Reseña de La caja de Bernit

//Reseña de La caja de Bernit

Reseña de La caja de Bernit

Título del libro: La caja de Bernit

Autor: Pablo Ferradas

Editorial: Autoeditado.

Año de publicación: 2016

Número de Páginas: 293

Sinopsis: Hartos de cuentos increíbles, los hermanos Hojaestrella le pidieron al juglar que les narrara una historia real. Algo que hubiera sucedido poco tiempo atrás, a la vuelta de la esquina.

        De todos los relatos posibles, aquel extraño juglar escogió la trágica historia de amor entre el primer sanador de la villa y una próspera comerciante que desapareció sin dejar rastro, de la noche a la mañana. El juglar les contó cómo el sanador partió en busca de la muchacha con la ayuda de un variopinto grupo de artistas ambulantes y de la caja mágica que ella misma le había regalado.

        Sin saberlo, los hermanos Hojaestrella acababan de iniciar una aventura en la que sus destinos quedarían ligados a los protagonistas de aquel relato. Descubrirán que viven en un continente mucho más grande y hermoso de lo que jamás habían soñado, pero también mucho más temible.

Construcción de los personajes:

        En esta novela del escritor Pablo Ferradas, los personajes tienen unos cimientos muy estables y profundos, muy bien dibujados. Siendo una novela de fantasía con multitud de personajes, y no muy larga, es remarcable la habilidad del autor para definir sus personalidades a base de pinceladas que se van desarrollando a lo largo de la acción. Hay muchos personajes variados, pero entre los más importantes estarían los siguientes:

  • Los hermanos Hojaestrella (Faín y Mikos): Son dos hermanos que al principio parecen funcionar como catalizadores para que la historia arranque, pero poco a poco iremos viendo que se vuelven mucho más protagonistas de lo que ellos podrían pensar. Son dos hermanos distintos de carácter (Faín al ser el mayor es más protector, y Mikos trata de mostrar su valía a su hermano). Me ha gustado mucho como ha construido Pablo estos dos hermanos, son muy creíbles, se le nota al autor buena conexión con la mentalidad infantil, incluso adolescente. Como toda buena novela de fantasía donde ocurre un viaje, ese recorrido también ocurre en el desarrollo de ambos. Sumando las personalidades de los dos, muestran las características más importantes de la infancia: ilusión, amistad, impaciencia, capacidad de sorpresa, aprendizaje continuo y hacer que cambie la vida de los que les rodean. Ambos hermanos viven un desarrollo como personajes muy interesante y realista.
  • Verderón Fundadededo: Junto con Verdín, forman la otra pareja de hermanos del libro. Pero su desarrollo a lo largo del libro es tán diferente que he decidido separarlos para analizar. Verderón es el hermano fuerte de la familia, los músculos, el hombre de acción. Su desarrollo a lo largo de la historia es una continua montaña rusa, con continuas subidas y bajadas tanto físicas como morales. Un rasgo que me encanta de este personaje es que bajo su apariencia fuerte, es muy frágil en el interior. Es un semielfo de piel verdosa, con todo lo que conlleva ser un mestizo (el mundo de los mestizos en las historias de fantasía me apasiona, donde muchas veces, y a mi parecer erróneamente, parece que cada raza es un universo independiente sin contacto con las demás). Su relación con los hermanos Hojaestrella es muy interesante, dado que le aportan mucho más de lo que él mismo podría pensar.
  • Verdín Fundadededo: Junto con su hermano Verderón y el tygérido Rayas, formaban un grupo de artistas ambulantes que recorrían el continente de Wolyan para ganarse la vida. Amante de la magia, su evolución durante el libro es muy diferente a la de su hermano, pero igual de interesante (y trataré de no hacer ningún Spoiler durante la reseña). Al llevarse su hermano mellizo la fuerza de la familia, él debe de usar más el intelecto. Muy interesante la aportación de este personaje mostrando que en la vida no todo es bueno o malo, blanco o negro, que hay miles de grises (o en este caso, una amplia gama de verdes). 
  • Rayas: Tygérido cambiaformas, es compañero de viaje y amigo de los hermanos Fundadededo. Es muy ágil, lo que es muy útil tanto para sus números de artistas ambulantes, como en el posterior desarrollo de la historia. La raza de los Tygéridos es una aparición muy interesante de la novela.
  • Balpo Astillaferro: Es el primer sanador de la villa, y la prueba viviente de que se puede dejar todo por amor. Es un personaje que podría vivir tranquilo en la villa, pero la aparición de la joven Plira trastoca todo su mundo, hasta límites insospechados.
  • Pequeño: Quería dejar para el final el análisis de este gigantesco Juglar. Es todo un acierto de Pablo el incluir este personaje. Por un lado, le pone personalidad al narrador de la historia de Balpo y el trío de artistas ambulantes, y a su vez sirve de catalizador para introducir a los hermanos Hojaestrella en la historia. Pero a su vez nos deja multitud de interrogantes ¿Pequeño es sólo un narrador de historias?¿La historia que narra La Caja de Bernit ocurriría igual sin su presencia?¿Quien es Pequeño? Es de esos personajes que al acabar el libro pienso: Debería tener su propio libro (ahí te dejo la idea Pablo).  

