Entrevista a Arantxa Rufo. Worldbuilding (Parte 2)

//Entrevista a Arantxa Rufo. Worldbuilding (Parte 2)

Entrevista a Arantxa Rufo. Worldbuilding (Parte 2)

Buenos días y bienvenid@ a El Constructor de Mundos. Esta es la segunda parte de la entrevista a Arantxa Rufo, autora de la novela En el punto de mira. Es una entrevista como parte de la iniciativa #UnAñoDeAutoras, para dar visibilidad a las autoras a lo largo del año 2018. En la primera parte nos centramos en la iniciativa y la discriminación que sufren las autoras en general y Arantxa en particular. Si quieres leer la primera parte de la entrevista pulsa aquí. En esta segunda parte nos centraremos en su obra, poniendo el foco en el Worldbuilding y la construcción de los personajes. Así que Arantxa, gracias de nuevo por estar aquí y comencemos:

¿Cuál fue el primer mundo que construiste?

¡Ni lo recuerdo! Mis primeros relatos los escribí en el colegio, así que supongo que sería la adaptación de lo único que conocía, el centro escolar. Uno diferente, seguro, porque nunca he basado mis historias en nada cercano, pero supongo que fue eso.

¿Cuál fue la idea embrión de En el punto de mira?

Siempre me da miedo responder a esta pregunta, porque parezco una psicópata, pero el origen de esta novela fueron las ganas que sentí en un momento concreto de mi vida de matar a alguien. Por las noches me metía en la cama y fantaseaba con cómo hacerlo, lo que me llevó a qué clase de persona haría eso, cómo, desde dónde, cómo era su vida… Y no, que nadie se asuste, nunca llegué a matar a esa persona.

¿Cómo es tu proceso de creación? ¿Qué es lo primero que haces?

Soy muy anárquica y no me fío de las musas, así que cuando tengo una idea me siento delante del papel y tiro de ella para que no se vaya. Escribo y escribo varios capítulos seguidos en los que defino a los personajes y, por lo general, un inicio que suele ser la imagen que me vino a la cabeza originalmente y a partir de la que luego desarrollo el resto de la historia, o algo justo antes que acaba desembocando en esa imagen. A partir de ahí sigo escribiendo hasta que llego a un punto en el que tengo que parar y plantearme a dónde demonios estoy yendo y cómo pretendo llegar. Esa es la parte peligrosa, cuando tengo que dejar a un lado el estómago y utilizar la cabeza.ç

¿Cómo diseñas a tus personajes?

Suelo hacerlo en base a la historia que quiero contar. Sé lo que va a ocurrir y necesito pensar en qué clase de personaje va a enfrentarse a ella como yo necesito. ¿Cuál es su edad, su historia, su personalidad?

Suelen decir que los hombres construyen grandes protagonistas masculinos (ya que los construyen a partir de ellos mismos muy a menudo) y las mujeres grandes personajes femeninos. En tu caso los protagonistas son un hombre y una mujer. ¿Qué parte de ti tiene Kathleen y qué parte tiene Daniel?

Curiosamente, yo soy más Daniel que Kathleen. Su meticulosidad, la obsesión por el trabajo, la responsabilidad.. En cambio, Kat tiene particularidades que yo desearía tener, como su sangre fría, por ejemplo. Las dos somos muy rencorosas, ¡pero ella lleva la venganza un paso más allá!

Siempre pensamos en lo que decimos de nuestros personajes, pero ¿Qué diría tus protagonistas de ti?

¡Uy! Te dirían que tardo una eternidad en sacarlos de los apuros. En lo que escribo, reescribo, corrijo, vuelvo a corregir, y otra vez, y otra… y vuelvo a reescribir… Los pobres se pasan media vida esperando a que decida qué hacer con ellos.

Tu novela ocurre en Londres y alrededores ¿Cómo construiste el worldbuilding de tu novela? ¿Conocías los lugares donde ocurre la acción?

No, exactamente, pero sí había estado en Londres varias veces y eso te ayuda a hacerte una idea de la atmósfera que se respira en sus calles, la gente, las costumbres…

Lo bueno de situar una novela en una localización real es que tienes a mano un montón de información. El Google Earth te lleva por donde quieras, y en internet puedes encontrar imágenes e incluso mapas de muchos edificios. Lo malo de eso, por otro lado, es que si juegas la carta de la credibilidad tienes que llevarla al extremo, porque no puedes ubicar una escena en un lugar real y que la gente que ha estado allí te diga que no es así. Soy muy maniática con eso y presto mucha atención a detalles como distancias entre sitios, tiempo que se tarda en llegar, decoración de un determinado edificio o negocio.

¿Cómo te documentaste para toda la parte policíaca y de investigación?

Dios bendiga internet y los foros llenos de profesionales dispuestos a echar una mano. Con este libro me ha sorprendido la amabilidad de la gente, tú preguntas y ellos responden sobre cualquier cosa. Además hay webs de gente que sabe de lo que habla sobre casi todo lo que te puedas imaginar, así que la documentación a día de hoy es relativamente sencilla. Lo que sí procuro hacer es contrastar todo lo que leo, pues la opinión o experiencia de una persona puede no coincidir con la de otra o ser una simple manipulación. Hay que contrastar, siempre, y buscar fuentes fiables. Eso significa, no te creas nada que veas en la tele.

