le cuesta mucho adaptarse y es muy consciente de sus diferencias. Está muy marcada por su pasado y por la historia de sus padres. Pretende pasar desapercibida allá donde está, ocultando sus orejas para que nadie sepa de sus orígenes. Tiene también la presencia de su hermano mayor al que adora, pero que hace que se le vea aún más aislada del entorno. Para ella su hermano y su abuela lo son todo. Pero ocurriran ciertas cosas que harán que su mundo se tambalee, partiendo desde la aparición de un chico hasta la aparición de su familia materna que le obligarán a tomar decisiones. Podría decirse que Zoila es una joven que querría ser una sombra, pasando desapercibida. También está muy marcada por la muerte de su madre y la desaparición de su padre, por lo que viven con su abuela paterna. Es muy consecuente con su pensamiento y sus sentimientos, lo que hace que quieras a esta joven desde el momento en la que la conoces.
  • Liam: Si Zoila podría ser la sombra, Liam es la luz de los hermanos. Es guapo, cae bien a la gente y es muy popular. Pero eso no quiere decir que sea mal hermano con Zoila, justo lo contrario. Los dos hermanos se adoran y tienen una habilidad muy especial para hablar entre ellos. Pese a que solo sea diez minutos mayor que ella tiene el papel de hermano mayor muy asumido. Pero se encuentra con el mismo dilema moral que Zoila con respecto a su familia materna, y esto nos permitirá ver cómo dos personas pueden tomar decisiones tan diferentes. Ese es justo uno de los puntos fuertes de la novela.
  • Gerb: Es el desencadenante que hace que el mundo de Zoila y Liam se tambalee hasta los cimientos. Es su tio, y entra en escena para traerles el mundo de los elfos que tanto han querido apartar de su mente (en especial Zoila). Es el primero elfo entero que aparece en la novela, y considero que está muy bien construído. Tiene un caracter y una manera de actuar muy diferentes a los humanos, dándole personalidad propia.
  • La abuela Lola: Es el paradigma de la mujer mayor sufridora. Vivió la historia de su hijo con la madre de Zoila y Liam. Al tiempo su hijo se fue y ella se quedó cuidando de sus nietos. No suele levantar  la voz, y suele apagar sus nervios y frustración cocinando. Causa una gran empatía, ya que es muy respetuosa con sus nietos. Ella tendrá su opinión sobre todo lo que ocurre, pero se mantiene en silencio para que sus nietos tomen el camino que decidan.
  • Raimon: Es un nuevo chico que aparece en clase de Zoila. Misterioso y extraño, Zoila siente empatía con él desde el principio. Despierta en Zoila los primeros sentimientos de amor por alguien fuera de su familia. Aparece y desaparece de la historia continuamente, y eso nos hace que nos preguntemos si oculta algo. Lo conocemos a grandes rasgos, pero estoy seguro que sabremos más de él en los dos siguientes libros de la trilogía, ya que es un personaje rico e interesante.
portada de Me llamo Zoila

CONSTRUCCIÓN DEL MUNDO:

      Antes de comenzar a analizar el mundo de Me llamo Zoila, quiero comentar una opinión que tiene de si misma Chiki Fabregat y explicaba en su entrevista sobre Worldbuilding que publiqué en la página. En ella cuenta que es el primer mundo que ha construido, y que más que un mundo es una tiendecilla de campaña. Y yo no puedo estar más en desacuerdo. Tendemos a pensar que un buen mundo construido tiene que ser enorme, con cientos de personajes, razas, ciudades maravillosas que desbordan fantasía… Si llevas tiempo siguiendo este blog sabrás que yo no opino así (a pesar de que el nombre de Constructor de Mundos pueda hacer pensar eso y ame también ese tipo de mundos), pero soy de la opinión de que el worldbuilding de una novela tiene que ser justo el que la novela pide, y este es sin duda el caso de Me llamo Zoila.

     Arrancamos la historia con un gran prefacio. Nos encontramos con una serie de elfos en el bosque, sin entender muy bien lo que está ocurriendo. Se respira una gran tensión, y es una pequeña pincelada de lo que veremos más adelante. Se empiezan a notar pequeños rasgos del mundo de los elfos que iremos descubriendo más adelante (y que no desgranaré en profundidad para no quitar ese efecto sorpresa que merece toda buena novela.

      Tras ello, conocemos a Zoila en clase. No nos hacen falta muchos detalles para saber el ambiente en el que vive, marginada de los demás (en parte por el ambiente, pero también por su condición de medio-elfa que le hace sentirse diferente y temer que la descubran). Pero choca con que su hermano sea justo lo contrario, cuando la condición de ambos es la misma. No es necesaria la descripción del edificio ni del ambiente, ya que todos hemos pasado por allí y muchos nos hemos podido sentir identificados con Zoila.

      Camino a casa se encuentra un lugar que tienen prohibido pisar por su abuela, el bosque. Podemos imaginar lo que siente Zoila cuando lo ve, con esa mezcla de fascinación y miedo. Dicho bosque tendrá una presencia y una importancia fundamental en el desarrollo de la novela. Todos hemos podido sentir esa mezcla de atracción y prudencia que produce un bosque (la propia autora lo confiesa en su entrevista) y más aún cuando alguien nos prohibe que lo pisemos. Pero llegará un momento en el que lo pisen, y nada volverá a ser lo mismo para los dos hermanos.

      Zoila y Liam viven con su abuela. Chiki Fabregat no entra en demasiados detalles sobre el edificio. Considero que es un acierto, ya que ayuda a mantener el ritmo de la lectura. Nos ofrece pequeñas pinceladas, y luego cada uno puede imaginarse el espacio como quiera, ya que es un tipo de vivienda que hemos podido ver muchas veces en televisión, incluso en vivo. La inclusión de más detalles podría romper el ritmo de la novela, y más aún cuando está escrita en primera persona, donde muchas veces (y más aún en la literatura juvenil) priman los sentimientos sobre las descripciones. Es el lugar en el que Zoila se siente cómoda, se siente ella misma. Su refugio. Pero es justo allí donde aparece su tío y todo cambia a partir de ese momento. 

      Por último me gustaría, sin entrar en muchos detalles, reconocer el trabajo que ha hecho Chiki en el mundo de los elfos. Cuando leemos una historia que incluye elfos todos tendemos a volar nuestra imaginación hacia los lugares comunes que nos han ofrecido los libros de fantasía clásicos. Más aún cuando tras el éxito de El señor de los anillos tenemos tan presente la estética y forma de ser de los elfos. Pero partiendo de esos lugares comunes, Chiki Fabregat logra que disfrutemos con su visión personal de los elfos. Podemos imaginar su forma de vivir en contacto directo con la naturaleza. Podemos “ver” como se mueven, ya que la autora hace una muy acertada y atractiva descripción de como andan. Conocemos cómo se organizan a lo largo de la novela. En definitiva, pese a su idea de no haber creado un mundo complejo, ha dado forma a un habitat de los elfos elaborado, certero, atractivo y que nos deja con las irrefrenables ganas de leer los otros dos tomos de la trilogía. Chiki, si lees esto, para haber creado según tú una pequeña tienda de campaña, te ha quedado el mundo perfecto para desarrollar la historia de la joven Zoila.    

     

imagen de un bosque verde

OPINIÓN:

      Cuando arranco a decir mi opinión suelo comentar primero mi sensación al acabar el libro. Me llamo Zoila es una gran fantasía juvenil que se disfruta de principio a fin. Conocí a Chiki Fábregat por comentarios de amigos y por seguirle por las redes. Cuando leía sus historias cotidianas en el autobús pensaba que es una autora con una magia especial. Así que me lancé a leer Me llamo Zoila, y no puedo estar más feliz por haber tomado esta decisión. He descubiertoo en Zoila a una gran protagonista, muy bien construída, y un mundo de elfos fascinante. Y por encima de todo, he encontrado a una escritora especial, alguien que transmite su energía y su magia a sus palabras. Si algún día la conozco en persona (que espero que así sea) miraré disimuladamente debajo de su pelo para ver si tras esa sonrisa se esconde una elfa en nuestro mundo.

      Quiero recalcar que considero esta novela como una historia de amores, en plural. Cuando desde hace años me enfrento a una novela juvenil, siempre temo que el autor se quede en la superficie de las cosas, como si los jóvenes lectores no fueran capaces de entender la profundidad de muchos sentimientos. Y en este caso tengo que decir que los distintos amores que aparecen en la novela traspasan al lector. No hablamos del amor romántico (que también hace acto de presencia en la novela), sino a otro tipo de amores: el amor incondicional de una abuela, el amor contra todas las trabas de los padres, el amor y dolor (algo que lleva Chiki con maestría) que siente hacia su hermano Zoila en muchos momentos,… Y no me quiero olvidar de un amor que narra muy bien la autora y me ha fascinado: El amor de los elfos. Casi siempre suele dibujarse a los elfos como seres fríos. Incluso en esta novela hay tramos en los que lo parecen, pero Chiki ha logrado que veamos el interior de los elfos, su alma. Y esa visión del amor me ha maravillado (aunque podría hablarse de amores de elfo, ya que a lo largo de la novela podremos ver que ese amor no es solo de una manera).

      Lo primero que llama la atención de Me llamo Zoila es que está escrito en primera persona. Tengo un proyecto de novela que está aún en sus primeras fases y puedo afirmar que escribir en primera persona da muchos quebraderos de cabeza. Seguimos toda la historia a través de los ojos de la protagonista y eso supone un gran reto, ya que limitamos el espacio y la acción al lugar donde ella se encuentre. Y complica aún más si, como es el caso, hablamos de una novela en la que los sentimientos tienen un gran peso. Lo que puede parecernos una ventaja al hablar de los sentimientos de la protagonista, ya que ella es la que narra todo, se vuelve un problema para afrontar los sentimientos de los demás. Hay que ser muy hábil para tratar los sentimeintos ajenos en primera persona, y Chiki lo es. A veces los podemos notar en los diálogos que mantiene Zoila con el resto de personajes, pero otras sabemos (o creemos saber) los sentimientos de los demás a través de sus ojos. Es muy dificil lograr eso, y a su vez da mucho juego que la autora de Me llamo Zoila sabe aprovecharlo muy bien.

      Por último, quisiera hacer un alegato de la novela juvenil. Aunque haya grandes autores que se dedican a ella, el público general suele menospreciar en muchas ocasiones este tipo de novelas. Creen que es un género menor, o que una vez superada la juventud, no hay que leer este tipo de literatura. Considero que es un gran error. Es más, nos iría mucho mejor si más gente leyera este género. En el caso concreto de Zoila podrían aprender a sentir empatía por alguien que se siente fuera de lugar, aprenderían lo que significa el amor en sus más variadas acepciones (palabra que parece que a partir de una edad se vuelve muy limitada). También podrían disfrutar de una novela muy divertida que nos abre las puertas de par en par a la imaginación. Y sobretodo, leyendo a Chiki Fabregat podrían descubrir que la magia y el gran corazón de una autora y persona fantástica se transmite a sus palabras. El mundo sería mucho mejor si hubiera más Chiki Fabregat en él.

     

TE GUSTARÁ ME LLAMO ZOILA SI…

  • Quieres leer a una autora que tiene una magia muy especial
  • Te gustan las novelas de fantasía juvenil muy entretenidas y con un trasfondo muy rico.
  • Te gustan las novelas con una protagonista femenina que sufre, que siente, que ama y que le duele su entorno. Una joven que te atrapa desde sus primeras palabras.
  • Quieres disfrutar con fantasía juvenil, que pese a lo que opine la autora en su infinita modestia, te abrirá de par en par a un mundo de humanos y elfos muy atractivo.
  • Si como escritor quieres aprender a escribir una novela que narra sentimientos propios y ajenos en primera persona.
  • Quieres saber lo que es vivir en la piel de una joven que le parece que no encaja en nigún lugar.
  • Disfrutas leyendo una novela en la que te mostrarán dos maneras de afrontar un dilema personal y familiar desde dos ópticas muy distintas.
  • Te gustan las novelas que te dejan con ganas de leer más sobre sus personajes y su mundo. En este caso además estamos de enhorabuena, ya que hay dos libros más dispuestos para que los leas. Y estoy seguro que si lees Me llamo Zoila no podrás resistirte a leer los otros dos.
By |2018-07-26T10:37:38+00:00julio 26th, 2018|#UnAñoDeAutoras, Reseñas|2 Comments

About the Author:

2 Comments

  1. Chiki 26 julio, 2018 at 10:50 - Reply

    Voy a llorar de emoción. Que si leo esto, dice. ¿Cómo no leerlo? Ha sido para mí un lujo tener enfrente a alguien que me lee con ese mimo, que valora cada palabra. De todo corazón, Aritz, gracias.

    • A.P.Berra 26 julio, 2018 at 21:22 - Reply

      Muchas gracias a ti Chiki. Es un verdadero placer contar con una autora como tú en mi blog. Como te he dicho antes, después de leerte al cariño se una la admiración, como autora y como persona. Gracias por aceptar la oferta de esta aventura llamada #UnAñoDeAutoras. Ya tienes un fan incondicional en el norte.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.