         Pero como en toda buena novela de fantasía hay muchos más personajes a lo largo del libro. Para no destripar nada de la historia no entraré en muchos detalles pero caben destacar Gimuel Buscalibros (un duende que encontrarán por el camino), la pareja de Atlantes Lorient y Alhenna, el ogro tuerto Kath´ang, el misterioso General Púrpura, y un largo etcétera. El libro no sería para nada lo mismo sin su presencia. Todos tienen una personalidad distinta y propia, abriéndonos un abanico muy rico de personajes. No es fácil lograr lo que ha hecho Pablo, que en una novela con tantos personajes, cada uno sea real y verosímil.

Construcción del mundo:

        El libro transcurre en en el continente de Wolyan. Como sabrás si me has seguido en otros artículos de mi blog, pongo un especial énfasis en la creación del mundo o Worldbuilding. Hace poco publiqué un artículo donde hablaba de mis 10 mandamientos para el Worldbuilding, y he de reconocer que Pablo los cumple con creces. Tiene un trabajo muy profundo de Construcción de Wolyan, se nota en cada pequeño detalle del libro. Voy a explicar los que me parecen más importantes:

  • Comenzar el libro con un mapa es un gran acierto. Sé que supone un esfuerzo dibujar un mapa creíble, pero merece la pena. Y más en libros donde se narra un viaje como es este. Nos ayuda a situarnos en cada momento, y hace de apoyo a la narración. Es un primer paso para hacer de Wolyan un mundo real.
  • Existen muchas razas y personajes a lo largo de la historia, pero ninguna parece metida con calzador. Todas tienen su personalidad propia, ya sea por la personalidad que marcan los personajes de la raza, ya sea por los detalles que se dejan a lo largo de la narración.
  • Siendo un mundo tan trabajado, Pablo no hace alarde de ello en ningún momento. Nos da las pinceladas justas para entender todo, pero sin llegar a cansar con los detalles. Es muy complicado en un libro que no llega a las 300 páginas poder condensar todo el mundo y sus personajes, y el autor lo logra. Hay pequeños detalles que marcan la diferencia, como por ejemplo cuando los hermanos Hojaestrella comienzan a ver las diferencias entre los distintos pueblos y ciudades, el detalle de la diferencia en las murallas, los olores,… Son pequeños matices que muestran que Wolyan está muy bien construida en la cabeza del autor.
  • Las razas no son solo diferentes por fuera, también lo son por dentro. El carácter soberbio de los Atlantes, la desconfianza de los tygéridos, la manera de comunicarse de los apidracos, los temibles Yncari,…
  • La presencia de mestizos enriquece cualquier mundo. Me cuesta entrar en mundos de fantasía donde parece que cada raza vive en universos diferentes, como si fueran alienígenas recién llegados al planeta. Si quieres hacer un continente creíble, hay que describir las interacciones. Es normal que haya mestizaje, y si hay problemas entre razas, tiene que haber una razón. Pablo mediante pequeños flashback nos lleva a las Guerras Atlantes,… y nos ayuda a entender las acciones de cada raza en la actualidad.
  • Los lugares donde ocurre cada acción son completamente creíbles, y no necesita dar muchos detalles para que podamos visualizarlos. Pondré como ejemplo el Monte Artefactum. Tras leer el libro podemos cerrar los ojos y ver las laderas repletas de artefactos que los gnomos van descartando. Ocurre lo mismo con el pueblo elevado de los tygeridos. No ocupa más que unas pocas páginas, pero podemos visualizar las pasarelas, las lianas, las cabañas en los árboles,…

         Resumiendo, el Worldbuilding muestra estar muy trabajado por un simple detalle, no se nota. Me explico. Cuando ambientamos nuestra novela en la actualidad y nuestro entorno, no necesitamos hacer grandes alardes de creatividad para hacer los lugares reales. Basta con unos detalles y enseguida identificaremos el lugar. El mérito es lograr eso en un continente de fantasía, lleno de razas y lugares inventados. Recorremos Wolyan como podríamos recorrer unas calles de nuestra ciudad, o los caminos de nuestro país. Pablo logra en su libro que Wolyan exista en nuestra mente, y que viajemos por sus paisajes. Como ocurre con la famosa frase que suele usarse en la moda y en la arquitectura, menos es más. Cuando se domina un mundo y se sabe narrar, en novelas de este tipo las largas descripciones no hacen más que entorpecer a la acción.

Opinión:

        Como seguramente has podido adivinar, La Caja de Bernit me ha encantado. Para un amante del Worldbuilding como yo, es como si a un goloso (que también lo soy) le dejaran las llaves de la mejor pastelería de la ciudadcon la posibilidad de comer todo lo que quiera. Es un auténtico goce de novela.

        Arrancar el libro con un Juglar que cuenta una historia a unos niños, hace que piense en esa labor muchas veces denostada de los Cuentacuentos. Muy hábilmente Pablo introduce a Pequeño como el narrador de la historia, y vamos transitando por una delgada linea entre realidad y ficción, hasta que historia y realidad se mezclan para hacerse una. Y me ha encantado el guiño final del epílogo (que por supuesto no desvelaré), donde la historia acaba donde formalmente empezó, con la presencia de Pequeño.

       Se trata de una novela de un viaje a lo largo de un continente de fantasía, muy divertida y amena. Es una novela que no puedes dejar de leer y disfrutar. Pero bajo esa superficie hay mucho más en su interior. Es un viaje a los sentimientos más humanos y más puros: el amor, la amistad, la traición, el dolor, la valentía,la supervivencia… Son sentimientos de palabras mayúsculas, pero que Pablo ha sabido narrar a lo largo de la novela, y de una manera muy divertida.  

        Otro gran acierto ocurre con las batallas. En una época en la que estamos acostumbrados a grandilocuentes batallas con miles de soldados luchando a muerte, Pablo huye del plano general, y acerca el zoom a los personajes principales. Sabemos que hay una lucha general, pero los detalles ocurren en plano corto, en la batalla de cada uno de ellos. Y no se trata solo de luchas de guerra, hablamos también de luchas personales, sentimentales.

        Me ha gustado mucho como la trama se va complicando, los personajes se van separando, surgen nuevas líneas, para acabar encajando todas al final. Y todo lo hace sin que te dé la sensación que ocurre a veces de que todo encaja de manera forzada. Aquí comprendes las acciones de cada personaje, es fácil meterse en la piel de cada uno y sentir empatía.

        Lo último que querría destacar es el ritmo de la novela, no decae en ningún momento. Tiene el alma de las grandes aventuras tanto del cine como de la literatura. Como he comentado antes, es una especie de montaña rusa, donde los personajes suben y bajan, sufren y se lanzan al vacío, con la ayuda de sus compañeros.

        En resumen, es una novela ágil, amena, pero a su vez muy bien construida. No se pierde en fuegos artificiales de batallas épicas y despliegues de medios. Se centra en los personajes, y ese considero que es el gran acierto de Pablo. Es una novela de personajes, de aventuras y de fantasía. Pero por encima de todo (que ya es mucho) es una novela sobre los grandes sentimientos que nos mueven y nos conmueven.

Te gustará si:

  • Eres amante de la Fantasía con mayúsculas.
  • Si disfrutas con un Worldbuilding muy bien construido y al servicio de la acción.
  • Si quieres disfrutar de una novela que, pese a ocurrir en un continente de fantasía, nos habla de nuestros mas íntimos sentimientos.
  • Si quieres alucinar al ser consciente de que en una novela de menos de 300 páginas pueden ocurrir tantas cosas, y tan bien escritas.
  • Si quieres disfrutar de una GRAN autor novel. Pablo, quiero tu segunda novela ya, me encanta tu estilo.
  • Si eres de la generación de los Goonies, o disfrutaste mucho con El Señor de los Anillos, disfrutarás sin duda de esta novela.
  • A los lectores en general, que nunca le han dado una oportunidad a la Fantasía, seguro que con esta novela apreciaréis el género.

        Para finalizar, te dejo con el propio Pablo, que en su genial canal de youtube colgó la presentación de su libro, presentado por Ana González Duque (si no lo conoces y no estás suscrito, ya estás tardando en visitarlo):

        Si has leído el libro y quieres dar tu opinión, si quieres recomendarme un libro parecido, etc. deja un comentario y seguimos debatiendo sobre esta gran aventura. Nos vemos en El Constructor de Mundos.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

By |2018-07-25T16:06:44+00:00agosto 10th, 2017|Reseñas|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.