Manuscrito original de En el punto de mira.

Manuscrito original de En el punto de mira. Todo un tesoro.             Fuente: La propia autora

¿Cuál es tu herramienta preferida en la fase de Worldbuilding? Bloc de notas, ordenador, …

El ordenador, siempre. Yo escribo a mano, y todas las dudas que me surgen las voy apuntando en un lado: “averiguar alcance calibre tal”, “averiguar nombre calle x”, “confirmar proceso forense cual”… Luego me siento en el ordenador y busco todas esas respuestas.

¿Cuál es tu escena preferida? Sin caer en spoiler, claro.

Buff, esa es difícil. Creo que me gustan mucho aquellas en las que la protagonista femenina, una asesina profesional, lleva una vida normal. Fingir que es una persona como otra cualquiera cuando en realidad oculta algo terrible. Sus escenas en el bar, almuerzos con los amigos… Me gusta cómo lucha para fingir normalidad.

Algo que me fascinó de tu libro fue el arranque. No voy a explicar por qué para no estropear el factor sorpresa. Siento que es una manera magnífica de introducir al lector en la historia. ¿Cómo surgió la idea?

Originalmente, el libro comenzaba con lo que ahora es el capítulo 1, pero me di cuenta de que necesitaba que el lector sintiera en sus carnes la realidad sobre esa mujer, para que luego no lo olvidara cuando comienza a caminar de su lado. Por eso creé el prólogo y por eso lo hice así, para que lo recordaras todo el tiempo. (Qué difícil contestar esto sin destripar la escena).

¿Cómo definirías tu libro En el punto de mira? Describe tu libro en tres palabras.

¿La trama? Asesinatos. Secretos. Mentiras.

¿El estilo? Velocidad. Puntos de vista.

¿Eres autor de un solo proyecto o tienes siempre más de uno en mente?

Suelo tener mil cosas en marcha al mismo tiempo, lo cual es una malísima idea. Pero como ya dije antes, si me aparecen las musas no las dejo escapar, así que si me pillan en medio de la corrección de una historia, guardo unos minutos al día para regresar con ellas a escribir otra. Curiosamente he descubierto que este proceso me permite tener ideas para ambas al mismo tiempo, y es más eficiente de lo que habría imaginado

Para acabar, háblanos algo sobre tu nuevo proyecto.

Mi próxima novela será otro thriller en el que conoceremos a asesinos, policías y personas que acaban envueltas en la lucha entre bandos sin pretenderlo. Como ya sabrá quien haya leído En el punto de mira, me gusta conocer ambos lados de una historia, y esta va a tener muchos lados.

Para finalizar, hazte la pregunta que te gustaría haber respondido en esta entrevista sobre worldbuilding:

Me voy a permitir preguntar y responder sobre libros cuyo worldbuilding me parece digno de mención.

Por un lado me referiré a la saga La Torre Oscura, de Stephen King, una serie de novelas en las que se mezcla el mundo real con otros de fantasía, el realismo y la magia, un mundo que no es el nuestro pero que a lo mejor lo fue hace mucho tiempo, universos paralelos… Y en todo momento resulta creíble y se realizan estas transiciones con sentido y coherencia. No es nada fácil lograr algo así, pero, sobre todo, en el mundo principal de la historia, el modo en que King mezcla referencias socioculturales que todos conocemos con elementos mágicos y fantásticos que te recuerdan que sí, esto te suena, pero no te confíes que no estás en casa. Es increíble.

Por otro lado, recomendaré la saga de Geralt de Rivia. No por lo que muestra, sino por lo que no muestra. Esta serie de novelas narra la historia de un brujo en un mundo que atraviesa una difícil situación político bélica. Esta no afecta de manera directa al brujo ni a sus andanzas, pero está ahí, y como ocurre en la realidad, todo está relacionado e influye en los demás. De repente te hablan de una batalla en la que el brujo ni participa ni le importa, pero cuyos efectos se notan, a lo mejor, uno o dos libros después. Casi todos los escritores nos limitamos a detallar el mundo que influye directamente en nuestra historia, pero en este caso vemos cómo todo está relacionado, y creo que resulta muy interesante.

Arantxa, muchas gracias por tu presencia en este blog, por tu amabilidad y por tu disponibilidad a todo lo que pudiera necesitar. Ha sido un placer contar contigo como autora de febrero de #UnAñoDeAutoras. Estoy esperando con impaciencia la publicación de tu segunda obra. Ya tiene un hueco reservado en mi estantería.

Y a ti, lector, gracias por pasarte por El Constructor de Mundos. Si quieres saber más sobre el libro En el punto de mira, te dejo aquí la reseña que publiqué en su momento. Un fuerte abrazo y espero que nos volvamos a ver pronto en El Constructor de Mundos.

.

By | 2018-02-28T13:29:15+00:00 febrero 28th, 2018|#UnAñoDeAutoras|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment