Entrevista a P

Entrevista a P

  • Un, dos, tres. Probando grabadora. Audio número 35: Entrevista a P. Buenos días Teniente Kanna. Muchas gracias por dejarme entrevistarla. Por razones de seguridad no voy a describir donde nos encontramos, ya que tengo entendido que hay mucha gente en el universo que le gustaría saberlo para hacerle una visita no muy amistosa. Lo primero que me me gustaría saber es: ¿De dónde viene su nombre? Pekachakanawari no es un nombre muy común. Y se lo dice un vasco que de nombres y apellidos largos y extraños sabemos un rato.

  • Muchas gracias a usted, señor Aritz, por mantener en secreto las coordenadas de la Falcon. Como bien comenta, nos hemos ganado la enemistad de algunos bandos y corporaciones de la galaxia. Además nos preocupa que su sociedad no esté preparada para aceptar nuestra existencia.

      En cuanto a mi nombre, es un apelativo que me va como anillo al dedo, mi padre no fue muy original al elegir un nombre ayariel que me describe tan bien.

  • ¿Me permites que te tutee y te llame P? En los numerosos mensajes holográficos que hemos intercambiado para concertar esta cita creo que hemos adquirido cierta amistad como para ello.

  • ¡Menos mal!, se me hace muy raro tanto protocolo… todavía no me he adaptado muy bien a mi nuevo rango dentro del escalafón militar y prefiero que me sigan tratando como la P que siempre he sido.

  • No sé si sabes que hay una escritora que ha tenido acceso a los archivos de tu diario y los ha plasmado en un libro. Su nombre es Aroa R. Zúñiga. Lo digo por si quieres hacerle una visita.

  • Sí, he tenido el placer y el privilegio de conocerla. Necesitaba una historia que contar y nosotros se la dimos… a cambio, claro está, debía difundirla dentro de vuestro sistema solar para captar la atención de nuevos reclutas simpatizantes a nuestra causa.

  • Para quien no te conozca. ¿Cómo es físicamente P?

  • Bueno, soy bastante pequeña si me comparáis con vosotros. Aunque lo que más os suele llamar la atención es mi cola y mis orejas, similares a los zorros de vuestro planeta. Además, como buena cazadora, tengo unos colmillos más desarrollados. Sin embargo también tengo mucho de ressana: como puedes ver tengo dos brazos, dos piernas, un par de ojos… no soy tan distinta.

  • Tengo entendido que eres una mestiza entre Ayariel y humana ¿Cómo se lleva esa mezcla de caracteres en tu personalidad?

  • No te voy a mentir, lo he pasado muy mal. Por desgracia perdí a mi padre y con él toda mi herencia ayariel, así que me he criado siguiendo los estereotipos y costumbres ressanas (o humanas como tú las llamas). Me sentía fuera de lugar porque mi personalidad, mi instinto y mis habilidades sociales chocaban con las de mis compañeros “humanos”… pero luego comprendí que no podía compararme con ellos, que yo soy yo y que no tengo razones para avergonzarme de ello. Desde que me acepto tal y como soy, soy mucho más feliz.

  • Háblame un poco de tu infancia. ¿Cómo recuerdas la vida con tus padres y tus hermanos?

  • Fue una época muy feliz y divertida de la que guardo recuerdos maravillosos. Mi padre y mi madre se enamoraron nada más verse, fue un flechazo, no les importó la opinión de nadie y no ocultaron su relación: es verdad que a veces discutían sobre si debían criarnos como ayarieles o como ressanos pero realmente nos dejaron elegir, nos permitieron seguir nuestros instintos… Mis dos hemanos y yo nacimos a la vez, pero no nos parecíamos en nada ni física, ni mentalmente. Yo era el trasto de la familia y la que más quebraderos de cabeza les daba, pero pronto comprendieron que tenía más de ayariel que el resto y me dejaron llevar mi etapa de cachorro con naturalidad y libertad.

  • De pronto llegó un tirano llamado Xerjes y acabó con todo. Supongo que no habrás podido superar aquello. ¿Qué ocurrió?

  • No lo sé, yo era muy pequeña y todavía es un dolor reciente del que los mayores no me quieren hablar. Por lo que tengo entendido fue un tema político: cuando se fundó A’tla en Gaea, tras la destrucción de Ressa, todo iba bien pero poco a poco la ciudadanía ressana se fue radicalizando, se creyeron superiores y quisieron acabar con los que no eran como ellos… creo que querían preservar su cultura a toda costa tras la destrucción de su mundo natal y pensaban que el mestizaje y las otras razas entorpecerían esa meta.

  • Eras una niña cuando pasó todo aquello ¿Cómo fue tu vida una vez que te quedaste sola en este mundo?

  • Terrible, tanto ver como asesinaban a mis padres y hermanos, como tener que sobrevivir en los suburbios de una ciudad en guerra. Tras el exterminio de Xerjes surgió un grupo de guerrilleros que se oponían al régimen. En las calles había escaramuzas, un montón de víctimas inocentes, muertos… En cierto modo sobreviví gracias a ellos, aproveché la convulsión social y la guerra para saquear todo lo que podía. Además mi relación con los gaeanos de aquella época no era buena: eran demasiado primitivos y nos veían como mascotas.

  • ¿Recuerdas a algún amigo en esos tiempos en los que estabas casi siempre escondida tratando de sobrevivir?

  • No, estaba sola porque no podía fiarme de nadie, la cabeza de los supervivientes mestizos o extranjeros tenía un precio muy alto. Sin embargo sí que tenía enemigos… ¡Cómo olvidar al maldito Kash-Tar y sus esbirros! Él fue mi peor pesadilla. Me acosaba día y noche, no sé qué pretendía: si quería venderme, esclavizarme, o entregarme a los Nobles… el caso es que siempre quiso darme caza. Por suerte era bastante torpe y sus métodos rudos y previsibles.

  • ¿Por qué decidiste enrolarte en la Falcon?

  • Por venganza. Cuando la guerra terminó y los insurgentes lograron derrocar al régimen de los Nobles, la gente suspiró aliviada y regresaron a sus vidas. Pero cuando me enteré de que Xerjes había escapado y que el nuevo gobierno no haría nada para tratar de ganarse la simpatía de la Federación de Planetas, sentí que nada de lo que había vivido y sufrido merecía la pena. Entonces escuché los rumores de que la Falcon iba a zarpar, que buscaban tripulación y que su objetivo era el mismo que el mío: hacerle pagar a ese genocida por sus crímenes.

  • ¿Cuál fue tu primera impresión cuando entraste en la nave?

  • Mi primera impresión fue bastante positiva: nunca había estado en una nave espacial y pensé que la Falcon era la más increíble de todas pero tan pronto como puse un pie dentro supe que me equivocaba. Era una tartana obsoleta, en un estado deplorable… Y la tripulación también dejaba mucho que desear.

  • ¿Eras consciente de que enrolarte en una nave así iba a ser tan duro siendo tú una adolescente abriéndose a la vida?

  • No tenía ni idea de que alcanzar la madurez ayariel sería tan duro, además no había nadie que me guiase en mi crecimiento. Bueno, estaba Tuk, pero él es un liwon.

      Tampoco esperaba que aquella primera mala impresión de mis nuevos compañeros de viaje fuese tan acertada: en la Falcon embarcó todo tipo de gente que estaban metidos en asuntos muy turbios… Xerjes era el problema principal pero no el único. Además, como bien dijo IT-14, era un imán para atraer los bajos porcentajes y meterme en líos.

portada de Proyecto: Data P

Portada de la novela basada en las vivencias de P

  • Nunca he tenido la oportunidad de viajar al espacio ¿Qué sentiste la primera vez que viste tu planeta hacerse más y más pequeño?

  • ¿Cómo es la expresión? ¿Mariposas en el estómago? Fue algo maravilloso, por un momento me olvidé de todo y quedé hipnotizada por la visión y la experiencia. Es altamente recomendable, espero que pronto obtengáis la tecnología para poder viajar por el espacio, aunque tengo entendido que ya habéis salido de la atmósfera y habéis enviado sondas.

  • He leído en tu diario que uno de tus mayores problemas en la Falcon era con la alimentación ¿Por qué?

  • ¡Por culpa de ese estúpido generador de proteínas! Ese trasto inútil solo genera papillas asquerosas y yo necesito carne y huesos para roer. Traté de leerme el manual de instrucciones de aquella cosa pero era soporífero y nunca pasé de la página 10.

  • Algo que me ha chocado mucho ya que en mi planeta no existe, es el test EDR o examen de Raciocinio ¿Qué es eso?

  • No puedes juzgar a una raza por su apariencia, no puedes pensar “¡eh!, como tiene forma de animal es estúpido”. El test de raciocinio o EDR, es un sistema muy popular y extendido por la galaxia para saber si te encuentras ante una raza inteligente, o no, independientemente de su tecnología, aspecto, o nivel de desarrollo. Por ejemplo, vosotros sois seres inteligentes aunque vuestra tecnología, avances científicos y civilización todavía no hayan alcanzado la madurez de los ressanos.

  • Es hora de hablar de dos compañeros tuyos de la Falcon que sé que son especiales para ti ¿Quién es Orion? Entiendo que no puedas darme todos los detalles sobre él, pero me gustaría saber qué le hace especial para ti.

  • Orion es un buen amigo, solo eso. Es verdad que al principio sentía algo por él pero no buscábamos lo mismo en la relación.

  • El otro es Tuk, un Liwon que trabaja como jefe de máquinas de la Falcon. ¿qué puedes contarme de él?

  • Él es lo mejor de la Falcon, el mero hecho de haberle conocido hace que merezca la pena todo lo que he vivido en esta nave. En el puedo confiar ciegamente aunque tiene un humor complicado y a veces me resulta insoportable.

  • En la Falcon hay tripulantes de muchas razas ¿Cuál de todas te ha parecido la más extraña?

  • Su-Ska-Fá, ¿la habéis visto? ¡Es un bicho! Al principio me daba pavor, y creo que a Nard le sigue dando miedo, pero cuando la conocí me di cuenta de que era más “humana” que muchos ressanos. Le debo mucho.

  • ¿Cuál es tu rincón de la Falcon preferido?

  • Mi camarote porque huele a mí: es mi pequeña madriguera. No sé si ahora que he ascendido me darán uno nuevo, espero que no.

  • Durante este viaje que Aroa ha plasmado en el libro Proyecto: Data P, has pasado un momento clave en la vida de una mujer: ¿Qué has sentido con tu primer celo?

  • Creo que Aroa supo captarlo y describirlo muy bien. Fue una experiencia bastante dura por varias razones: porque fue un cambio muy brusco de la noche a la mañana y porque no tenía referentes a los que pedir ayuda. La adolescencia es muy dura para todos pero en los ayariel es especialmente complicado porque somos muy impulsivos y pasionales. Ese cambio de cachorro a mujer fue complejo pero parte natural de mi desarrollo.

  • Me maravilla cómo explicas en tu diario tu proceso de caza para comer ¿nos puedes explicar a los humanos qué sientes en esos momentos?

  • No sabría con qué compararlo. La caza aviva nuestro instinto depredador: es como un juego en el que el premio es una dulce y merecida recompensa. También es una forma de demostrar nuestras habilidades.

  • ¿Cómo te imaginas tu vida dentro de unos cinco años?

  • No lo sé, con la vida que llevo a bordo de la Falcon es prácticamente imposible saber dónde o qué estaré haciendo dentro de cinco años. Quizás me retire y vuelva a Gaea.

  • Antes de acabar, una última pregunta: ¿volveremos a saber de ti en el futuro? Estoy deseando poder leer nuevos diarios tuyos.

  • Claro que sí, estamos seguros de que lo que vimos en Ybi-Suum era importante y seguiremos investigando. Xerjes no era el único implicado en los crímenes de A’tla y no nos detendremos hasta destapar toda la verdad.

  • Muchas gracias por tu amabilidad, P. Me ha encantado conocerte. Espero que podamos volver a coincidir en algún lugar del universo. Tengo la sensación de que nos llevaríamos bien.

  • A ti, ha sido un placer conocerte y descubrir en qué os habéis convertido. Tu raza me ha dado muchos quebraderos de cabeza pero creo que vais por el buen camino y que pronto podréis volver a viajar con nosotros por el espacio.

  • Y a ti lector, gracias por pasarte a leer la entrevista a P. Si quieres saber más sobre ella, te recomiendo que compres la novela de Aroa R. Zúñiga que, ahora que la conozco personalmente, creo que plasma perfectamente el espíritu de P. Espero que nos volvamos a ver pronto aquí, en El Constructor de Mundos.

Aroa R. Zúñiga
Aroa R. Zúñiga Autora de Proyecto: Data P
By |2018-11-27T08:40:29+00:00noviembre 27th, 2018|Constructores Invitados|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.