Reseña 36

//Reseña 36

Reseña 36

Título: 36

Autora: Nieves Delgado

Editorial: Cerbero

Fecha de publicación: marzo 2017

Número de páginas: 188

Sinopsis:

El nacimiento de una nueva Inteligencia Artificial en el CIDIA siempre es motivo de alegría. En el caso de la que ocupará el cuerpo número 36, la felicidad es doble, puesto que, nada más nacer, ha sorprendido a todos los técnicos con un insólito «Buenos días». 36 no es una IA como las demás, se hace preguntas y quiere respuestas. 

¿Dónde reside la verdadera identidad? ¿Qué sentido tienen las etiquetas? ¿Es necesario integrarse y aceptar la opinión de la mayoría?

Construcción de los personajes

        La novela 36 está escrita en tercera persona, pero muy centrada en los sentimientos y pensamientos de la gente. Aparecen varios personajes durante la novela, pero me gustaría centrar la atención en los que considero cuatro personajes principales:

  • 36: Es la protagonista de la novela, la IA de la que somos testigos desde su nacimiento. Uno de los puntos que me parece más importantes de la novela es la evolución del personaje a medida que va “madurando”. Hablar sobre Inteligencia Artificial o IA no es sencillo, ya que todos tenemos una imagen previa de lo que sería ese concepto. En este caso, el tratamiento de 36 es sin duda uno de los puntos más fuertes de la novela, ya que somos testigos de todos sus procesos vitales. No es fácil lograr que una IA tenga una personalidad propia ya que estamos jugando en una frontera muy fina entre el robot y el ser humano, pero Nieves lo logra con creces. Te crees el personaje de 36 desde el principio, y la evolución que sufre el personaje creo que es muy coherente con dicha personalidad.
  • Edvard: En el proceso de “humanización” de las IA, es que el que toma el papel de padre adoptivo. Su labor es de guía y ayuda de 36 durante su proceso de adaptación al mundo exterior, pero en sus diálogos se ve claramente que 36 no es un niño cualquiera. Tienes unos diálogos muy ricos, con una gran carga filosófica. Se va viendo que su labor con 36 se va volviendo cada vez más personal, y sus sentimientos se ven afectados. Pero esa relación sentimental no es unidireccional, ya que en pasajes finales podremos ver como la IA se preocupa por los sentimientos de Edvard.
  • Diana Casal: Es una ingeniera especializada en robótica. Es una gran experta en la materia, por lo que la llaman ante un extraño caso en un supermercado. Dicho caso será el origen de la Inteligencia Artificial. Este personaje, aunque de manera más velada, diría que también tiene una evolución. Parece que es una mujer con cierta frialdad hacia los IA, aunque con la evolución de 36, Diana comienza a ser consciente que no es una IA cualquiera. A partir de ese punto empieza a diluirse un poco su papel de ingeniera y comienza a aflorar su lado más humano.
  • Marcos: El mejor amigo de 36, y puede que su único amigo. Su papel es imprescindible para entender las interacciones de 36 con los humanos. Marcos va creciendo junto con 36 y sufre la evolución personal propia de su edad. En los diálogos entre 36 y Marcos podemos ver el choque entre una IA muy consciente de su personalidad y un humano. Tienen momentos casi filosóficos al hablar de la amistad, de la sexualidad, … Es justo en esos diálogos cuando somos más conscientes lo diferente que es 36 de los humanos, y el fuerte antropocentrismo que sufrimos los humanos.

        Existen otros personajes rondando por la novela, que nos sirven para entender los diferentes puntos de vista que tendrían los humanos hacia las IA. Al mostrarnos un amplio abanico de sentimientos hacia estas nuevas Inteligencias, Nieves nos muestra lo complejo que podría ser introducir dichas IA en nuestra cotidianidad y las reacciones que podría causar (ciertos nuevos modos de racismo, sentimientos de superioridad frente a las IA, miedos, …).

Construcción del mundo:

            La autora, Nieves Delgado, dibuja un espacio y un tiempo indefinido, pero en el que nos sentimos identificados enseguida. Seguramente si hubiera acotado más el tiempo y el lugar nos costaría algo más entrar en él, pero al no hacerlo todos imaginamos nuestro entorno como el lugar donde transcurre 36. La acción transcurre en tres espacios diferenciados:

        El CIDIA (Centro de Investigación y Desarrollo de Inteligencias Artificiales): La novela arranca allí, con el nacimiento de una nueva IA. Tiene un tratamiento casi de documental, y nos explica magistralmente la evolución de las IA. Al antropomorfizar tanto a las IA, se les ha otorgado de una evolución casi humana, pasando por las siguientes etapas (etapas que son un gran acierto para entender el proceso de la novela): bebIA, niñIA y adultIA. Relacionamos esos estados con nuestra propia evolución, y de esa manera entendemos mejor en qué fase está la IA. Pero poco a poco nos iremos dado cuenta que cuanto más avanza 36 en su evolución, más se separa de nosotros.

        El supermercado: Podría considerarse un lugar muy secundario en la novela, pero tiene un encanto y una trascendencia especial. La autora nos traslada a un supermercado cualquiera donde se introduce un nuevo sistema de reposición muy avanzado. Pero de pronto empiezan los problemas y tienen que llamar a Diana. Y en ese lugar tan curioso nace la primera IA. Me gusta mucho este pasaje por tres detalles: por la imagen poética de un supermercado ordenado de forma hermosa pero caótica, por darse un descubrimiento tan especial en un lugar tan común y por sorpresa, y porque la solución no la dan grandes mentes sino un insignificante robot encargado del café.

        El mundo exterior: He decidido llamarlo de esta manera tan genérica dado que la acción transcurre en varios lugares distintos del exterior, pero todo en sí es un concepto donde las IA tienen que integrarse como uno más. En esta continua evolución de las IA, tienen que ir al colegio, … y al salir al exterior se chocan con lo que es la realidad, un mundo donde las IA son la excepción y se les mira con recelo. Todo se centra en integrarles en el mundo exterior como si fueran humanos, y tanto los humanos como las IA son muy conscientes de que no lo son. Pero justo con esas interacciones con el mundo exterior y con los diálogos de 36 con los que le rodean entendemos hasta qué punto llegan esas diferencias.

        En definitiva, Nieves nos adentra en un mundo muy cercano al nuestro, donde se introducen las IA como iniciativa enriquecedora, pero crítica. Y en ese entorno, 36 nos muestra todas nuestras miserias como humanos, y el gran antropocentrismo que tenemos como sociedad y como seres humanos.

Opinión:

        Antes de analizar en general la obra, quiero decir que es una gran novela breve. Es una obra de ciencia ficción, pero es solo el entorno para un libro en el que se habla de los grandes problemas de la humanidad, vistos desde el exterior (aunque nos obsesionemos en hacer de las IA como uno más de nosotros): la amistad, la sexualidad, la importancia del ser humano en el mundo, la muerte,…

        La autora divide el libro en tres capítulos, de manera muy inteligente. Cuando, como escritor, me planteo cómo dividir el libro siempre surgen las dudas de donde cerrar los capítulos, y en este caso Nieves logra una división tanto estructural como formal muy interesante.

        Buenos días: La novela arranca con el nacimiento de una nueva IA, que será nuestra protagonista, 36. De una manera cercana al documental nos explica el proceso de nacimiento de una manera muy clara, pero sin llegar a perdernos en tecnicismos. En un momento dado viaja al pasado para explicar cómo surgió la primera IA. El pasaje del supermercado es maravilloso, y hace todo muy real. Al volver de nuevo con nuestra recién nacida inteligencia, la autora nos explica el proceso de evolución de las IA, con fases similares a las humanas. Comenzamos a conocer a 36 y empezamos a ver que pese a obsesionarnos en humanizarla, es muy diferente a nosotros y se plantea muchas preguntas que hace que los pilares en los que creen tanto Diana como su padre adoptivo Edvard. Aunque el título del capítulo tenga que ver con las palabras de 36, creo ver (y si no es así que me perdone la autora) una traslación directa del título a la fase vital de 36.

        Buenas tardes: En este capítulo la atención se centra en nuestra IA, que llega a su fase de maduración, y con ello los conflictos se recrudecen. Aparecen nuevos temas como la sexualidad, la muerte, … que aportan mucho trasfondo a la historia. Cada vez somo más conscientes de que cuanto más humana parezca 36 en apariencia, menos humana es en el interior. Esto le lleva a conflictos con Marcos, … En este capítulo se habla de la función prevista de las IA y sobre la reacción que tienen ellas ante estas altas miras depositadas sobre ellas. 36 es cada vez más consciente de lo que es ser humano, y lo plasma en sus diálogos y en sus escritos. El concepto de la muerte tiene un gran peso en esta parte, y la idea de la muerte de las IA me ha encantado. Estando tan obsesionados con hacerles nuestros semejantes, ponemos el concepto de muerte a alguien que podría ser eterno (o al menos podría vivir mucho más que nosotros).

        Buenas noches: En este capítulo la estructura cambia por completo. Nieves, de una manera muy inteligente, utiliza algo muy común en nuestra sociedad: las redes sociales. De esta manera vamos leyendo la opinión que tienen muchas personas respecto a las IA. Podemos apreciar los tolerantes, los confusos, y hasta a los que odian las IA. Es un recurso muy actual y acertado, ya que de un vistazo puede entender el mundo en el que vive 36. Los actos de nuestra IA tendrán consecuencias y nos enfrentan a un final duro, pero considero que era el final perfecto para la novela. El diálogo final entre Diana y la IA es maravilloso, tengo mi bloc de notas lleno de apuntes sobre él.

        Pero si todo esto no fuera suficiente, Nieves deja para el final un epílogo breve pero genial. No puedo negar que al terminar la última palabra mi imaginación voló y pensé en cómo seguiría la historia, ya que el final es muy inspirador.

        En resumidas cuentas, es una novela breve muy recomendable tanto para los enamorados de la ciencia ficción como para los lectores en búsqueda de historias muy profundas.

      

Te gustará si:

  • Quieres leer una novela corta que tiene un gran ritmo, y no puedes soltarla.
  • Te gustan las historias en los que los personajes evolucionan claramente y nos sirven de espejo ante nuestros propios miedos y sentimientos.
  • Te gustan las novelas de ciencia ficción y sobre las IA, pero mostrando el lado más humano (para lo bueno y para lo malo).
  • Quieres disfrutar con una gran escritora que en una misma novela cambia de puntos de vista, de estilo y de personajes, pero sin perder la unidad en ningún momento.
  • Quieres vivir la evolución de una IA que, pese a estar escrita en tercera persona, entendemos al detalle sus sentimientos y pensamientos.
  • Disfrutas leyendo novelas cortas con mucho trasfondo. Te permiten disfrutar de una gran historia casi de una sentada, pero sin perder la profundidad de la novela larga.
  • Te gustan las novelas que pese a su brevedad, tienen mucho trasfondo. Estamos ante una gran novela de ciencia ficción, pero a su vez nos habla de sentimientos, de miedos, de antropocentrismo, de filosofía. Nieves en esta gran novela corta nos desnuda ante un espejo, mostrando todas las miserias del ser humano.
By | 2017-12-29T15:53:41+00:00 diciembre 29th, 2017|Reseñas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment