Cuando muere el personaje, nace el Worldbuilding

//Cuando muere el personaje, nace el Worldbuilding

Cuando muere el personaje, nace el Worldbuilding

        Saludos y bienvenid@ a El Constructor de Mundos. Cuando nos enfrentamos a la muerte de uno de nuestros personajes, y qué decir tiene si se trata de nuestro protagonista, pensamos siempre que se tratará de un punto final de la historia, o al menos de una de las tramas. Pero no tiene por qué ser así. La muerte cierra unas puertas, pero abre muchas otras que pueden ser muy inspiradoras para nuestras historias. Y prueba de ello son los mitos que distintas culturas a lo largo y ancho han creado alrededor de la muerte. Y en ellos me voy a centrar para mostrarte que como dicen, la muerte solo es el principio. Piensa que el más allá es uno de los lugares más libres, donde podemos dar rienda suelta a nuestro Worldbuilding sin ningún impedimento. Acompáñame en este viaje mitológico. Comencemos.

Mitología egipcia:

        Hace ya un tiempo publiqué un extenso artículo sobre el concepto de la muerte en el antiguo Egipto. Puedes leerlo aquí. Cuando una persona moría, descendía al Bajo Mundo. Allí aparecía el dios Anubis, el dios chacal. Le abría los ojos y la boca, y salían al exterior donde el difunto tenía que enfrentarse a innumerables bestias malignas. Si las superaba, llegaba el momento de enfrentarse a las 42 deidades del antiguo Egipto. Allí cada dios  le hacía una pregunta concreta que debía responder correctamente si quería seguir adelante (lo que se conocía como Confesiones Negativas). Si superaban aquello, llegaban al punto más conocido del libro, el pesado del corazón. El dios Osiris esperaba pata poner en una balanza el corazón del fallecido, y en el otro lado ponía una pluma de la diosa Maat. Si la balanza se mantenía en equilibrio el fallecido podría pasar la eternidad en El Campo de Juncos, pero si no era así, la bestia Ammyt le devoraría.

 

        El Libro de los Muertos es una herramienta maravillosa para entender la cultura egipcia. Tiene un Worldbuilding muy rico y variado. Era un libro que servía de guía para el alma del fallecido. Debía encargarse en los templos, con lo que solo los más ricos podían conseguir uno. Era casi la única manera para llegar al paraíso egipcio, el campo de juncos. Aparte de eso, con las Confesiones Negativas, podemos entender la ética egipcia, ya que allí aparecen lo que se consideraban pecados o faltas éticas graves.  

Mitología Griega:

        En la mitología griega la muerte tenía un nombre, Hades. Era el hermano de Zeus y Poseidón. El primero se quedó con los cielos, Poseidón con los mares, y Hades con el inframundo, el lugar donde van las almas tras su muerte. En la cultura griega antigua, el alma del fallecido llegaba a la orilla del río Aqueronte. Allí debían de entregarle una moneda de oro al barquero Caronte para poder cruzar el río (por eso se solían enterrar los cadáveres con una moneda de oro en la boca). Si no tenían el tributo debían vagar por la orilla durante 100 años. Al otro lado del río esperaba el gran guardian del inframundo, el gran perro de tres cabezas Cerbero. Se encagaba que ningún vivo entrara en el el inframundo, ni que ninguna alma volviera al reino de los vivos.

        En la mitología griega el reino de Hades no es un solo espacio, sino un reino con infinidad de ríos y espacios divididos. El más especial se supone que son el Reino de los Bienaventurados o los Campos Elíseos, donde sdescansaban los dioses o los señalados por ellos como los héroes,…

        Con esta mitología podemos entender la filosofía griega. Por una lado tenían la idea del alma que no desaparece tras la muerte de la persona, sino que viajaba al inframundo. El paso por el río Aqueronte gracias a el barquero Caronte no era especialmente caro (no como en Egipto), por lo que se democratizaba algo más el más allá. Por otro lado, existen los Campos Elíseos, que muchos han querido ver como el origen del cielo cristiano. Empiezan a aparecer distintos espacios en el inframundo dependiendo de la vida que has tenido, cosa que muestra una importancia cada vez mayor de la ética. También quiero destacar que la imagen que tenemos de Hades está muy condicionada por las películas modernas, pero Hades no era un ser tan oscuro y malvado. Incluso tenían una imagen de él como dios justo e incluso piadoso. Es cierto que cometió muchas fechorías (como el rapto de Perséfone para convertirla en su consorte,…), pero eso era común en la mitología griega (no hay que olvidar el rapto de Europa por parte de Zeus,…).

Mitología Nórdica

        La mitología nórdica tiene uno de los mundos tras la muerte más complejo. Esta dividido en muchísimos dioses y espacios dependiendo de tu muerte, de tu estatus, del lugar donde morías,… En breve escribiré una artículo centrado en la mitología nórdica, pero aquí daré unas pinceladas sobre el más allá nórdico.

        Uno de los mayores honores que existía en la cultura nórdica era morir en batalla. La mitad de ellos iban al Valhalla (los elegidos por Odin y guiados por las Valkirias). Era un enorme salón ubicado en la ciudad de Asgard. Ellos eran los elegidos, los mayores héroes, y habitaban aquél lugar mientras se preparaban para el fin del mundo nórdico, el Ragnarök. El resto iban a Fólkvangr, en presencia de la diosa Freyja. Aunque no solo iban allí los muertos en batalla, sino también los más virtuosos que morían de forma natural.

        Los que morían por enfermedad o vejez iban al Helheim, habitado por Hela. Ella era una diosa que una mitad de su cuerpo era muy bello, mientras que la otra mitad era horrible y putrefacto. El Helheim era considerado el lugar más lúgubre y triste. Pero la división no era tan clara, ya que en los escritos antiguos se sabe que varias personas asesinadas iban a parar al Helheim. La descripción del acceso a este reino es de lo más terrorífico que he leído en mitología. El moribundo era atado de una manera que nunca podría soltarse, a las puertas del Helheim. La angustia corroía su corazón, y las sirvientas de Hela acudían cada noche a invitarlo. Escuchaba los goznes de la puerta chirriar y abrirse, y ante el moribundo se abría un mundo frío y tenebroso, donde el sol desaparecía. Como curiosidad, el Helheim también es conocido como Hel, y como es lógico, la palabra inglesa para denominar al infierno (Hell) tiene origen en la morada de Hela. 

       Como puedes ver, la división no es muy clara. Las mujeres nobles por ejemplo, pese a no morir en batalla, también habitaban el Fólkvangr. Los que morían en el mar por ejemplo, no podían ser reclamados por Hela, ya que sus almas le pertenecían a la diosa Ran. Y las doncellas moraban con Gefjun (aunque muchas teorías dicen que Gefjun no era más que una forma distinta de la propia diosa Freyja).

        Con este breve repaso a la mitología nórdica podemos hacernos una idea de su filosofía. El mayor honor era morir en batalla y ser un guerrero especialmente hábil, ya que al morir irías al Valhalla en presencia de Odín y le ayudarías en el juicio final. También hay una importancia a la ética, ya que los blasfemos y los que actuaran con bajeza nunca irían allí, pese a morir en el campo de batalla. Por lo que se aprecia que la mitología nórdica marca la importancia de la ética y la batalla en su cultura. Para finalizar, te habrás dado cuenta que si eres amante de los comic o del cine de superheroes, todo el mundo de Thor está basado la mitología nórdica.

        Y hasta aquí el artículo de hoy sobre la muerte en la mitología. En un futuro habrá nuevos artículos sobre mitologías más desconocidas o curiosas. Todas estas culturas nos pueden inspirar de cara a enfrentarnos al mas allá de nuestras historias. Como has podido ver la muerte no es el final de un personaje, sino que puede ser un punto de transición hacia un nuevo mundo y una nueva trama. Y recuerda que si dudas si una buena historia puede tener una transición hacia el inframundo, Dante no tuvo tantas dudas a la hora de escribir una de las historias más especiales y atractivas de la literatura mundial, La Divina Comedia.

        No dudes en comentar el artículo, compartirlo si te ha gustado y suscribirte si quieres seguir sabiendo curiosidades sobre el Worldbuilding y la mitología. Quedan muchas cosas que contar y me encantaría poder contar con tu compañía para seguir este apasionante camino. Un fuerte abrazo, y nos vemos pronto de nuevo en el Constructor de Mundos.   

By | 2017-12-24T17:15:51+00:00 diciembre 24th, 2017|Mitología|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment